Posgrado

Y bueno había evitado escribir al respecto, por que tenia respeto por varias cosas y por que me parecía que sacar los trapos al sol es en muchos casos la última opción, sin embargo el día de hoy con un dictamen, negativo, ya no hay mucho más que pueda perder y sin embargo me gustaría compartir mi terrible experiencia estudiando posgrado.

Digamos que para empezar hice las cosas como me las dictó la cabeza mas que como lo haría el corazón, originalmente en la licenciatura, mi sueño era lograr una beca e irme a conocer el mundo, hacer como muchos de mis maestros y compañeros, mi maestría y doctorado en otro país y en otra cultura, sin embargo como la mayoría de los mexicanos pronto tuve que tomar elecciones, la primera conseguir trabajo, la segunda seguir mi vida solo o en pareja (y todo lo que esto implica), para no ir mas lejos hasta 2006 me decidí por estudiar el posgrado.

Y aquí viene lo bueno, me tarde tanto en elegir un posgrado, por que revise lo que se ofrecía en México y en especial en el DF, sobre educación y tecnología (para este entonces ya llevaba 2 diplomados, uno internacional y uno nacional de educación y tecnología, así que algo de especialización tenia) claro también ayudaba que había estado trabajando como docente desde 2001, entonces la idea era difusa, siguiendo con mi gusto por la cultura Japonesa (que al día de hoy puedo decir es más por lo que se puede estudiar, que por lo que se puede vivir, cada día me sorprende más lo xenofóbicos que pueden llegar a ser) tenía entre seguir con algo de educación y tecnología, intentar hacer una maestría en estudios sobre oriente (Japón) específicamente y por que no mi tercer gran interés, sistemas de información o seguridad en cómputo.

Por cuestiones de trabajo, me pareció una mejor elección el seguir con educación y tecnología, puesto que ya entrados en materia eso es justamente lo que estaba trabajando desde 2001, y porque en un análisis en frío sería el camino lógico a seguir, sobre todo para poder organizar, sistematizar y profesionalizar mi práctica docente, vamos que para pronto el embarcarse en un trabajo de esta índole me llevaría a poder sentarme a escribir sobre lo que venía realizando, poner en orden los puntos débiles de mi práctica y aprender sobre cosas nuevas… o al menos esa era mi idea, revise y pregunte por varios programas al respecto, recibí muchas observaciones a mi selección de programas en especial en cuanto al nivel (observaciones del tipo, eso necesitas estudiarlo en el extranjero, aquí no, no vas a aprender nada que no sepas, vas a saber más que tus maestros, etc., sin embargo ya con familia y después de haber invertido un par de años de salario en construir vivienda, el elegir moverme de país o de estado, ya no me fue una decisión tan sencilla como lo hubiera sido cuando me titule de licenciatura), total que en su momento debido a las distancias y los tiempos la elección más simple me pareció, estudiar el posgrado en la misma universidad donde laboro, así al menos podría ajustar mis horarios llegar a clases y comer sin tener que desplazarme grandes distancias.

Primer error, la maestría solo se da por la mañana, en sesiones maratónicas que nada tienen que ver con el nombre y especialidad de la universidad, por lo mismo tuve que mover toda mi carga docente a la tarde/noche y claro como el que necesitaba el cambio era yo, pues me dejaron los peores horarios, de 6 a 8pm y de 8 a 10pm.

En el proceso de selección quedo muy claro que solo seríamos aceptados los estudiantes que trajéramos un proyecto, que los docentes de la maestría pudieran conducir, en mi exposición deje muy claro que pensaba trabajar sobre objetos de aprendizaje, obsolescencia y software libre… por supuesto como se estila hoy día un requisito fue el presentar un examen de comprensión lectora de una lengua distinta al español, en mi caso ingles (aunque temo que hasta el de Francés hubiese pasado) para quienes no lo acreditaron, los viernes se añadían a la carga de trabajo tomando idiomas.

En nuestra primera sesión de trabajo resultó que la mayoría de los estudiantes (5 de 10) habíamos quedado bajo la tutela de dos asesores o mejor dicho de un asesor y su compañero de trabajo, en esta sesión se nos propuso el que todos los de la línea (educación e informática) nos pasaramos al mismo grupo (practica que me entere posteriormente habían ya aplicado más de una vez), puesto que se había elegido al grupo de tal forma que se pudiera pasar de manera sencilla las materias del tronco, es decir una pedagoga, un sociólogo, un comunicador, dos administradores educativos, aún cuando la propuesta fue tentadora y tal vez aquí es donde yo metí la pata, puntualice que al menos en mi punto de vista la idea era que aprendiéramos cosas nuevas, regresáramos a la escuela y cursáramos el proceso (cosa que realmente es difícil, hacerlo individualmente), así fue que el primer año lo mas complicado fue cumplir con la infinidad de reportes de lectura, ensayos y demás de temas que no tenían nada que ver con la línea de especialización en la que estábamos trabajando.

