Hubieras sido un gran medico…

Es lo clasico que escucho de mis padres, claro ambos medicos, siempre tuvieron la esperanza de que alguno de sus hijos se metiera a la misma linea de trabajo de ellos… hace mucho tiempo sin embargo decidi que no me gusta la medicina… no se si fue el que muy pequeño anduviera en el hospital general con mi abuela o si que mi madre que hacia sus rotaciones de urgencias me llevara al trabajo o que mi padre que estaba en el internado tambien me trajera de hospital en hospital.

No niego que el detras de como es un hospital es muy divertido y hasta interesante, sin embargo el hacerse cargo de la vida de alguien mas, como que no es para mi, y eso lo descubri posteriormente, no puedo digamos romper ese lazo afectivo que no debe existir entre medico y paciente (por eso mismo los medicos no deben de tener de pacientes a sus familiares), esa mugre empatia, no me permite decidir bien, y aun cuando con el tiempo se veia interesante no opte por ese camino.

Ahora cuando mi gato se ha enfermado justo me doy cuenta de que bueno que no tome la decision que deseaban mis padres, la perdida de uno de mis gatos a principio de año me devasto (mucho mas de lo que me pude imaginar) y el hoy tener uno enfermo, me deja estresado, cansado y me ha dejado atorado en todos mis demas proyectos para esta ultima semana de vacaciones.

El problema mas grave es la empatia.. buscar por ahi un post anterior.

There are two major products that come out of Berkeley: LSD and UNIX. We don’t believe this to be a coincidence. — Jeremy S. Anderson.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.