El baquetometro

Este texto me cuesta mucho trabajo encontrarlo y no esta como entrada prominente en el sitio de elpesonuestro, entonces lo reproduzco acá para poder ubicarlo rápido y le agrego una imagen que también me llego por FB y que seguramente me será igual de difícil poder encontrar, el texto original es de Isela Muñoz.

Mis papás me pagaron la maestría. Resulta que terminaste la carrera, no encontraste empleo y se te ocurrió que tomar una maestría era lo que necesitabas – lo que supone otros tres años de manutención y pago de escuela durante los cuales no trabajaste ni siquiera para obtener algo de experiencia ¿Les preguntaste a tus papás si en sus planes estaba mantenerte hasta los 28 años? Date 10 puntos.

Trabajo pero vivo en casa de mis papás. No habría problema para tus padres puesto que ya tienen más de veinte años manteniéndote, el asunto es que hayas empezado a ganar dinero y sigas esperando que tus padres paguen por tu comida, ropa, celular, gasolina y hasta la tarjeta de crédito. Que no te alcance para independizarte al mismo nivel al que estás acostumbrado es una cosa, pero que sigas “vampireando” a tus papás eso si muestra inmadurez, y si el argumento de que tus papás no te han pedido que pagues tus propios gastos muestra lo “baquetón” que eres. Date 10 puntos.

Tengo hijos y mis padres los cuidan. El 31% de las madres dicen no confiar en las guarderías y por lo tanto dejan a sus hijos con parientes, lo que equivale a que más de tres millones de niños no van a guardería y el 60% de ellos son cuidados por la abuela (algo así como 1.8 millones de niños y supongo una cantidad igual de personas mayores). Si tus padres cuidan a tus hijos, merecen recibir un pago por la atención prestada + por los insumos consumidos (comida, servicios, etcétera). Si resulta que no estás pagando ¿de dónde crees que viene el dinero para cubrir el cuidado de tus hijos? Quizás de la pobre pensión que reciben o de las chambitas que hacen para generar ingresos, los cuales deberían estar siendo usados para sus propios cuidados, no para sus nietos. Si esta es tu situación date otros 10 puntos.

Usaste el crédito INFONAVIT de tus padres para comprar casa. Resulta que vives en la informalidad, ganas poco o puede que ganes mucho pero no has podido ahorrar para comprar una casa por tu cuenta; pero uno de tus papás tenía su subcuenta de vivienda sin uso y por ayudarte compró tu casa a su nombre. Si este es tu caso, acabas de graduarte con honores en el “baquetómetro” puesto que no sólo te gastaste todo el dinero de la subcuenta de vivienda de tu pariente (el cual pudo haber recuperado para tener una mejor pensión), sino también todas las contribuciones que pudo haber acumulado cada dos meses por el tiempo que siga trabajando ¿No lo sabías? Así que más vale que hagas cuentas a cuánto asciende esa cantidad y planees cómo pagarle; porque no se vale que cuándo sean mayores y tengan una pensión chiquita no te ofrezcas a pasarles una cantidad mensual. Si este es tu caso, date 25 puntos.
Ya no vivo en mi casa, pero mis papás me pagan ciertos gastos. Resulta que te “independizaste” pero tus padres a distancia pagan tu celular, la cuenta de la tarjeta de crédito o te pasan para la gasolina cuando la quincena ya no alcanza ¿seguro qué eres independiente o sólo existe distancia física entre ustedes? ¿Cómo sabes si tus papás tienen dinero disponible en su presupuesto para pagar por tus emergencias o falta de previsión? Si este es tu caso, date 20 puntos.

¿Qué tan “baquetón” soy?

Olvídate de sumar puntos, si vives cualquiera de las situaciones mencionadas anteriormente llevas un vida subsidiada, lo que supone que no eres independiente ni libre, al menos no financieramente y probablemente tampoco eres emocionalmente maduro.

Y antes de que diga que ahora ya no alcanza lo que se gana, le aclaró un par de situaciones:

Los costos fijos de vivir mientras usted crecía eran más bajos porqué tenía menos cosas por las que pagar, lea verá que si le alcanza para que haga la comparación.

Sus padres trabajaron al menos veinte años para lograr el nivel de vida que usted experimentó de adolescente ¿por qué habría usted de poder pagarlo si apenas empieza a trabajar? Que haya ido a la universidad no le incrementa de ninguna manera la inexistente experiencia laboral.

“Mis papás me cuidan a mis hijos con mucho gusto” y no lo dudo, pero ¿no sería mejor que lo hicieran también con dinero que no saliera de sus bolsas?
Y prepárese entonces porqué sus hijos serán más dependientes de lo que tú lo estás siendo.

Isela Muñoz. El peso nuestro

Esta entrada fue publicada en Debraye, General, Web y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.