La sabiduría de la experiencia

Originalmente iba a decir de las masas, pero no tiene que ver con mucha gente y tampoco con pizza, a lo mejor si con pasta, pero regresando y como pusieron en mi entrada sobre las botas que acabo de romper más bien pocos me comentaron y menos en el blog

Emprendí la búsqueda de nuevas botas empezando por San Juan de Letran y visitando varias zapaterías de 16 de septiembre, termine en una de eje central y aunque encontré unas Jeep que me gustaron el vendedor de la tienda a la que fui logro hacerme cambiar de opinión y que comprara unas Goodyear, ahora no se me había ocurrido que Nodens y Map tienen desde que los conozco usando botas y no fue sino hasta recién que se me ocurrió sacar el tema a colación, ¿resultado? Unos 30 minutos de discusión sobre si es mejor el casquillo de acero, cerámica, polímero, que si son impermeables que para que se van a usar y si se pulverizan o que si soportan la NOM y del uso en lugares industriales en carga normal pero no recomendable, etcétera y vaya que me quede pensando ¿Cómo fue que no tuve esta platica antes de comprar las botas? / La próxima vez me traigo a uno de estos para que me ayude a elegir el par de botas y no comprarlas por el peso… que en cierta forma si va a ser mi siguiente elección comprarlas por el peso y por la comodidad aun cuando ya me han informado que fui a visitar un par de tiendas muy malas para el surtido aunque muy probablemente buenas para la atención al cliente o al menos para querer que no salga uno con las manos vacías, en fin que mi siguiente visita será a otra parte del centro y ya tengo un par de marcas recomendadas que no me dejaran en la quiebra y que prometen ser muy aguantadoras, aprovecho el post para que me las recuerden o cuando tenga la previsión de apuntar los nombres los añado a la entrada.

De veras que en ese sentido recurrí a la forma más vieja que conozco de comprar zapatos, ir a la tienda buscar algo que me guste probármelo y ver que no me dejara quebrado, que digamos no parece haberme ido tan mal pero parece que pude obtener algo aún mejor por el mismo precio.

También no tenía idea del uso del aceite de castor [1] que no es del animal pero así se llama y bueno desde las weekend ya me había dicho Nodens sobre el armor all y las suelas, eso sí lo puedo decir ha venido a completar mucho de mi conocimiento sobre zapatos  y botas [2], cosa que no creí aprender ahora y que a lo mejor me venía haciendo falta.

Con escribir tanto de zapatos recordé una parte de Magorium que me gusta mucho sobre los mismos.

I found these [shoes] in a tiny little shop in Tuscany and fell in love with them so entirely, I bought enough to last my whole life. These are my last pair.

En esa misma película hay dos escenas más que hablan de la muerte de una manera tan elocuente e interesante, que si no la han visto solo por esos pasajes bien vale la pena.

[1] http://troy.com.mx/es/shop/pieles-grasas/aceite-de-castor/
[2] http://flexi.shoes/mx/cuida-tus-flexi/

Esta entrada fue publicada en Debraye, General, Web y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La sabiduría de la experiencia

  1. Gunnar dijo:

    Pos… Bueno, yo no sería el adecuado para responderte, porque si bien usé botas frecuentemente hace unos 15 años, hace tiempo que las abandoné. Y ahora tengo unas más por casualidad que otra cosa.

    En julio de 2014 compré unas botas Goodyear en Rosario (Argentina). Se veían muy sólidas y bien hechas, y estaban más baratas que casi cualquier otra cosa que me gustara.

    Me dolió un tanto amoldarlas a mis pies (léase, me hice un callo/ampolla doloroso una vez que decidí que ya las tenía hace suficiente tiempo para irme caminando al instituto), pero desde entonces, me quedan bastante bien. Sin embargo, la aparente muy buena calidad de manufactura… Comenzó a dar de qué hablar. Las dos botas comenzaron a despegarse de la suela, y para la temporada de lluvias de 2016, eran garantía de calcetín mojado. Además, por (supongo) dos lleguecitos que no ubico cuándo hayan sido, el recubrimiento de cuerina comenzó a romperse… Veremos cuánto aguantan.

    Como sea, Regina las llevó a arreglar. Las tengo vulcanizadas, y todavía se ven buenas. Y las seguiré usando este año y probablemente otro par :-] (ya dije, para mi los zapatos viven cerca de una década). No me comprometo a describirte su progresión por la vida, pero cuando pases por acá te invito a evaluarlas.

    • vicm3 dijo:

      Igual hago otra entrada recopilando todo lo que he estado platicando contigo con Nodens y Map para el cuidado mantenimiento de zapatos / botas y el cómo arreglarlas que por acá si hay un lugar que creo vulcaniza / arregla pero ya no es tan comun como solia serlo, pues esperemos duren las que acabo de comprar unas jeep que compre con las weekend de ya hace bastante tiempo aún sobreviven y parece van a durar otro rato.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *