Blografia.net

noviembre 02, 2022

Diario de un Mexicano en Japon

Nivel 44

De verdad que siento que fue apenas hace unos meses cuando subí al 4to. piso. Tanto pasó en tan poco tiempo, en especial en el último año, que de plano perdí la noción del mismo, aunque para bien. Un día a la vez. Es el truco que mejor me ha funcionado, y lo que me sigo diciendo cuando se presentan situaciones complicadas.

Creo que lo más importante en este momento es sentarme a respirar, a dejar que las cosas fluyan, y a pensar en el futuro. Parece mentira, pero creo que es tiempo de comenzar a pensar en lo que será mi vida dentro de 16 años. Falta mucho, sí, pero también se siente como si hubiera sido hace unos pocos años cuando llegué a Japón, becado, lleno de sueños, siendo todavía joven y, en gran medida, inexperto. No me “falta barrio”, pero las cosas cuando tienes esta edad y una familia a tu lado ya no son las mismas de hace 20, 25 primaveras. Me siento frustrado en algunos ámbitos, exitoso en otros, normal en todavía otros y “principiante” en muchos más.

Como sea, hoy estoy aquí, un año más… sin todavía creérmela por completo de que salí del mega hoyo en el que estaba el año pasado. Alguien me dijo justamente el año pasado: “Un día a la vez, una cosa a la vez. Ahora no estás en tu mejor momento, pero esta experiencia te ayudará a convertirte en una mejor versión de ti mismo. Hoy, con 44 años a cuestas y saliendo de una depresión, creo que, en efecto, soy una mejor versión de lo que era antes. Bien dice el dicho que más sabe el diablo por viejo.

¡Felicidades! Y, ¡ánimo! Ya falta menos para el bungee 🙂

The post Nivel 44 first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

noviembre 02, 2022 03:00

octubre 23, 2022

Diario de un Mexicano en Japon

Tokyo Game Show 2022

En los últimos meses he estado poniendo especial cuidado en darme tiempo para mí mismo. Escapar de las obligaciones de jefe de familia no es opción, pero sí lo es poder ponerles pausa aunque sea por un breve momento al día.

Creo que ya había comentado que he ido recuperando el gusto por los videojuegos. Creo firmemente que ésa ha sido una de las principales válvulas de escape que me ha ayudado a mejorar. No obstante, no debo negar que todavía hay días difíciles, en donde no todo sale como yo habría querido, pero es en especial en esas ocasiones en las que me pongo en el estado de “un día a la vez”, y vaya que sirve. La meditación también ha ayudado mucho, pero he de ser sincero en este punto y decir que tengo ya más de un mes de no practicarla.

Después de que el evento se canceló, y luego nada más se hizo de forma virtual, regresamos este año al no tan majestuoso Tokyo Game Show. El calificativo no pretende ser despectivo, sino más bien descriptivo, pues es el primer intento de volver a tener público después de 2 años, aunque es cierto que todavía estamos en pandemia.

Un mensaje muy muy cierto: nada los puede detener

Visible ausencia de grandes expositores hizo que, en general, pudiéramos recorrer prácticamente todo el evento en un solo día, cosa que nunca nos había pasado. Y uso la conjugación de la primera persona del plural porque asistí al evento con el nada más y nada menos famoso Gifurama. El caso es que el evento sí estuvo bien, no había tanta gente y lo pude disfrutar como tenía mucho tiempo de no disfrutar algo así. Y por lo mismo de la falta de expositores no se tuvo la misma cantidad de edecanes… digo, hicieron falta juegos… sí, eso.

Tuve la oportunidad de jugar Street Fighter 6, aunque fue muy poco (15 minutos), pero fueron suficientes para darme cuenta de que el juego pinta mucho mejor de como lo hizo el 5 cuando recién iba a salir. Ya se hizo una prueba beta cerradad y hay infinidad de videos y contenido al respecto en igual número de lugares en la red, por lo que creo que no hay necesidad de ahondar en este tema.

También pude probar el Playstation VR2 y Resident Evil VIII, título que por cierto todavía no juego. El poco tiempo que tuve fue suficiente para convencerme de que quiero comprar el dispositivo cuando esté disponible, pero quizá mi punto de vista esté sesgado porque realmente casi no he probado otros dispositivos de VR (Index, Quest, Pico).

Steam Deck

Ustedes no están para saberlo ni yo para contarlo, pero durante el tiempo en el que estuve intentando hacerme de un PS5 comencé a aprender un poco acerca de los juegos en computadora. Siempre había sido un “consolero” al 100%, y todavía tengo títulos pendientes en el PS4, pero la falta de motivación para prender una consola causada por el incontable número de intentos fallidos por ganarme el derecho a comprar un PS5 me orilló a ponerle atención a mi cuenta de Steam, que estaba con telarañas por falta de uso, y a darme cuenta de lo que me estaba perdiendo y de por qué los “PC Master Racers” ven con cierto desdén a las consolas. Pero permítanme explicarles algo con un poco más de detalle:

Todo lo anterior ha causado cierto rencor entre los japoneses porque dicen que Sony ha puesto a Japón en segundo plano con respecto a la consola comparado con otros países (principalmente Estados Unidos). Y de hecho, ese sentimiento ha sido uno de los principales motores que han hecho que el PC Gaming haya crecido de manera sorprendente en Japón durante el último año (https://exputer.com/news/industry/japan-valve-steam-deck). Entonces, como podrán darse cuenta, poder comprar un PS5 en Japón es más cuestión de suerte que otra cosa. Incluso gente reconocida y destacada del medio de los videojuegos en Japón se ha expresado al respecto.

Lo anterior, aunado a mi mala suerte, me llevó a incrementar el número de juegos en mi cuenta de Steam, a entender más sobre el refresh rate de los monitores; a aprender sobre los teclados mecánicos y los diferentes tipos de switch que existen; a conocer el potencial de mi triste GTX-1080 que compré hace más de un lustro; a entender el gusto/disgusto por los monitores ultrawide; y en general, a adentrarme al mundo de los juegos en PC.

El teclado con el que trabajo. Al fondo, el teclado con el que estoy escribiendo esto. Además, 3 diferentes mouse

Que por fin haya salido premiado en una de esas rifas fue nada más cuestión de suerte, y para ser sincero, el derecho de compra del PS5 me llegó en un momento no necesariamente adecuado, pero viendo todo el tiempo y esfuerzo invertidos en la búsqueda de la consola me obligó a dar el famosísimo tarjetazo… Sí, es un lujo, pero uno que siento que tenía que darme después de todo lo que he pasado, y lo que falta.

Y toooooodo lo anterior fue nada más para ponerlos en contexto de lo mucho que me sorprendió ver al Steam Deck en vivo y a todo color. Es definitivamente una consola que estoy considerando adquirir el año que entra… aunque de consolas portátiles también tengo mucho que contarles, pero eso será en otro escrito.

En resumen, me divertí muchísimo. Vi a varios excelentes amigos a los que ya tenía mucho de no hacerlo. La sección de juegos indies fue sin duda lo mejor del evento, que aunque con carencias, abstinencias y ausencias, se extrañaba, sobre todo porque para mí es casi casi ley asistir a él desde que vivo en Japón. Sí, es cierto: cuando vivía en Fukuoka nada más asistí un par de veces, pero desde que vivo en Tokio, cada año he estado ahí, y la idea es continuar con esa tradición tanto como me sea posible.

Chun Li da fe de la legalidad de mi pérdida de peso. El bungee se acerca cada día más 🙂

Para concluir, aquí les dejo una serie de fotos tomadas en el evento. Poco a poco, pero ahí la llevo para convertirme en una mejor versión de mí mismo, después de sufrir tanto por la mugre depresión.

The post Tokyo Game Show 2022 first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

octubre 23, 2022 10:19

octubre 14, 2022

Gwolf

Learning some Rust with Lars!

A couple of weeks ago, I read a blog post by former Debian Developer Lars Wirzenius offering a free basic (6hr) course on the Rust language to interested free software and open source software programmers.

I know Lars offers training courses in programming, and besides knowing him for ~20 years and being proud to consider us to be friends, have worked with him in a couple of projects (i.e. he is upstream for vmdb2, which I maintain in Debian and use for generating the Raspberry Pi Debian images) — He is a talented programmer, and a fun guy to be around.

I was admitted to the first cohort of students of this course (please note I’m not committing him to run free courses ever again! He has said he would consider doing so, specially to offer a different time better suited for people in Asia).

I have wanted to learn some Rust for quite some time. About a year ago, I bought a copy of The Rust Programming Language, the canonical book for learning the language, and started reading it… But lacked motivation and lost steam halfway through, and without having done even a simple real project beyond the simple book exercises.

How has this been? I have enjoyed the course. I must admit I did expect it to be more hands-on from the beginning, but Rust is such a large language and it introduces so many new, surprising concepts. Session two did have two somewhat simple hands-on challenges; by saying they were somewhat simple does not mean we didn’t have to sweat to get them to compile and work correctly!

I know we will finish this Saturday, and I’ll still be a complete newbie to Rust. I know the only real way to wrap my head around a language is to actually have a project that uses it… And I have some ideas in mind. However, I don’t really feel confident to approach an already existing project and start meddling with it, trying to contribute.

What does Rust have that makes it so different? Bufff… Variable ownership (borrow checking) and values’ lifetimes are the most obvious salient idea, but they are relatively simple, as you just cannot forget about them. But understanding (and adopting) idiomatic constructs such as the pervasive use of enums, understanding that errors always have to be catered for by using expect() and Result<T,E>… It will take some time to be at ease developing in it, if I ever reach that stage!

Oh, FWIW — Interested related reading. I am halfway through an interesting article, published in March in the Communications of the ACM magazine, titled «Here We Go Again: Why Is It Difficult for Developers to Learn Another Programming Language?», that presents an interesting point we don’t always consider: If I’m a proficient programmer in the X programming language and want to use the Y programming language, learning it… Should be easier for me than for the casual bystander, or not? After all, I already have a background in programming! But it happens that mental constructs we build for a given language might hamper our learning of a very different one. This article presents three interesting research questions:

  1. Does cross-language interference occur?
  2. How do experienced programmers learn new languages?
  3. What do experienced programmers find confusing in new languages?

I’m far from reaching the conclusions, but so far, it’s been a most interesting read.

Anyway, to wrap up — Thanks Lars! I am learning (although at a pace that is not magically quick… But I am aware of the steep learning curve of the language) quite a bit of a very interesting topic, and I’m also enjoying the time I spend in front of my computer on Saturday.

octubre 14, 2022 05:11

septiembre 23, 2022

Gwolf

6237415

Years ago, it was customary that some of us stated publicly the way we think in time of Debian General Resolutions (GRs). And even if we didn’t, vote lists were open (except when voting for people, i.e. when electing a DPL), so if interested we could understand what our different peers thought.

This is the first vote, though, where a Debian vote is protected under voting secrecy. I think it is sad we chose that path, as I liken a GR vote more with a voting process within a general assembly of a cooperative than with a countrywide voting one; I feel that understanding who is behind each posture helps us better understand the project as a whole.

But anyway, I’m digressing… Even though I remained quiet during much of the discussion period (I was preparing and attending a conference), I am very much interested in this vote — I am the maintainer for the Raspberry Pi firmware, and am a seconder for two of them. Many people know me for being quite inflexible in my interpretation of what should be considered Free Software, and I’m proud of it. But still, I believer it to be fundamental for Debian to be able to run on the hardware most users have.

So… My vote was as follows:

[6] Choice 1: Only one installer, including non-free firmware
[2] Choice 2: Recommend installer containing non-free firmware
[3] Choice 3: Allow presenting non-free installers alongside the free one
[7] Choice 4: Installer with non-free software is not part of Debian
[4] Choice 5: Change SC for non-free firmware in installer, one installer
[1] Choice 6: Change SC for non-free firmware in installer, keep both installers
[5] Choice 7: None Of The Above

For people reading this not into Debian’s voting processes: Debian uses the cloneproof Schwatz sequential dropping Condorcet method, which means we don’t only choose our favorite option (which could lead to suboptimal strategic voting outcomes), but we rank all the options according to our preferences.

To read this vote, we should first locate position of “None of the above”, which for my ballot is #5. Let me reorder the ballot according to my preferences:

[1] Choice 6: Change SC for non-free firmware in installer, keep both installers
[2] Choice 2: Recommend installer containing non-free firmware
[3] Choice 3: Allow presenting non-free installers alongside the free one
[4] Choice 5: Change SC for non-free firmware in installer, one installer
[5] Choice 7: None Of The Above
[6] Choice 1: Only one installer, including non-free firmware
[7] Choice 4: Installer with non-free software is not part of Debian

This is, I don’t agree either with Steve McIntyre’s original proposal, Choice 1 (even though I seconded it, this means, I think it’s very important to have this vote, and as a first proposal, it’s better than the status quo — maybe it’s contradictory that I prefer it to the status quo, but ranked it below NotA. Well, more on that when I present Choice 5).

My least favorite option is Choice 4, presented by Simon Josefsson, which represents the status quo: I don’t want Debian not to have at all an installer that cannot be run on most modern hardware with reasonably good user experience (i.e. network support — or the ability to boot at all!)

Slightly above my acceptability threshold, I ranked Choice 5, presented by Russ Allbery. Debian’s voting and its constitution rub each other in interesting ways, so the Project Secretary has to run the votes as they are presented… but he has interpreted Choice 1 to be incompatible with the Social Contract (as there would no longer be a DFSG-free installer available), and if it wins, it could lead him to having to declare the vote invalid. I don’t want that to happen, and that’s why I ranked Choice 1 below None of the above.

[update/note] Several people have asked me to back that the Secretary said so. I can refer to four mails: 2022.08.29, 2022.08.30, 2022.09.02, 2022.09.04.

Other than that, Choice 6 (proposed by Holger Levsen), Choice 2 (proposed by me) and Choice 3 (proposed by Bart Martens) are very much similar; the main difference is that Choice 6 includes a modification to the Social Contract expressing that:

The Debian official media may include firmware that is otherwise not
part of the Debian system to enable use of Debian with hardware that
requires such firmware.

I believe choices 2 and 3 to be mostly the same, being Choice 2 more verbose in explaining the reasoning than Choice 3.

Oh! And there are always some more bits to the discussion… For example, given they hold modifications to the Social Contract, both Choice 5 and Choice 6 need a 3:1 supermajority to be valid.

So, lets wait until the beginning of October to get the results, and to implement the changes they will (or not?) allow. If you are a Debian Project Member, please vote!

septiembre 23, 2022 04:03

septiembre 10, 2022

Diario de un Mexicano en Japon

“Marranez”

Ustedes disculparán que utilice una palabra inexistente, pero en verdad creo que ninguna de las que están en el diccionario puede describir la situación en la que me encontraba. Noten el tiempo verbal usado en “encontrar”.

Para ponerlos en contexto, permítanme presentarles al protagonista y causante de todo:

Saben buenísimos

“Pota Pota Yaki”, un senbei (como una galleta) sabor azúcar y salsa de soya.

El año pasado estos fueron mis fieles compañeros durante mis momentos más difíciles. Sea cual fuera el pretexto, diario estaban conmigo después de la comida, y me llegaba a comer hasta 12 o 15 al día. Cada uno contiene 30.5 calorías, así que saquen la cuenta. Eso, más estar sentado todo el día (porque ni ejercicio hacía), más las 3 comidas diarias es la receta perfecta para estar más o menos así:

Does whatever a spider pig does ♪

Si bien antes de la depresión no estaba realmente en forma, el medicamento, el sedentarismo y la ansiedad se combinaron para implantar un nuevo récord en mi nivel de marranez: 98.8 kg.

Estoy casi seguro de que en algún momento llegué (o incluso rebasé) los 100 kg., pero no solía pesarme. Esos 98.8 son “oficiales” porque fue lo que pesé en mi revisión médica anual, la cual fue en noviembre de 2021, pero de ahí a enero de este año, cuando decidí ir al médico más bien forzado a hacerlo por tener el ácido úrico alto (entre otras cosas que no salieron muy bien en los estudios que me hicieron) es casi un hecho de que había subido de peso. Pero desde el momento que decidí que, una vez saliendo de la clínica me iba a poner en serio a ver cómo diantres bajaba de peso, no me quise pesar… por miedo a ver un número de 3 cifras en la báscula.

Pero he de confesar algo: justo antes de entrar a la clínica atravesé la calle para ir al 7/11 a comprarme un “melon pan” (acento omitido intencionalmente para que lo lean como se pronuncia メロンパン, que “nada más” tiene como 500 calorías. Fue mi último gusto antes de dar el siguiente paso.

Parecen conchas, pero no saben igual

A partir de ese día a mediados de enero, hice una serie de cambios que, si bien pueden parecer simples, la verdad es que no lo son; y no es por vanagloriarme, sino que realmente cuesta mucho trabajo la transición: primero decidirse a hacer algo, luego ponerlo en práctica, y después mantenerse firme en la decisión tomada. Nunca de los nuncas me burlé de nadie que estuviera siguiendo una dieta, pero tampoco entendía el gran esfuerzo que requiere hacerlo.

¿Cuáles fueron esos cambios?

Ya. No voy a gimnasios, ni tengo un régimen de entrenamiento “pesado”. Me gusta mucho hacer ejercicio, pero decidí llevármela tranquila y confiar en que lo anterior diera resultados. Además, el hecho de caminar diario me ayudó a descubrir otro pasatiempo que realmente pensaba que no era para mí: los audiolibros. Ya escribiré más detalladamente al respecto, pero he “escuchado” una gran cantidad de obras durante todos estos meses.

Pero sobre todo, la motivación más grande era sentirme bien.

Emi decía que parecía que tenía una pelota en la panza. Mi hijo mayor decía que estaba gordísimo. Yo hacía oídos sordos a los comentarios…o eso quería creer. La realidad es que sí me comenzó a afectar el hecho de que los demás me percibieran así… pero lo más sorprendente (para mí) fue que realmente NUNCA pensaba que estaba gordo. Me veía al espejo, incluso completamente desnudo, y me decía “es que la verdad no me veo tan gordo”. Les juro que así me veía y así pensaba. Pero el “bajón” a la realidad fue cuando vi los resultados del examen médico. Los números no mienten. Mi autopercepción podía ser complaciente, pero los datos ahí estaban, y si continuaba de esa forma, estaba aumentando las probabilidades de contraer alguna enfermedad grave (o crónica).

Entendí lo que dicen: te llega el momento de decir “voy a cambiar”, pero no influenciado por opiniones o comentarios de terceros, ni por impresionar a alguien más. Es por ti, para ti, y solamente para ti.

No les miento: el primer mes fue muy difícil. Las verduras siempre me han gustado, así que por eso no había problema, pero quedarse con la sensación de “todavía quiero comer, pero ya no debo” es una tentación enorme. Y todavía lo fue más ahora que estuve en México en mayo. Imagínense lo que es querer atascarse de todo lo que no puedo comer de este lado del charco y tener que limitarse, y en algunos casos hasta abstenerse, de degustar algo de la rica gastronomía mexicana.

Todo, sin embargo, rinde frutos si se es constante. Y hoy les quiero compartir, o si quieren hasta presumir (aquí sí voy a ser presuntuoso por un momento), lo siguiente:

Me peso cada semana

La primera meta que quería cumplir era tener un 7 en las decenas de mi peso. Mido 1.73 metros, por lo que mi peso ideal será entre 73-75 kg, pero lo que quería llegar a ver primero era ese mágico 7, al que no veía desde hace… quizá más de una década.

Pero aquí no termina todo. Si bien sería excelente llegar a mi peso ideal (y mantenerlo), la siguiente meta es 76 kg. Y ahora tengo una motivación extra, que hago pública aquí:

Al llegar a los 76kg, me voy a aventar del Bungee Jump por primera vez en mi vida

Hasta planeo tomar video y hacer transmisión en vivo cuando lo haga. ¿En dónde? No sé. ¿Cuándo? Tampoco sé. No tengo prisa. Siempre he querido aventarme del Bungee para experimentar esa sensación, pero Emi me decía que, por mi peso, no quería que lo hiciera. Así que le dije “Bueno… entonces ahora que estoy bajando de peso, si llego a 76 me voy a aventar”, a lo que comentó que estaba bien, porque era algo que yo quería hacer y sería una buena excusa para seguir bajando de peso.

Así que… la aventura todavía no termina 😀 Estén al pendiente. Avisaré con tiempo cuando haya llegado el momento, porque la verdad, o mejor dicho, la neta, sí quiero compartir ese momento con quien quiera verlo.

Tweet
The post “Marranez” first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

septiembre 10, 2022 11:07

agosto 12, 2022

Diario de un Mexicano en Japon

自分らしさ

Durante una buena cantidad de días estuve pensando en cuál sería un buen título para este escrito, pero no se me ocurría realmente nada. Ha pasado tiempo desde la última vez que escribí aquí (pero he seguido respondiendo comentarios), y quería reflejar en palabras, tan concisas como sea posible, lo que ha acaecido acá con su servilleta. Ayer, que de plano andaba pensando en otra cosa mientras salía a caminar con mi hijo (el menor), de repente me vino a la mente la palabra que fue elegida y que ahora ven como la corona de esto. No obstante, lo más curioso es que en cuanto me vino a la mente, ya estaba decidido que no la iba a traducir, y que así se quedaría para la posteridad.

Obviamente no quiero hacerlos leer un ensayo antes de explicar el significado de dicha palabra.

自分らしさ se lee “jibun rashisa”, y simplemente significa “individualidad”, “personalidad”, es decir, las características que hacen que uno sea único.

