Lisboa

Mi historia con Madredeus empezo por ahi de la segunda mitad de los 90, en alguna muestra de la Cineteca (de las que era asidua concurrente) me toco ver esta preciosa historia de Wim Wenders (de quien tambien soy fans). De entre lo mas recordado quizas sean esos edificios portugueses con sus dibujos azules y la musica de un grupo hasta ese entonces desconocido para mi, Madredeus.

No hay ni que explicar que la voz de Teresa Salgueiro es capaz de transformar y transportanos a ese mundo un tanto onirico, un tanto de recuerdos y de esa saudade, mucho de esta magia se complementa con unos ejecutantes virtuosos, logrando un resultado grato, memorable, amoroso.

Años despues Madredeus vino al DF, ofrecieron un concierto en el zocalo, al cual fui con un grupo de amigos y con quien ahora es mi esposo. Esa noche en muchos sentidos fue maravillosa y quizas sea una de las muchas que mas recuerdo con cariño. Poder compartir con mis amigos y la persona que amo fue fabuloso y muy entretenido. Hace un par de años Madredeus volvio y aunque han pasado años desde aquella primera vez que me emocione tanto, siguen causando ese sentimiento calido de amor y recuerdos, en esa ocacion aun cuando el grupo de amigos era distinto, mucha gente en mi vida ya habia salido, alguna mas se habia unido y estaba reciente el fallecimiento de uno de la pandilla, oir a Madredeus fue doloroso, pero a la vez grato.

Anoche, Teresa Salgueiro, ya como solista ofrecio un concierto en un lugar pequeño, en esta ocacion si pudimos pagar unos boletos en una zona cercana al escenario y aunque esta vez solo fuimos Kerube y yo, hubo un momento en el que pense en mucha de la gente que ha cruzado por mi vida, mucha que aun esta, la que vendra y los buenos recuerdos que siempre me trae oir a Teresa.
Muchas de las mejores anecdotas de mi vida han estado sonorizadas por Madredeus y pese a que solo se decir “e um gato” anoche Teresa fue parte de mi vida, su voz ha tocado muchos de los mejores sentimientos que se pueden tener y deseo que dentro de algunos años mis retoños sean parte de esta historia que se ha ido escribiendo desde hace mas de una decada.

Muchas gracias a Teresa, le agradezco que cruzara el mar para deleitarnos anoche con su voz y talento.

Publicado por

slacker

Diseñadora Grafica, mama, esposa, amiga y ocasionalmente amantuk-amiga-confesora de mis amigos. Habil con las labores artesanales. Libros, musica, cafe.

Defeña de nacimiento, poblana por querencia, guanajuatense de corazon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *