A que con el lavabo

Y justo un viernes recién salidos los chicos para la escuela, note que en el piso del baño había un caminito de agua a la coladera, no se están secando bien las manos, fue mi primera idea, pero ya poniendo más atención se veía constante aunque pequeño.

Por la forma en la que está el lavabo el cespol o trampa del mismo queda en la misma columna que lo apoya, oculto, por la forma y distancia a la pared es difícil de revisarlo, nada más cosa de meter la mano para ver si de ahí estaba saliendo el agua, para constatar que si, se estaba saliendo del cespol, a puro tacto revise y estaba mojado y flojo del conector con la contra del lavabo, se me ocurrió tocar la rosca que conecta la canastilla con el cespol y descubrí que estaba la fuga ahí y que estaba muy floja, al probar apretarla con la mano, se rompió en varias partes la misma.

En este punto vale la pena mencionar que ya había tenido que cambiar la canastilla y contra del lavabo puesto que al instalar el mismo no la habían apretado lo suficiente y tenia algo de juego, cosa que mis chicos de vez en vez aprovechaban para girar el plato del lavabo, cosa que terminó por romper la pieza, el día que la cambie debí de documentar como cambiarla, puesto que es algo truculento, lo hago aquí para futura referencia.

Mi lavabo es una especie de cuenco que detiene la canastilla push y su contra, en el original la contra estaba incluida en el céspol de bote que incluía, al cambiar la canastilla no recuerdo si la compre sin contra o si utilice esta misma para reparar un fregadero en casa de mis padres, total que la parte truculenta para poner o quitar toda la pieza esta entre el cristal grande y la base del lavabo hay que levantarlo un poco y conseguir una llave inglesa o de extensión delgadas para poder girar la tuerca que mantiene unido todo y hay que sacar la tuerca y todo el plato.

La nueva pieza para medir el tamaño y visualizar

Total fuí a la bodega a ver si había un desagüe económico y tal cual lo recordaba lo hay, al regresar a casa a probarlo, me falta la contra de la canastilla, ya tengo junta de trabajo y un día ocupado y no avanzó más.

Al día siguiente sábado, voy a la tlapaleria a ver si tienen el puro tubo es decir la contra que quede con mi canastilla, no lo tienen porque no tiene el tamaño estándar de lavabo, lo tiene de fregadero, como ya son como la una, decido ir a donde conseguí la vez anterior el remplazo de la canastilla que esta no demasiado lejos, consigo la canastilla su contra y compro otro cespol de bote, regreso a casa y pasó un par de horas intentando que quede con el cespol de bote, no lo logró.

A la izquierda las pinzas de extensión, el desagüe económico y a la derecha la canastilla push nueva con su contra

Aburrido y ya por la tarde del sábado decido  armar de nuevo el lavabo y la canastilla y ponerlo con el desagüe económico que compre primero y más o menos queda, no me gusta como se ve y me preocupa que el tubo no soporte al ser de plástico, total quedó reparado y si falla tendré que poner el de bote, eso fue el 12 de febrero y no ha dado lata… y esperemos no lo haga en un par de años.

Esta entrada ha sido publicada en Debraye y etiquetada como , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A que con el lavabo

  1. Gunnar dijo:

    Me temo que tarde o temprano me toque seguir tus pasos… En casa tengo lavabos gemelos, de un estilo muy parecido al tuyo. Ambos giran casi-libres (antes no lo hacían). Uno tiene una pequeña pero inocultable fuga. Y yo… bueno, no me doy la maña que tú te das con las instalaciones :-\

    • vicm3 dijo:

      Como dices pura maña, puedes intentar, presionar con la mano la parte metálica es decir por donde se va el agua y girar el plato hacia la derecha si aún la tuerca no se ha soltado completamente puedes apretarlos así, si la tuerca ya no gira con el plato hay que ubicarla para poder apretarla, si esta al alcance de la mano, se puede con un trapo y el giro, si no si requieres herramienta, si no te acomodas y los dos ya están así bien vale la pena contratar a un plomero si es bastante maña y normalmente los espacios de trabajo son muy pequeños e incómodos, el tuyo medio me acuerdo y justo pudiera ser más sencillo poder apretar la tuerca bajo el mueble, dale una mirada y si no se puede ubicar si haría un presupuesto, yo estuve a dos de contratar a alguien… porque si esta bien truculento… y de la vez pasada no tuve la previsión de anotar como apreté y afloje la tuerca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.