Hace poco más de un año, mi terapeuta en Guadalajara me dijo que tendría que encontrar nuevas formas de lidiar con el estrés, de saber enfrentar situaciones con determinadas personas, y sobre todo, redefinirme a mí mismo, para evitar volver a caer en el estado en el que me encontraba (que neta no se lo deseo a nadie). En ese entonces, por mi cabeza lo único que tenía cabida era imaginarme cómo sería no sentirme de esa manera; añoraba, y veía muy, pero muy lejano, el día en el que pudiera despertar y decir que me sentía bien; sencillamente, se sentía imposible. Un gran amigo en Guadalajara me decía que a él le tomó como año y medio considerarse fuera de depresión. Yo, por mi parte, pensaba que no llegaría a final de año, y no porque me quisiera suicidar ni mucho menos, sino porque pensaba, no, sentía que la situación me iba a terminar doblegando, que no importaría cuánto me pudiera esforzar, seguramente ese sentimiento de angustia me iba a terminar “comiendo”. Todo era una catástrofe. Y aun así, tenía que seguir trabajando, siendo esposo y padre de familia. No veía tiempo para mí, pero no es que no lo tuviera, sino que el poco que estaba disponible lo ocupaba en pensar lo miserable que me sentía.

De ahí salió lo de la categoría “El pozo”. “La escalera” fue la contraparte: la esperanza de encontrar los peldaños que me ayudarían a salir de la profundidad y oscuridad en la que me hallaba envuelto. Quería aferrarme a algo, lo que fuera, con tal de palpar esa esperanza, que a decir verdad sonaba más como un sueño inacanzable que como una meta asequible. En pocas palabras: estaba desesperado.

“Redefinirme a mí mismo”. “Buscar nuevas formas de defensa”. “Aceptar la situación no significa que uno se tiene que conformar con ella, sino que es el primer paso para salir de ella”. Muchas de las técnicas y consejos de mi terapeuta, de otros grandiosos conocidos por internet, de grandes amigos y de la familia, tenían sentido, pero… ¿cómo lograrlo? NPI, al menos no en esos momentos.

Hoy es 12 de agosto de 2022. Creo que por fin comienzo a entender todo eso.

Aceptarse a uno mismo. Creía que lo hacía (y que lo hacía muy bien), pero me di cuenta de que no era cierto. Me castigaba mentalmente, y en la gran mayoría de las veces inconscientemente, por muchísimas cosas que no había logrado, que no sabía cómo hacerlas y que creía que debería saber. Estaba 100% seguro de que no estaba tratando de ser alguien diferente debido a las expectativas que otros tienen de mí, y era cierto: la presión social, comentarios negativos, burlas, etc., realmente no me afectaban. No obstante, estaba increíblemente presionado por agradarle, por gustarle, por tener aunque sea un poquito de aprobación de una sola persona. Y el resultado fue que, sin querer, estaba viviendo totalmente para eso. Mis energías eran dedicadas en casi su totalidad en que esa persona volteara y me dijera cualquier palabra, o ni eso, aunque fuera un simple gesto, de aprobación. Y fueron muchos, muchos años con esa mentalidad a cuestas. Esa persona era una sombra siempre presente, siempre exigente y demandante, y yo no lo notaba porque para mí era normal sentir esa presión, esa angustia leve pero constante, por tener su atención y por poder satisfacer sus demandas tanto como me fuera posible.

Esa persona tiene nombre, pero prefiero nombrarla por un pronombre que creo que lo hace mucho más directo: YO.

Muchos de ustedes, los pocos o muchos que lean esto, pensarán que de plano ya ando chocheando, ya di el rucazo, ya valí verdura o cosas similares. Bueno… la edad no me la puedo quitar (pinches años, sí pesan), peeeeeero, la experiencia tampoco me la puedo quitar. Ni moño jovenazos, más sabe el diablo por viejo 😛

Y es que todo comenzó a tener sentido cuando esa enorme sombra que envolvía tomó forma y nombre. Y ahí me cayó el veinte de “redefinirme a mí mismo”… o al menos eso creo.

Vamos a ver si lo puedo poner en palabras:

Siempre he creído que la esencia de una persona realmente no cambia, por muchos razgos de su personalidad que puedan variar con el paso de los años. Para mí, mantener esa esencia siempre ha sido como mi filosofía de vida; por algo el dicho japonés (bueno, no es propiamente un dicho, es un 四字熟語 (yojijukugo, una frase idiomática compuesta por 4 caracteres) 初志貫徹 (shoshikantetsu) es la firma en mi correo personal (significa algo así como mantener siempre la intención original de uno. Matener siempre los ideales). El problema no es tanto que la filosofía esté mal, sino que, bajita la mano, exageraba en su aplicación (repito, de forma inconsciente). Entonces era de estar siempre, siempre, con la mente en alcanzar ese ideal que andaba en mi cabeza, pero de verdad: siempre. No está nada mal tener una meta y que todo tu esfuerzo vaya encaminado hacia ella; lo que está mal es que esa meta se convierta en obsesión, y que te olvides del aquí y del ahora, o mejor dicho, que lo intercambies por el “hubiera”, “debería”, y que por ellos todo lo demás se nublara, perdiera validez, emoción, diversión. Decía que yo nunca he buscado la perfección, pero la imagen que perseguía era la de mi yo “perfecto” (bajo mi lupa, claro), y así estuve durante muchísimo tiempo, hasta que de plano todo se juntó y “explotó”, y sin esa imagen o sombra siempre vigilante… ¿qué o quién iba a ser yo ahora? ¿Por qué, si siempre había sido fiel a mis principios, no sentía realmente que hubiera avanzado en mi vida, que había alcanzado metas (si bien no necesariamente las que yo quería, pero metas a fin de cuentas) y que, comparativamente hablando, estaba mejor que antes? Esa sombra se hizo mucho más pequeña y translúcida, lo que significaba que ya no me estaba arriando a donde ella quería, lo que me dejó completamente perdido, desolado, y con la zozobra de que ní sabía quién era, qué había hecho y a dónde quería ir. Es más: sí sabía a dónde quería ir, pero me angustiaba no tener idea de cómo iba a llegar ahí si ahora la única guía que me había estado llevando de la mano (y dándome latigazos gratis) ya no furulaba. Ésa nueva guía, esas nuevas formas, son la redefinición que estaba buscando.

Pero lo mejor del caso es que:

A lo que voy es que estoy aceptando aplicar en mí mismo lo que he aplicado desde siempre con otras situaciones en las que tenía que aprender algo: nunca tener miedo de comenzar algo, nunca pensar en que no voy a poder con X o Y problema, sino entrarle a los fregadazos y buscar la manera de resolverlo, y si no se puede, documentar qué se hizo para que a la próxima ya sepa que por ahí no es. Pero todo en mí, hacia mí, para que esa sombra no comience a crecer de nuevo de forma inconsciente y me vaya a ir mucho peor que antes.

Así que: adiós yo, y hola de nuevo, yo. Ya que me di un enorme clavado en mi mente y me di cuenta de lo jija de la fregada que puede llegar a ser si uno no la controla, ahora comienza esa redefinición, esa 自分らしさ que tanto quería sacar pero que por la misma obsesión nomás no se dejaba.

Creo que hoy puedo decir que ya estoy fuera del pozo, pero he entendido que no es posible taparlo y que siempre va a estar ahí. Entonces, lo mejor es saber que ahí está, poner un letrero que diga “Cuidado, pozo”, y no darle mayor importancia. El pozo es un agujerito que está en medio de un enorme mar de ideas y pensamientos. Ese letrerito me ayudará a recordar que ahí está y que tengo que tener cuidado porque me puedo caer.

Como siempre, los Simpson lo habían predicho
The post 自分らしさ first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

agosto 12, 2022 01:59

mayo 30, 2022

Gwolf

On to the next journey

Last Wednesday my father, Kurt Bernardo Wolf Bogner, took the steps towards his next journey, the last that would start in this life. I cannot put words to this… so just sharing this with the world will have to suffice. Goodbye to my teacher, my friend, the person I have always looked up to.

Some of his friends were able to put in words more than what I can come up with. If you can read Spanish, you can read the eulogy from the Science Academy of Morelos.

His last project, enjoyable by anybody who reads Spanish, is the book with his account of his youth travels — Asia, Africa and Europe, beteen 1966 and 1970. You can read it online. And I have many printed copies, in case you want one as well.

We will always remember you with love.

mayo 30, 2022 03:46

mayo 18, 2022

Victor Martínez

Lo que piensa un hijo de su padre

Escuchando a Gerry Garbulsky en su podcast Aprender de Grandes el capítulo 121, «mi viejo» al inicio, viene una declamación muy parecida, si no la misma que se encuentra en el comercial de mi papi es el mejor del mundo y que transcribo a continuación:

Lo que piensa un hijo de su padre

A los cuatro años de edad «mi papí puede hacer de todo»

A los cinco: «mi papi lo sabe todo»

A los seis «mi papi  es más sabio que el tuyo»

A los ocho «creo que tal vez mi papi no sabe exactamente de todo

A los diez «en la antigüedad cuando mi papi estaba creciendo las cosas si que eran diferentes»

A los trece «naturalmente mi papi no sabe de eso, es demasiado mayor como para que se acuerde de su niñez»

A los quince «no le hagas caso a mi papá el es tan chapado a la antigua»

A los diecisiete «a veces me pregunto como mi viejo puede salir adelante con lo poco que entiende de las cosas»

A los veintiuno «el viejo, dios mio el pobre está totalmente despistado, no es de esta época»

A los veinticinco «creo que mi papi sabe algo de esto, es lógico pues el ha vivido bastante tiempo»

A los treinta «tal vez debería consultar con mi viejo para ver que piensa el, después de todo el ha tenido mucha experiencia»

A los cuarenta «no voy a hacer nada antes de consultar con mi viejo»

A los cincuenta «me pregunto cómo habría pensado esto mi papá, era tan sabio y tuvo un mundo de experiencia»

A los cincuenta y cinco «daria cualquier cosa porque mi viejo estuviera con nosotros ahora, para poder hablar de esto con el, lastima que no comprendí a tiempo lo sabio que era, hubiera podido aprender tanto de él».

Por acá el video del podcast https://youtu.be/YHAMFcjsOVc

Me encontré que probablemente el texto original es el siguiente por Ann Landers

My Father Through The Years (In Loving Memory Dad Poems)

When I was 4 years old – ‘My Daddy can do anything’

When I was 5 years old – ‘My Daddy knows a whole lot’

When I was 6 years old – ‘My Dad is smarter than your Dad’

When I was 8 years old – ‘My Dad doesn’t know exactly everything’

When I was 10 years old – ‘In the olden days when my Dad grew up, things were so different’

When I was 12 years old – ‘Oh well, naturally Dad doesn’t know anything about that, he is too old to remember his childhood’

When I was 14 years old – ‘Don’t pay any attention to my Dad, he is so old fashioned’

When I was 21 years old – Him? He’s hopelessly out of date!’

When I was 25 years old – ‘Dad knows about it but then he should, he’s been around so long.’

When I was 30 years old – ‘Maybe we should ask Dad what he thinks, after all, he’s had a lot of experience’

When I was 35 years old – ‘I’m not doing a single thing until I talk to Dad!’ When I was 40 years old – ‘I wonder how Dad would’ve handled it, he was so wise’

When I was 50 years old – ‘I’d give anything if Dad were here now so I could talk this over with him. Too bad I didn’t appreciate how smart he was. I could’ve learned a lot from him.’

By – Ann Landers

La transcripción de arriba es de: https://www.all-greatquotes.com/my-father-through-the-years-ann-landers-in-loving-memory-dad-memorial-poems-dad-in-memoriam-verses/

No tuve la sabiduría de grabar las charlas que tuve con mi padre, siempre dijo que con todo lo que sabía y le había pasado iba a escribir un libro y lo anime a que lo grabara, escribiera, videograbara, pero siempre pensó que habría tiempo para hacerlo después, y como luego pasa no se hizo.

Entre los desvaríos que escribo recuperó mucho de lo que él me platico y lo que pude aprender de él, quiero como un ejercicio recuperar varias historias que contaba que me dejaron algún aprendizaje y que otros que me parecen hasta mejores que mis propias entradas, que no pase que lo que digo, no quede plasmado por ningún lado.

mayo 18, 2022 08:36

Gwolf

I do have a full face

I have been a bearded subject since I was 18, back in 1994. Yes, during 1999-2000, I shaved for my military service, and I briefly tried the goatee look in 2008… Few people nowadays can imagine my face without a forest of hair.

But sometimes, life happens. And, unlike my good friend Bdale, I didn’t get Linus to do the honors… But, all in all, here I am:

Turns out, I have been suffering from quite bad skin infections for a couple of years already. Last Friday, I checked in to the hospital, with an ugly, swollen face (I won’t put you through that), and the hospital staff decided it was in my best interests to trim my beard. And then some more. And then shave me. I sat in the hospital for four days, getting soaked (medical term) with antibiotics and otherstuff, got my recipes for the next few days, and… well, I really hope that’s the end of the infections. We shall see!

So, this is the result of the loving and caring work of three different nurses. Yes, not clean-shaven (I should not trim it further, as shaving blades are a risk of reinfection).

Anyway… I guess the bits of hair you see over the place will not take too long to become a beard again, even get somewhat respectable. But I thought some of you would like to see the real me™ 😉

PS- Thanks to all who have reached out with good wishes. All is fine!

mayo 18, 2022 02:52

mayo 03, 2022

Gwolf

Using a RPi as a display adapter

Almost ten months ago, I mentioned on this blog I bought an ARM laptop, which is now my main machine while away from home — a Lenovo Yoga C630 13Q50. Yes, yes, I am still not as much away from home as I used to before, as this pandemic is still somewhat of a thing, but I do move more.

My main activity in the outside world with my laptop is teaching. I teach twice a week, and… well, having a display for my slides and for showing examples in the terminal and such is a must. However, as I said back in August, one of the hardware support issues for this machine is:

No HDMI support via the USB-C displayport. While I don’t expect
to go to conferences or even classes in the next several months,
I hope this can be fixed before I do. It’s a potential important
issue for me.

It has sadly… not yet been solved ☹ While many things have improved since kernel 5.12 (the first I used), the Device Tree does not yet hint at where external video might sit.

So, I went to the obvious: Many people carry different kinds of video adaptors… I carry a slightly bulky one: A RPi3 😐

For two months already (time flies!), I had an ugly contraption where the RPi3 connected via Ethernet and displayed a VNC client, and my laptop had a VNC server. Oh, but did I mention — My laptop works so much better with Wayland than with Xorg that I switched, and am now a happy user of the Sway compositor (a drop-in replacement for the i3 window manager). It is built over WLRoots, which is a great and (relatively) simple project, but will thankfully not carry some of Gnome or KDE’s ideas — not even those I’d rather have. So it took a bit of searching; I was very happy to find WayVNC, a VNC server for wlroot-sbased Wayland compositors. I launched a second Wayland, to be able to have my main session undisturbed and present only a window from it.

Only that… VNC is slow and laggy, and sometimes awkward. So I kept searching for something better. And something better is, happily, what I was finally able to do!

In the laptop, I am using wf-recorder to grab an area of the screen and funnel it into a V4L2 loopback device (which allows it to be used as a camera, solving the main issue with grabbing parts of a Wayland screen):

/usr/bin/wf-recorder -g '0,32 960x540' -t --muxer=v4l2 --codec=rawvideo --pixelformat=yuv420p --file=/dev/video10

(yes, my V4L2Loopback device is set to /dev/video10). You will note I’m grabbing a 960×540 rectangle, which is the top ¼ of my screen (1920x1080) minus the Waybar. I think I’ll increase it to 960×720, as the projector to which I connect the Raspberry has a 4×3 output.

After this is sent to /dev/video10, I tell ffmpeg to send it via RTP to the fixed address of the Raspberry:

/usr/bin/ffmpeg -i /dev/video10 -an -f rtp -sdp_file /tmp/video.sdp rtp://10.0.0.100:7000/

Yes, some uglier things happen here. You will note /tmp/video.sdp is created in the laptop itself; this file describes the stream’s metadata so it can be used from the client side. I cheated and copied it over to the Raspberry, doing an ugly hardcode along the way:

user@raspi:~ $ cat video.sdp
v=0
o=- 0 0 IN IP4 127.0.0.1
s=No Name
c=IN IP4 10.0.0.100
t=0 0
a=tool:libavformat 58.76.100
m=video 7000 RTP/AVP 96
b=AS:200
a=rtpmap:96 MP4V-ES/90000
a=fmtp:96 profile-level-id=1

People familiar with RTP will scold me: How come I’m streaming to the unicast client address? I should do it to an address in the 224.0.0.0–239.0.0.0 range. And it worked, sometimes. I switched over to 10.0.0.100 because it works, basically always ☺

Finally, upon bootup, I have configured NoDM to start a session with the user user, and dropped the following in my user’s .xsession:

setterm -blank 0 -powersave off -powerdown 0
xset s off
xset -dpms
xset s noblank

mplayer -msglevel all=1 -fs /home/usuario/video.sdp

Anyway, as a result, my students are able to much better follow the pace of my presentation, and I’m able to do some tricks better (particularly when it requires quick reaction times, as often happens when dealing with concurrency and such issues).

Oh, and of course — in case it’s of interest to anybody, knowing that SD cards are all but reliable in the long run, I wrote a vmdb2 recipe to build the images. You can grab it here; it requires some local files to be present to be built — some are the ones I copied over above, and the other ones are surely of no interest to you (such as my public ssh key or such :-] )

What am I still missing? (read: Can you help me with some ideas? 😉)

Of course, this is a blog post published to brag about my stuff, but also to serve me as persistent memory in case I need to recreate this…

mayo 03, 2022 04:16

abril 07, 2022

Gwolf

How is the free firmware for the Raspberry progressing?

Raspberry Pi computers require a piece of non-free software to boot — the infamous raspi-firmware package. But for almost as long as there has been a Raspberry Pi to talk of (this year it turns 10 years old!), there have been efforts to get it to boot using only free software. How is it progressing?

Michael Bishop (IRC user clever) explained today in the #debian-raspberrypi channel in OFTC that it advances far better than what I expected: It is even possible to boot a usable system under the RPi2 family! Just… There is somewhat incomplete hardware support: For his testing, he has managed to use a xfce environment — but over the composite (NTSC) video output, as HDMI initialization support is not there.

However, he shared with me several interesting links and videos, and I told him I’d share them — there are still many issues; I do not believe it is currently worth it to make Debian images with this firmware.

Before anything else: Go visit the librerpi/lk-overlay repository. Its README outlines hardware support for each of the RPi families; there is a binary build available with nixos if you want to try it out, and instructions to build it.

But what clever showed me that made me write this post… Is the amount of stuff you can do with the RPi’s VPU (why Vision Vector Processing Unit and not the more familiar GPU, Graphical Processing Unit? I don’t really know… But I trust clever’s definitions beyond how I trust my own 😉) before it loads an opearting system:

There’s not too much I can add to this. I was just… Truly amazed. And I hope to see the remaining hurdles for “regular” Linux booting on this range of machines with purely free software quickly go away!

Packaging this for Debian? Well, not yet… not so fast ☹ I first told clever we could push this firmware to experimental instead of unstable, as it is not yet ready for most production systems. However, pabs made some spot-on further questions. And… yes, it requires installing three(!) different cross-compilers, one of which vc4-toolchain, for the VPU is free software, but not yet upstreamed, and hence is not available for Debian.

Anyway, the talk continued long after I had to go. I have gone a bit over the backlog, but I have to leave now – so that will be it as for this blog post 😉

abril 07, 2022 06:40

abril 01, 2022

Victor Martínez

Captación de lluvia

Por ahí he escrito de cómo se llevó a cabo un proyecto de la ciudad especialmente en mi alcaldía  para cosechar la lluvia allá por 2019, el cómo lo presentaron y cómo se pusó en casa por acá.

Lo mejor de todo es que para cuando llegó ese proyecto a mi colonia yo ya había investigado porque me parecía una opción en mi caso por la zona, no para bajar mi consumo de la red, más bien para que cuando se pudiera no consumir de la poca que llega a la ciudad por un par de amigos ya había oído de Isla Urbana y había visto estos dos videos:

La charla Tedx de Enrique Lomnitz que recomiendo ampliamente, ya que explica como fue su historia como buena charla Ted, Lomnitz (2016), Isla Urbana, disponible en youtube https://youtu.be/nmOFIc10_jM

Con el cual por supuesto me entró mayor curiosidad y me encontré con su propio canal donde tienen un documental que fue lo siguiente que vi:

«Cosechando Agua» documental / corto de 2011 de Ximena Urrutia y Pamela Albarrán, donde se cuenta la historia de Enrique y cómo empezó Isla Urbana

Y de la charla que nos dieron en la colonia pues casi es lo que viene en este otro corto de Camaroni Produciones #Captalalluvia de 2016, donde en especial se habla de la crisis de la ciudad de México y la cantidad de días que llueve.

Creo el más completo es el de TEDx pero los otros dos dan información extra que me convenció que era una elección necesaria, en efecto en casa no captamos toda la que quisiéramos ni todo el tiempo que lo deseariamos pero una buena parte se ha logrado hacer y me acabo de dar cuenta que no puse las fotos de como quedó en casa.

abril 01, 2022 02:56

marzo 21, 2022

Gwolf

Long, long, long live Emacs after 39 years

Reading Planet Debian (see, Sam, we are still having a conversation over there? 😉), I read Anarcat’s 20+ years of Emacs. And.. Well, should I brag contribute to the discussion? Of course, why not?

Emacs is the first computer program I can name that I ever learnt to use to do something minimally useful. 39 years ago.


