La bestiecilla negra :P de ojos amarillos…

Una tarde de sabado buscando un gatito para nuestro local (ya habiamos estado anotadas en listas de espera para adopcion y nada que salian gatitos :S) al ir con la vet que atiende a las mascotas de casa y saber que quien nos daria una gata se arrepintio y decidio conservarla :/, empezamos la odisea para conseguir una felina.

Nos fuimos caminando a las veterinarias cercanas, llegamos al mercado y habia unos gatos pequeños, pero lucian descuidados y enfermos 🙁 asi que decidimos que pagar 20 pesos por uno desos, no era buena idea. Sobre todo por la cria que tendria que convivir con el felino en cuestion :O estabamos discutiendo eso, cuando se nos acerco una mujer mayor con un niño como de 6 años, nos pregunto si buscabamos gatito, y que ella tenia 4 de su minina siamesa, nos conto que la gata se habia salido y que se habia ido con un gato horrendo de color negro y que todos los gatitos eran parecidos a papa y ninguno a mama. Su desgracia parecia novela en la que la hija sale con su domingo 7 🙁 jejeje.

Decidimos que nada perdiamos con ir a ver y que seria buena opcion, en vista de que se trataba de gatos de casa. La mujer nos fue contando y vendiendo la idea de que sus crios eran maravillosos y comian de todo. Llegamos a su casa y sus nietos sacaron una jaula grande de pajaros, donde tenian 4 preciosos gatitos negros. Al abrir la jaula para mostrarnos de cerca los felinos, una se salio y hubo que corretearla por el patio. Vimos al resto y como iba con mi madre, nos dijo: tomen a la que se salio, es lista e inquieta, buena señal en un gato. La tome y sin dudarlo le dije a la señora que esa era la que queriamos.

Nos encomendo cuidarla y nos mostro tambien a la mama, una gata siamesa hermosa de ojos azul cielo. Nos dio una caja y emprendimos el regreso a la veterinaria para la revision de rutina. Se desparasito y vacuno. Tenia buena salud.

La dejamos en el local, le compramos comida. Sin embargo el poco tiempo que pasabamos ahi parecio no agradarle, ya que estaba habituada a estar entre niños y con gente. Un dia creo que se enojo y trato de arañar a la cria 🙁 y entonces mi hermana me dijo que si la queria.

Victor la veia y se emocionaba de jugar con ella, le hizo juguetes, y la gata se ponia feliz al verlo. Asi fue como vino a casa. En cuanto llego la tranquilidad termino para mis plantas y peces. Y para mi misma. Nunca habia tenido gatos en casa (a mi mama le desagradan los animales dentro de casa) asi que fue todo un proceso acostumbrarme a ella y ella a nosotros.

Elegir nombre no fue facil, ya que de 10 nombres que teniamos, al llamarla no hacia el intento de vernos. Con el unico con el que puso cara de, me hablan a mi fue con Padme.

No era una gata chillona, de hecho era muy sociable y comunicativa. Al llegar a casa siempre salia a brincos grandes con un miauuuuuuu, o ya estaba en la ventana mirando a la escalera.

En las mañanas al irse Victor se quedaba a dormir en mis pies o a mi lado, ocupando media cama :/ y ronroneaba tan fuerte que habia veces que me despertaba con su escandalo :’), corria como loca al oir bolsas o abrir el refri, pedia queso oaxaca o cualquier cosa que oliera a carne, le encantaba ver la tv y hacer un ruido raro al ver los pajaros por la ventana de la cocina, pasaba horas jugando con un popote que le hice con plumas de colores, arañaba con singular alegria su madero forrado de lazo, despreciaba mi costoso juguete de cuerda en forma de raton y sin embargo se quedaba horas jugando con un raton de plastico de 5 pesos :!, se tiro encima el arbol de navidad y con esto casi me provoca un paro cardiaco :(, se enojaba con la cortadera de uñas semanal :&

Lloro y se deprimio los dias que estuvimos en el hospital con el krubin, fue la gata mas feliz la primera vez que le dimos delicias del mar 🙂 (una comida tipo atun pa gato) y se pachequeo de lo lindo con el catnip.

Muy a pesar de que siempre fui muy dura con ella, y que me costo trabajo habituarme a sus pequeñas manias, me caia bien por el amor que le tuvo a mi esposo, la paciencia y jugueteo con que siempre trato a la cria y por esos detalles que tuvo al alejar de mi a la cucaracha gigante o hacerme saber que se sentia feliz de verme despertar cada dia.

Ahora con Beleth, no siento esa conexion. Es una gata mona pero demasiado arisca, huraña, huidiza. Tenia razon el ñor de las tinieblas, el tratar a Beleth me hace valorar a Padme.

La casa es una trampa mortal para crios y gatos 🙁

Publicado por

slacker

Diseñadora Grafica, mama, esposa, amiga y ocasionalmente amantuk-amiga-confesora de mis amigos. Habil con las labores artesanales. Libros, musica, cafe. Defeña de nacimiento, poblana por querencia, guanajuatense de corazon.

Un comentario en «La bestiecilla negra :P de ojos amarillos…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *