La próxima guerra será por el agua – anónimo

Lo siguiente es una transcripción de un correo que envié a la lista interna de correo de usuarios de UPN el 21 de septiembre de 2016.

La próxima guerra será por el agua – anónimo

Y no sé porque no se ha mencionado por acá, ya perdí la fecha pero en el Área me dijeron un día ya no hay agua y tal cual imagine que como en otras ocasiones porque se pide y no la suben o porque como ya era tarde no la suben por la tarde, pasaron varios días y seguíamos sin agua.

Como ese día no me caía mal decidí estirar los pies e ir a la siguiente mampara donde esta la siguiente Área y me serví dos vasos de agua pues vi que ahí si tenían agua, repetí esto al siguiente día y me comentó una compañera que si se me quedaban viendo feo era porque ellos habían tenido que subir el agua que me estaba sirviendo, al principio pensé que me estaban bromeando o que de plano ya me querían jugar una broma, por lo que me dirigí con el enlace administrativo y resulta que no me estaban bromeando que había agua, pero en el almacén y que en efecto habían tenido que subirla… bueno hasta mal me sentí y al día siguiente después de comprobar que el elevador funcionara pedí un garrafón y fui hasta almacén a traer agua, misma que duro como dos días… y aquí empieza lo interesante, yo tengo sed, pero no sé que pasa con los mas de mil personas que estamos en Ajusco y eso sin contar a nuestros estudiantes

¿Cómo hacemos? Recuerdo cuando la administración de Silvia Ortega que en las escaleras del edificio D se colocaron dispensadores de agua y garrafones y me pareció una idea muy buena ya que somos muchos y no tenia que encontrar abierto donde esta el enfriador del agua, hoy se habla que en la constituyente de la ciudad y se coloca al agua como derecho, pero regresando, ¿como pasamos de poder ofrecer agua a nuestros estudiantes a no tener agua en las Áreas Académicas?

Y me surgen otras dudas, el agua que tomamos es de garrafón, no rellenado o eso entiendo ya que ya mismo por esta lista recuerdo las quejas de cuando se rellenaron los garrafones sobre el sabor y la seguridad del agua, pero entonces si compramos el agua a la compañía que lo hacemos, en pregunta demostrando mi ignorancia al respecto, ¿toda el agua tiene que ir al almacén?, ¿qué hacia antes en por el auditorio A?, ¿la compañía que trae el agua no la puede subir?, ¿no por ahí se había pedido el implementar bebederos en la ciudad? En fin que tengo más preguntas que respuestas pero una cosa es segura, sigo teniendo sed… y no creo que la solución es que vaya a la cafetería y compre litro y medio de agua por quince pesos que es lo que tomo en una sentada…

Saludos.

Aquí es probable que valga la pena el contexto, por esos días se tenia problemas con la compañía a la que se le subcontrata el personal de intendencia dejando sólo personas mayores y muy jóvenes, que no podían llevar el diablito que se usa para repartir los garrafones al cual le caben hasta seis de 20 litros.

Esta entrada fue publicada en Debraye, General, Trabajo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.