Sin embargo lo interesante de todo fue el seminario de tesis, empezando a trabajar con fichas textuales para construir nuestra tesis, recibí mi primer revés, no fichas que se encuentren en otro idioma diferente al español… lo cual a primera instancia me pareció un tanto raro, primero por que para entrar a la maestría lo primero que me exigieron fue que al menos pudiera leer un segundo idioma ¿y mi asesor no lo puede | debe poder hacer también? Bueno después de recibir queja por mi ficha en ingles (que es en donde encontré mayores avances en mi tema), propuse y que tal Francés, digo no soy tan bueno, pero lo entiendo o al menos lo puedo leer, no… tampoco, y enfatizó, no se me permitió citar directamente en el idioma del texto, en el mejor de los casos debería hacer lo que mas odio, una traducción del texto citado (a lo que opino junto con Eco que esto solo se debe hacer en el último de los casos)…

Ahora conforme íbamos avanzando en las materias especializadas que ahora si tenían que ver con el tema de trabajo, no puedo decir que no aprendí nada, puesto que me encontré leyendo a autores que tan solo conocía por referencias en otros textos, también aprendí a hacer cosas que había postergado por que alguien más en mi equipo de trabajo lo sabía hacer, como por ejemplo, trabajar con javascript, flash, 3D studiomax, etc. Mejor aún los compañeros de línea, eso es lo que más agradezco las grandes individualidades fueron lo que salvaron la cosa, de ellos aprendí comparativamente más que de mis maestros, puesto que en cierta forma cada vez que podíamos nos poníamos a platicar de lo que estábamos trabajando y en mas de una ocasión que no tuvimos clase, prácticamente improvisábamos un seminario de algún tema, sobra decir que con algún profesor de eso se trató únicamente la materia, de que expusiéramos un tema que domináramos a manera de taller (teoría y práctica)…

En fin que la cosa fue cansada, por las desveladas, terrible porque tal cual me ha comentado una compañera de trabajo cuando me queje de que era muy difícil cumplir con la maestría por tener dos trabajos a lo cual escuche “el 80% de los profesores tienen dos trabajos o más” (que me parece era más bien con los de primaria, pero que no me quejara, supongo la idea se capta, y puedo comentar que en nivel superior también es común), si bien ya había tenido jornadas maratónicas anteriormente por el trabajo y más de uno me considera activo fijo de la institución, no había pasado jornadas como estas.

De hecho de no consumir café, llegue en mi punto de mayor cansancio a tomar 2 expresos, 2 americanos y un chocolate, claro el acabose fue cuando tuve que recurrir a los dulces con cafeína (con mayor cantidad que un par de tazas).

Ahora el problema, el verdadero problema fue que durante los seminarios de tesis hice el mayor esfuerzo por explicarle a mis asesores mi tema (que se supone revisaron cuando se me hizo la entrevista previa a mi aceptación) es decir objetos de aprendizaje y software libre para su uso en educación, prepare presentaciones, mapas mentales, una descripción esquemática, texto de la manera más concreta que pude y no, lo mas que mi asesor leyó fue el texto de Chang (2006) Objetos de aprendizaje para la innovación educativa (o algo asi) llegando a la conclusión de que lo que yo quería hacer era un curso a distancia (en realidad más similar al b-learning, pero creo que ahí también tuve problemas) axial que tuve que cambiar mi trabajo un par de veces. Otro punto que realmente me costó mucho trabajo fueron las materias del tronco común (justo donde tenia yo mayores deficiencias) puesto que al tratar de cubrir casi toda la gama de las líneas (diversidad, pedagogía, institucionalización, política, etc.) no logre, como si lo hicieron muchos de mis compañeros ligar todos los trabajos de las demás materias con mi tesis, resultando en que aunque escribí un montón, la mayoría de esto no lo pude incorporar a mi texto principal… total que llego el ultimo seminario de tesis, en el cual me mate por entregar a tiempo todos los productos (puesto que el semestre anterior hubo un incidente que hizo la relación con los asesores un tanto tirante y del cual no quiero ni acordarme), mi escrito final, sin esquemas, imágenes o cosa por el estilo a espaciado de uno y medio era de 47 cuartillas (que por un curioso incidente me enteré al final del semestre que mis avances que había estado enviando por e-mail ni siquiera habían sido leídos, puesto que el asesor los quería forzosamente impresos), a lo cual se me argumento que deberían ser 80 para pasar la materia, así reprobé… solicite volver a cursar la materia (cosa difícil) y se me permitió lo que no hice y ahora lamento fue pedir cursarla con otro profesor, como producto final reestructure mi texto, produje los materiales de mi curso (al menos una tercera parte del total) y entregue 68 cuartillas junto con materiales digitales, resultado reprobado.

Así al día de hoy cuando la mayoría de mi generación se ha graduado el semestre pasado (he de mencionar que de la línea solo uno se gradúo, 4 estamos trabajando en la tesis, 1 deserto en el último semestre por conseguir un trabajo mejor y no aguantar más a nuestro asesor, otros 2 desertaron en el primer semestre y el último deserto en segundo semestre) estoy en la incertidumbre. He tenido que tocar puertas, consultar con compañeros y profesores, y claro dar vueltas y más vueltas (que no pienso detallar porque hasta me causa molestia el recontar todo este proceso), en fin que el posgrado para mi ha sido todo menos lo que deseaba, no pude salir a ningún congreso de la línea, ni mucho menos al “gran” congreso de investigación nacional, no trabaje en la tesis que quería hacer, sino en la tesis que podía el asesor trabajar, peor aún no pude manejar el tema que quería sino el que el asesor entendía…

He decidido que al menos el trabajo recepcional lo voy a acabar como yo quiero, con el tema que me interesa y con los conceptos que son relevantes, ya si no es aceptado aquí se me ocurren un par de lugares que si los pueden aceptar… además de cerrar el ciclo, porque estar en que estoy escribiendo la tesis ya me tiene harto, cansado y aburrido, por lo mismo es una actividad que ya debo terminar.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Posgrado

  1. Gunnar dijo:

    Ugh… Sí, llevas mucho tiempo desencantado con la conducción de la maestría. Pues… Ni pa’ dónde apuntar, sé que acá lo principal de tu mensaje es sacar el nudo que traes atorado… A seguirle dando, como sea posible. Y, sí, el trabajo que has hecho hasta ahora es sin duda utilizable de muchas otras maneras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.