De congresos

Y actitudes, este año regresó el EDUSOL lo cual me tiene muy contento, el primer día que leía a Alejandro sobre las peripecias y estos días que he leído que anda en tres pistas y que sus padawans y Manuel están a todo lo que dan entre las ponencias, la video conferencia, las charlas horizontales y demás, recordé que de abril de 2015 a enero de 2016 estuve en la comisión en UPN que planeaba un congreso, recordé como me tomo medio año convencer a mis colegas que se podía hacer la convocatoria sin tener una imagen, que podíamos sobrevivir sin un poster institucional, que podíamos hacerlo sin tener cientos de miles de pesos para pagar la video conferencia, que con los organizadores podíamos hacer el comité científico y que con un par de chicos de servicio social y quien escribe podíamos organizar el sitio…

Ya los tenia medio convencidos, cuando la cosa se fue al garete, para no hacer el cuento largo nos dijeron que no habría presupuesto (cosa que ya sabíamos), que el apoyo técnico que contábamos nos dejaba para hacer otra cosa (que ya veíamos venir), que nos quedábamos como comité científico (ídem) y que si se inscribían miles quien se iba a encargar de gestionar la parte administrativa y ahí siempre fui enfático si llegábamos a cientos, yo mismo pegaría de brincos, sobre todo para un evento nuevo, que no tenia para publicidad y que se lo estaba comiendo el tiempo para salir en diciembre y no octubre / noviembre donde se enciman todos los congresos, total que se fue al caño un ratote de trabajo.

Lo que rescato de esa experiencia, lo que no podían creer mis colegas, que se pueda armar un congreso:

  • Con tres o cuatro personas como organizadores
  • Sin secretarias y personal administrativo
  • Sin morir gestionando cientos o miles de inscripciones
  • Usando un LMS o un CMS sin una compañía de soporte detrás
  • Sin hacerlo en un lugar físico o usando una sala del Área para hacer las magistrales
  • Hacer magistrales distribuidas y no en la sede
  • Sin una sede, con un auditorio con capacidad para mínimo 150 personas

Y pues EDUSOL y otros han demostrado que eso y más es posible… no una vez.

Y en efecto, lo que me llevo al traste esto, fue que la sólo uno de nosotros creía que era posible hacer esto… cuando lo demás de la comisión se decidió que en línea no se podía y que querían un congreso tradicional, nos fuimos a pique…

 

Esta entrada fue publicada en Debraye, edusol, General, Web y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *