De como el gato grande nos alimento…

Ya instalada en la placentera calma hogareña, he de decir que las vacaciones me dejaron mas agotada de lo que pense :I

Fuimos a Metepec, Pue. El pueblo es literalmente un sitio desos donde la calma puede hasta tocarse, desde el martes que llegue ya sentia ganas de volver al terruño.

Eso de estar sin tv, sin inet cerca y literalmente entre arboles y naturaleza no es lo mio (no se porque me empeño en hallarle cosas buenas). La comida fue mas placentera gracias a que aclientamos con la señora del mercado y que hizo mas llevadera esta estancia.

Dormi mucho, camine, me meti a la alberca techada, intente aprender a nadar, para el gusto y placer del buen Parker me trepe a la bicla (aun traigo dolor de trasero), fuimos a ver un criadero de truchas, conoci Atlixco (no como me hubiera gustado ya que llevaba mas gente y no les gusta caminar), el krube pesco y alimento a toda la familia (de puro milagro no me dejo el pescado despanzurrado en la cama a manera de regalo de amor -quien tenga gatos entendera esto-). Comprobe que ya no tengo tolerancia a muchas cosas y en general que me gusta mas a mi planear lo que hare y como hacerlo.

Con todo no niego que me diverti, me habria gustado hacer mas cosas sin la necesidad del mueganismo (algun dia muy lejano explicare esto) y sin la presion del ya vamonoooooooooooosssssss que nos deja el autobus :/

Arg!

PD. NO impriman el mapa de metepec.gob.mx como el de Metepec en PUEBLA, nada que ver.

Publicado por

slacker

Diseñadora Grafica, mama, esposa, amiga y ocasionalmente amantuk-amiga-confesora de mis amigos. Habil con las labores artesanales. Libros, musica, cafe. Defeña de nacimiento, poblana por querencia, guanajuatense de corazon.

3 comentarios sobre “De como el gato grande nos alimento…”

  1. Jajaja =) la naturaleza es otra onda… supongo que esperabas otra cosa, pero por algo se empieza xD
    Por cierto, los cletos usamos una prenda que se llama licra, esto para ayudar al trasero a soportar mas el asiento 😛
    Saludines!!! xD

  2. Pues cuando quieras vacacionar en la naturaleza ojo yo siempre recomiendo que no excedan más de dos días en contacto con la naturaleza si no un o corre riesgo de mimetizarse con el entorno…

    Lo que si recomiendo es que visites Zirahuen… es muy padre y puedes encontrar muchas cosas que hacer.. recuerda que en mi cimple me fui dos días, el primer día incluyó vajage por morelia, con desayuno y todo, comprar por patzcuaro y busqueda de cabaña en zirahúen, instalación y desempacar las coasas, pachanga y dormir hasta noche pese a la ausencia de tv. inet y demás cositas, el segundo dpia incluyó levantada tarde, desayuno, viaje a santa clara del cobre, compras, viaje a la anngostura, viaje en bote y comida… regreso a Irapuato… ai nomás, dos días y muy bien… aunque el mueganismo si hace falta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *