Pertenencia

Sentido de pertenencia que le llaman, recién más de un suceso me ha hecho reconsiderarlo, en varios análisis un problema que presenta la institución es el de falta de identificación o de sentirse con la camiseta, hay muchas aristas en este tema, pero me parece muy interesante el caso de los académicos, en especial no existe un sentimiento de partencia, especialmente de unidad por el sistema.

Si uno se encuentra por interinato, o por horas, básicamente es un académico de segunda, no se le considera para muchas cosas.

Si por el contrario uno es de base, viene el gran problema entre los que se basificaron hace mucho y entre los nuevos especialmente dependiendo del nivel de estudios con el cual hayan obtenido la base, por supuesto estoy generalizando, pero entre mayor sea el nivel, menor la cantidad de docencia que se pretende dar frente a grupo, cosa interesante es que los estímulos efectivamente en sus reportes desprenden que los mayores estímulos tienen una componente mayor de gestión e investigación que de docencia.

Pero por si esto no fuese lo suficiente, la falta de cohesión viene de los sistemas de estímulos, si esta uno en el institucional, en el SNI o el PRODEP aun cuando se clama que estos fomentan el trabajo colegiado, en la práctica convierten a los docentes en enemigos, en quien se quedó con el proyecto, con el fondeo o quien viaja a tal o cual conferencia y no uno, más aun en la vida cotidiana de la institución hay quienes se conducen como hacíamos broma al estudiar, como si sus títulos fuesen nobiliarios y no grados de estudio.

Entonces recién que discutíamos de si nos vamos a dejar, pues claro que nos vamos a dejar, porque en nuestro caso cada quien rema para donde quiere / puede, porque no somos un grupo, porque quien tiene puesta la camiseta y viene solo por el gusto son los menos, quien solo vive del salario base es también poco, entonces se ha propagado y alentado esta separación ya que cada quien accede al sobresueldo que se “propone” cubrir y lo entrecomillo porque eso significa que entonces hay quien solo va por lo que da puntos, ¿entonces quien hace las actividades que no dan puntos?, peor ¿Cuántas actividades ni existen en los estímulos? No recuerdo ver ninguna que lleve a la innovación… por ejemplo.

Por qué no existe un espíritu de compañerismo, porque en la práctica no somos compañeros, somos competidores y si acaso nos toleramos, pocos trabajan en equipo o para un bien común. ¿Por qué no se ha pedido aumento de sueldo? Como en otras instituciones, porque aquí la lucha por los puntos y el sobresueldo nos mantiene ocupados como para pensar que todos estamos en el mismo barco y que a final de cuentas vamos juntos, para bien o para mal.

Esta entrada fue publicada en Debraye, General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.