Sobre los palillos del Jergas

Pero sin duda la más célebre fue aquella en que se encontró con Alejandro Magno mientras el filósofo tomaba el sol plácidamente.

Fue Alejandro quien empezó la conversación así:

“Yo soy Alejandro Magno”
a lo que el filósofo contestó:
“Y yo, Diógenes el cínico”
Alejandro entonces le preguntó de qué modo podía servirle. El filósofo replicó:
“¿Puedes apartarte para no quitarme la luz del sol? No necesito nada más”.

Se cuenta que Alejandro se quedó tan impresionado con el dominio de sí mismo del cínico que se marchó diciendo: “si yo no fuera Alejandro, querría ser Diógenes”.

Se preocupó por la sabiduría práctica y no estableció ningún sistema de filosofía.

No me sonó el nombre del filosofo en la carretera, pero dándole al buscador, es rapidísimo de encontrar, justo como en el caso de que el quiso regalar unos palillos chinos para la comida a una persona y recibió el  “¿y esto para que me sería útil?”

Otra forma de la anécdota de arriba es:

Buscó el mismísimo Alejandro Magno a Diógenes, de enorme fama, del cual se reían por su rechazo a vida material alguna. Cuando le encontró desnudo y tumbado a orillas de un río, Alejandro Magno a lomos de su enorme caballo, le hizo la siguiente proposición;

“Tú, Diógenes el Cínico, pídeme cualquier cosa, ya sean riquezas o monumentos, y yo te lo concederé”.

A lo que Diógenes contestó: “Apártate, que me tapas el sol”.

Aquellos que iban con Alejandro Magno empezaron a reírse de Diógenes y a decirle que cómo no se daba cuenta de quién estaba delante de él. Alejandro hizo acallar las voces burlonas cuando dijo que “si no fuera Alejandro quisiera ser Diógenes”.

Para mayor información Diógenes y wikiquote en español.

Citas celebres:

  • “Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro.”
  • “El elogio en boca propia desagrada a cualquiera.”
  • “El insulto deshonra a quien lo infiere, no a quien lo recibe.”
  • “El movimiento se demuestra andando.”
  • “Probablemente los asnos se rían de ti, pero no te importa. Así, a mí no me importa que los demás se rían de mi.”
  • “Un pensamiento original vale mil citas insignificantes.”
  • One day, observing a child drinking out of his hands, he cast away the cup from his wallet with the words, “A child has beaten me in plainness of living.”
  • To one who asked what was the proper time for lunch, he said, “If a rich man, when you will; if a poor man, when you can.”
  • I am looking for an honest man.
  • He lit a lamp in broad daylight and said, as he went about, “I am looking for a human.
    • Diogenes Laërtius, vi. 41. This line is frequently mistranslated as “I am looking for an honest man.”
  • Perdiccas threatened to put him to death unless he came to him, “That’s nothing wonderful,” Diogenes said, “for a beetle or a tarantula would do the same.”
  • Once he saw the officials of a temple leading away some one who had stolen a bowl belonging to the treasurers, and said, “The great thieves are leading away the little thief.”
  • To the question what wine he found pleasant to drink, he replied, “That for which other people pay.”
  • He was breakfasting in the marketplace, and the bystanders gathered round him with cries of “dog.” “It is you who are dogs,” cried he, “when you stand round and watch me at my breakfast.”
  • Asked where he came from, he said, “I am a citizen of the world.
  • He was going into a theatre, meeting face to face those who were coming out, and being asked why, “This,” he said, “is what I practise doing all my life.”
  • When the slave auctioneer asked in what he was proficient, he replied, “In ruling people.”

The ones in english are from wikiquote

Esta entrada fue publicada en Debraye, edusol, Web. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.