From the Space Cadet keyboard that (obviously…) influenced Emacs’ early design

The Emacs editor was born, according to Wikipedia, in 1976, same year as myself. I am clearly not among its first users. It was already a well-established citizen when I first learnt it; I am fortunate to be the son of a Physics researcher at UNAM, My father used to take me to his institute after he noticed how I was attracted to computers; we would usually spend some hours there between 7 and 11PM on Friday nights. His institute had a computer room where they had very sweet gear: Some 10 Heathkit terminals quite similar to this one:

The terminals were connected (via individual switches) to both a PDP-11 and a Foonly F2 computers. The room also had a beautiful thermal printer, a beautiful Tektronix vectorial graphics output terminal, and some other stuff. The main user for my father was to typeset some books; he had recently (1979) published Integral Transforms in Science and Engineering (that must be my first mention in scientific literature), and I remember he was working on the proceedings of a conference he held in Oaxtepec (the account he used in the system was oax, not his usual kbw, which he lent me). He was also working on Manual de Lenguaje y Tipografía Científica en Castellano, where you can see some examples of TeX; due to a hardware crash, the book has the rare privilege of being a direct copy of the output of the thermal printer: It was not possible to produce a higher resolution copy for several years… But it is fun and interesting to see what we were able to produce with in-house tools back in 1985!

So, what could he teach me so I could use the computers while he worked? TeX, of course. No, no LaTeX (that was published in 1984). LaTeX is a set of macros developed initially by Leslie Lamport, used to make TeX easier; TeX was developed by Donald Knuth, and if I have this information correct, it was Knuth himself who installed and demonstrated TeX in the Foonly computer, during a visit to UNAM.

Now, after 39 years hammering at Emacs buffers… Have I grown extra fingers? Nope. I cannot even write decent elisp code, and can barely read it. I do use org-mode (a lot!) and love it; I have written basically five books, many articles and lots of presentations and minor documents with it. But I don’t read my mail or handle my git from Emacs. I could say, I’m a relatively newbie after almost four decades.

Four decades

When we got a PC in 1986, my father got the people at the Institute to get him memacs (micro-emacs). There was probably a ten year period I barely used any emacs, but always recognized it. My fingers hve memorized a dozen or so movement commands, and a similar number of file management commands.

And yes, Emacs and TeX are still the main tools I use day to day.

marzo 21, 2022 05:45

marzo 17, 2022

Gwolf

Speaking about the OpenPGP WoT on LibrePlanet this Saturday

So, LibrePlanet, the FSF’s conference, is coming!

I much enjoyed attending this conference in person in March 2018. This year I submitted a talk again, and it got accepted — of course, given the conference is still 100% online, I doubt I will be able to go 100% conference-mode (I hope to catch a couple of other talks, but… well, we are all eager to go back to how things were before 2020!)

Anyway, what is my talk about?

My talk is titled Current challenges for the OpenPGP keyserver network. Is there a way forward?. The abstract I submitted follows:

Many free projects use OpenPGP encryption or signatures for various important tasks, like defining membership, authenticating participation, asserting identity over a vote, etc. The Web-of-Trust upon which its operation is based is a model many of us hold dear, allowing for a decentralized way to assign trust to the identity of a given person.

But both the Web-of-Trust model and the software that serves as a basis for the above mentioned uses are at risk due to attacks on the key distribution protocol (not on the software itself!)

With this talk, I will try to bring awareness to this situation, to some possible mitigations, and present some proposals to allow for the decentralized model to continue to thrive towards the future.

I am on the third semester of my PhD, trying to somehow keep a decentralized infrastructure for the OpenPGP Web of Trust viable and usable for the future. While this is still in the early stages of my PhD work (and I still don’t have a solution to present), I will talk about what the main problems are… and will sketch out the path I intend to develop.

What is the relevance? Mainly, I think, that many free software projects use the OpenPGP Web of Trust for their identity definitions… Are we anachronistic? Are we using tools unfit for this century? I don’t think so. I think we are in time to fix the main sore spots for this great example of a decentralized infrastructure.

When is my talk scheduled?

This Saturday, 2022.03.19, at

GMT / UTC time
19:25–20:10
Conference schedule time (EDT/GMT-4)
15:25–16:10
Mexico City time (GMT-6)
13:25–14:10

How to watch it?

The streams are open online. I will be talking in the Saturn room, feel free to just appear there and watch! The FSF asks people to [register for the conference](https://my.fsf.org/civicrm/event/info?reset=1&id=99) beforehand, in order to be able to have an active participation (i.e. ask questions and that). Of course, you might be interested in other talks – take a look at the schedule!

LibrePlanet keeps a video archive of their past conferences, and this talk will be linked from there. Of course, I will link to the recording once it is online.

Update: As of 2022.03.30, LibrePlanet has posted the videos for all of their talks, all linked from the program. And of course, for convenience, I copied the talk over here:

Current challenges for the OpenPGP keyserver network. Is there a way forward?

marzo 17, 2022 04:55

marzo 11, 2022

Diario de un Mexicano en Japon

2 años después

Voy a centrarme nada más en el tema de este escrito. La actualización respecto a lo que al blog se refiere la haré en otro.

Hablaré (escribiré) con la verdad: han sido 2 años que se han sentido como una década. Y es que todo se juntó: pandemia, trabajo, estado mental no adecuado, encierro, miedo… Pero, ¿qué les cuento a ustedes? Si todos pasamos por lo mismo. Nadie veía venir una pandemia, ni que fuera a durar tanto. Recuerdo que uno de mis amigos la minimizó por completo (incluso burlándose) porque decía que no habría tantos muertos y en poco tiempo se iba a acabar. Van más de 2 años, y aunque ya se ve una salida, todavía no llegamos a ella.

Y dentro de todo eso, un día como hoy, justo hace 2 años, justo a la hora en el que esto vea la luz, me convertí en padre por segunda vez. Todo en medio de una emergencia sanitaria, pero con todo y miedo, mi segundo hijo vino a llenar de alegría nuestras vidas, independientemente de la situación.

Dicen, con mucha razón, que los niños tienen ese poder mágico que te hace sonreír aunque por dentro te sientas morir. Y en mi caso ha sido algo más o menos así, literalmente: no me quería morir (obviamente), pero la forma en la que me sentí una gran parte del año pasado era terrible, al grado que, como ya he referido antes, pensé que de verdad no iba a terminar el año.

Lamento mucho que, debido a mi estado emocional, el año pasado cambié mucho con mis hijos. Ahora, con los sentimientos y la mente en un estado mucho más favorable y gracias a la ayuda de muchas personas, me doy cuenta de que no se debe a que ya esté viejo (no manchen, tengo 43 apenas :P) el hecho de que perdiera tan rápidamente la paciencia y que no fuera tan tranquilo y sereno con mi hijo chico como lo fui con el grande cuando era un bebé. Las cosas como son: perdí (aunque no por completo), un año de convivencia con mi familia. Pero tenía que mejorar, quería mejorar, y hoy en día todo se ve mucho muy diferente.

Mis hijos han crecido, pero quizá el que más creció ha sido yo.

Entre tanta cosa que sucede en el día a día y las responsabilidades de padre y jefe de familia, he aprendido a aceptarme nuevamente; recordé cómo ser analítico, y poco a poco, insisto, con ayuda de muchos personas, he ido retomando las riendas de mi vida y he aprendido a no autoflagelarme, especialmente por cosas que ni estaban bajo mi control. Pero lo mejor de todo ha sido ser padre, con toda la inexperiencia que uno tiene. No obstante, es ella la “estrella” del show, y el sentimiento y satisfacción de volver a aprender algo se siente al final de cada día. Aunque claro… no voy a negar que a veces en la noche ya pido esquina.

Gracias por llegar a mi vida hijo. Escucharte balbucear en español y japonés, correr, señalar, llorar, comer… todo, hace que cada día valga la pena (nada más duérmete temprano, por fa).

¡Feliz cumpleaños!

The post 2 años después first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

marzo 11, 2022 08:59

febrero 21, 2022

Victor Martínez

A que con el lavabo

Y justo un viernes recién salidos los chicos para la escuela, note que en el piso del baño había un caminito de agua a la coladera, no se están secando bien las manos, fue mi primera idea, pero ya poniendo más atención se veía constante aunque pequeño.

Por la forma en la que está el lavabo el cespol o trampa del mismo queda en la misma columna que lo apoya, oculto, por la forma y distancia a la pared es difícil de revisarlo, nada más cosa de meter la mano para ver si de ahí estaba saliendo el agua, para constatar que si, se estaba saliendo del cespol, a puro tacto revise y estaba mojado y flojo del conector con la contra del lavabo, se me ocurrió tocar la rosca que conecta la canastilla con el cespol y descubrí que estaba la fuga ahí y que estaba muy floja, al probar apretarla con la mano, se rompió en varias partes la misma.

En este punto vale la pena mencionar que ya había tenido que cambiar la canastilla y contra del lavabo puesto que al instalar el mismo no la habían apretado lo suficiente y tenia algo de juego, cosa que mis chicos de vez en vez aprovechaban para girar el plato del lavabo, cosa que terminó por romper la pieza, el día que la cambie debí de documentar como cambiarla, puesto que es algo truculento, lo hago aquí para futura referencia.

Mi lavabo es una especie de cuenco que detiene la canastilla push y su contra, en el original la contra estaba incluida en el céspol de bote que incluía, al cambiar la canastilla no recuerdo si la compre sin contra o si utilice esta misma para reparar un fregadero en casa de mis padres, total que la parte truculenta para poner o quitar toda la pieza esta entre el cristal grande y la base del lavabo hay que levantarlo un poco y conseguir una llave inglesa o de extensión delgadas para poder girar la tuerca que mantiene unido todo y hay que sacar la tuerca y todo el plato.

La nueva pieza para medir el tamaño y visualizar

Total fuí a la bodega a ver si había un desagüe económico y tal cual lo recordaba lo hay, al regresar a casa a probarlo, me falta la contra de la canastilla, ya tengo junta de trabajo y un día ocupado y no avanzó más.

Al día siguiente sábado, voy a la tlapaleria a ver si tienen el puro tubo es decir la contra que quede con mi canastilla, no lo tienen porque no tiene el tamaño estándar de lavabo, lo tiene de fregadero, como ya son como la una, decido ir a donde conseguí la vez anterior el remplazo de la canastilla que esta no demasiado lejos, consigo la canastilla su contra y compro otro cespol de bote, regreso a casa y pasó un par de horas intentando que quede con el cespol de bote, no lo logró.

A la izquierda las pinzas de extensión, el desagüe económico y a la derecha la canastilla push nueva con su contra

Aburrido y ya por la tarde del sábado decido  armar de nuevo el lavabo y la canastilla y ponerlo con el desagüe económico que compre primero y más o menos queda, no me gusta como se ve y me preocupa que el tubo no soporte al ser de plástico, total quedó reparado y si falla tendré que poner el de bote, eso fue el 12 de febrero y no ha dado lata… y esperemos no lo haga en un par de años.

febrero 21, 2022 08:52

febrero 14, 2022

Victor Martínez

La cobacha constitucional

Y lo publique en AnimeProject de donde pueden descargar el programa.

Pero en el mensaje se me pasó mencionar que le edite fuera la parte en que Nodens y yo estuvimos nerdeando sobre máquinas virtuales y Raspberri escuchandola estaba demasiado clavado hasta para nuestra cobacha, entonces le edite un par de cosas y aunque tenemos video, no se si subirlo, voy a revisar que tanto han visto la versión que si subimos y para editarle más o menos las mismas partes… en todo caso si quiero compartir mi audacity veo muchos editores más nuevos y me sobran muchas cosas en la interfaz, ya ni lo tocamos pero el patrocinador o mejor dicho dueño de audacity a la nueva versión le añadió telemetría es decir que recopile datos del usuario, por supuesto se ve venir una escisión (fork) o cambio de programa, en fin en lo que pasa comparto como quedo

Normalice y edite unos 20 minutos fuera y algunos silencios muy largos.

 

febrero 14, 2022 04:08

febrero 13, 2022

Gwolf

Got to boot a RPi Zero 2 W with Debian

About a month ago, I got tired of waiting for the newest member of the Raspberry product lineup to be sold in Mexico, and I bought it from a Chinese reseller through a big online shopping platform. I paid quite a bit of premium (~US$85 instead of the advertised US$15), and got it delivered ten days later…

Anyway, it’s known this machine does not yet boot mainline Linux. The vast majority of ARM systems require the bootloader to load a Device Tree file, presenting the hardware characteristics map. And while the RPi Zero 2 W (hey… what an awful and confusing naming scheme they chose!) is mostly similar to a RPi3B+, it is not quite the same thing. A kernel with RPi3B+’s device tree will refuse to boot.

Anyway, I started digging, and found that some days ago Stephan Wahren sent a patch to the linux-arm-kernel mailing list with a matching device tree. Read the patch! It’s quite simple to read (what is harder is to know where each declaration should go, if you want to write your own, of course). It basically includes all basic details for the main chip in the RPi3 family (BCM2837), pulls in also the declarations from the BCM2836 present in the RPi2, and adds the necessary bits for the USB OTG connection and the WiFi and Bluetooth declarations. Registers the model name as Raspberry Pi Zero 2 W, which you can easily see in the following photo, informs the kernel it has 512MB RAM, and… Well, really, it’s an easy device tree to read, don’t be shy!

So, I booted my RPi 3B+ with a freshly downloaded Bookworm image, installed and unpacked linux-source-5.15, applied Stephan’s patch, and added the following for the DTB to be generated in the arm64 tree as well:

--- /dev/null   2022-01-26 23:35:40.747999998 +0000
+++ arch/arm64/boot/dts/broadcom/bcm2837-rpi-zero-2-w.dts       2022-02-13 06:28:29.968429953 +0000
@@ -0,0 +1 @@
+#include "arm/bcm2837-rpi-zero-2-w.dts"

Then, ran a simple make dtbs, and… Failed, because bcm283x-rpi-wifi-bt.dtsi is not yet in the kernel 😦.

OK, no worries: Getting wireless to work is a later step. I commented out the lines causing conflict (10, 33-35, 134-136), and:

root@rpi3-20220212:/usr/src/linux-source-5.15# make dtbs
  DTC     arch/arm64/boot/dts/broadcom/bcm2837-rpi-zero-2-w.dtb

Great!

Just copied over that generated file to /boot/firmware/, moved the SD over to my RPiZ2W, and behold! It boots!

When I bragged about it in #debian-raspberrypi, steev suggested me to pull in the WiFi patch, that has also been submitted (but not yet accepted) for kernel inclusion. I did so, uncommented the lines I modified, and built again. It builds correctly, and –again– copied the DTB over. It still does not find the WiFi; dmesg still complains about a missing bit of firmware (failed to load brcm/brcmfmac43430b0-sdio.raspberrypi,model-zero-2-w.bin). Steev pointed out it can be downloaded from RPi Distro’s GitHub page, but I called it a night and didn’t pursue it any further ;-)

So… I understand this post is still a far cry from saying “our images properly boot under a RPi 0 2 W”, but… we will get there 😉

febrero 13, 2022 06:45