Café y cafés

Pensando en la impresionante cafetera que tiene Gabo y lo mucho que me gusta el latte me quede pensando en que sería una buena idea saber más de café, en casa de mis padres se tomaba más bien el de olla y el soluble y no fue en realidad ya bastante grande que tome gusto por el café.

Investigue el costo de una cafetera que pudiera hacer espresso y en efecto encontré que no son baratas, que tienen un cierto nivel de complejidad y que si quiere uno un buen café requiere de tener café recién molido, lo cual me hizo divagar aún más y me dejo pensando que el domingo que quería un latte y fue un show conseguirlo, me quede pensando en la factibilidad de tener una cafetera fancy… sé que podría haber preguntado y que tengo unos amigos que son lo que le sigue de clavados con el café, pero el investigar un rato de domingo en la noche me hizo ver que cafeteras de 15 bares económicas y durables hay pocas y que también requiere un poco su curva de aprendizaje y también depende mucho de cómo le vaya a uno con el modelito, tristemente eso me fue recordando otros problemas más de donde vivo, el agua, conseguir café recién tostado, molerlo y regresando la cafetera.

Eso me hizo preguntarme como le hacían antes de que hubiera electricidad (por supuesto al contarle a mi pareja sobre esto, me hizo recordar que la prensa francesa que tenemos no la inventaron recientemente) y eso llevo a que encontrara el nombre de la cafetera italiana “Bialetti” que había visto desde pequeño pero ni sabía que cosa era… y cuando comenzaba a considerar en comprarme una me han recordado que en casa tenemos una prensa francesa que uso muy poco y que el gasto de gas que según se discutió en FB hasta el cansancio, pero que no pude encontrar en una búsqueda rápida, la hace un gasto alto… no sé, el cristal y yo no nos llevamos bien, pero voy a probar usar más la prensa de casa y quien sabe igual me agrada la idea del coso italiano pero como todo en la cocina el asunto del tiempo y el mantenimiento es lo que no agrada.

En el proceso encontré dos videos interesantes sobre ambas cosas, bueno muchos más pero estos me parecieron muy buenos y mejores que los que encontré en los lugares para comprar y comparar costos en línea.

Y bueno en la oficina siempre estará la cafetera de la cafetería, que no me parece mala y también la del salón de maestros que es muy buena pero que no visito tan frecuente.

Este en especial me va ahorrar un rato, los restos los usamos para las plantas, pero para la lavada yo haría todos los NO.

Actualización 24/10/2017: La respuesta para la prensa francesa es una tetera eléctrica, el calentar el agua que era lo que más me causaba problema del asunto, evitar que se evapore, apagar el gas y demás problema que implica calentar el agua lo tiene resuelto las nuevas teteras eléctricas que cuando el agua hierve se apagan automáticamente, con eso y la paciencia de mi pareja es como he visto que el café en prensa francesa es totalmente diferente del de goteo que ya aprendí a poner sin hacer un tiradero épico y que es muy cercano si no igual al de maquinita fancy.

Esta entrada fue publicada en Debraye, General, Web y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Café y cafés

  1. Angel dijo:

    Me parece que es mucho más sencill de lo que tu mente te está diciendo, al menos hacer el Italiano y usar la prensa francesa es bastante sencillo, lo mismo que la limpieza…

    En cuanto a un latte si lo veo más complicado, pues segun sé hay que agregarle la leche y espumearla… ahí sí… habrá que ver cómo le podemos hacer.

    • vicm3 dijo:

      La prensa la hemos usado en casa, pero digamos que el problema es cuando me tengo que levantar temprano, preparar café para despertar se vuelve un catch 22 y luego entre el tiempo para prepararlo y salir corriendo, termino pagando los 19 que cuesta en la cafeteria, me gusta el latte, pero con un espresso no tengo problema… así que voy a ver si le puedo jugar mas a la prensa en todo caso me dicen que hay de metal.

      • Angel dijo:

        Me parece que es mucho más sencillo con el espresso, o bien, comprar una cafetera eléctrica programable y así tu café estará listo apenas vayas abriendo el ojo (si no se va la luz)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *