Archivo de la categoría: Debrayes

Estoy soy yo resolviendo todos los problemas del mundo.

Diciembre de 2007, son más de 9 mil

...and here is a tapestry I made earlier...lol

…and here is a tapestry I made earlier…lol

(Photo credit: andronicusmax)

La fábrica sigue jalando, el Diluvio tiene que encauzarse, a cualquier idiota le sueltan un micrófono y una cámara la puede enfocar cualquiera.

No cualquiera puede pelear legalmente, pero si te hace falta dinero la calle te ofrece la oportunidad de morir por mil pesos. Un trato justo, un héroe está por surgir.

«We did it for the lulz» dijo el Peje; «LOL» corearon las masas.»Jesus was black, jews did the 9/11″. Un tapón en el Grijalva, dos chicas y una copa de helado. Traumas, demoedecanes haciendo kung fu en los semáforos.

Una suculenta cena en la Navidad, un lobo estepario no podría pedir menos que una gallina. ¿Pero qué no es una gallina, sino un pájaro zombie?

Un sol australiano de diciembre, cero crueldad en las madrugadas, una horrible bruma en el horizonte, «Sorry boy: Ring’s closed due to the smog». Noticias que el año pasado me habrían hecho exclamar algo como «¡Jolines, voto a Bríos y Equis De!» mientras bebía de mi atole de guayaba en mis oficinas de la costa.

Pero no estoy ahora en la costa. Desearía estar en la costa.

Ahora un oso negro me acompaña, corrijo, la mitad de un oso negro, cortesía de Boris Yeltzin, que se terminó la buena bebida rusa que quedaba. Sminorff fue considerado enemigo del pueblo, y no me sorprende, «Hazte cuenta que es Pedro Domecq, pero en ruso».

Calafia, lugar donde las amazonas cosechaban uvas. O al menos así decían que decía la leyenda. Los cosechadores de perlas pronunciaban ¡(sic)! cuando leían esa etiqueta, eso es lo que recuerdo. «¡Felices fiestas!» me dijo mi patrona cuando se retiró del trabajo. Me abrazó y me acarició las manos; Feliz Navidad le dije yo. Ella se fue de vacaciones a algún otro lado del mundo. Yo me quedé en mi lugar, el Diluvio seguía ante mí y debía ser encauzado. Nadie deseaba ser el tapón de piedras y lodo que lo habría de contener, nadie deseaba ser removido.

Pescamos perlas: perla, partícula irritante que atrapa el molusco y que éste recubre de bella baba nacarada, se han pescado tantas que podríamos ensartarlas y vender collares. Bueno, eso hacemos de hecho, pescamos perlas, las ensartamos y las vendemos como collares o rosarios.

Rosarios de perlas.

Vendemos las perlas y también al molusco que las produjo. Vendemos hasta las conchas, negocio redondo, chavo.

Mi oficina es alumbrada por el sol australiano, pero no estoy en Australia, no hay rugby ni hay cricket en la tele. Pero tampoco hay béis ni fútbol.

Nomás están los Patriotas. (!!!)

La luna nos alumbra ahora, un tenue resplandor acompaña a la gente.

¿Recuerdas que hace años tú perpetrabas milagros? Oh, sí que recuerdo, entonces ganabas menos que el mínimo y aún así juntabas para tus pequeños lujos.

Ésos eran milagros.

¿A cuánto está el mínimo? Está dos pesos con dos centavos arriba.

-¿Cuánto harías con eso?
-¿Estás insultando mi inteligencia?

«Salario mínimo al presidente, para que vea lo que se siente»

«Quinientos pesos semanales al líder del sindicato, para que vea que se siente regacho»

Trescientos espartanos resistieron en las Termópilas; Seiscientos jinetes cabalgaron en el Valle de la Muerte.

El 35% del presupuesto de la Real Comisión de Luz y Fuerza de la capital se va en salarios y prestaciones; Ecatepunk tiene 3 semanas sin electricidad.

Y Sánchez Azcona nomás padeció una semana.

La cocaína subió de precio, pues hubo una súbita disminución en su disponibilidad; Oferta y demanda, neoliberalismo puro; Cuesta de enero, estagflación en el Gabacho.

«Presidente, ¿cuál es la respuesta de su gobierno ante está situación?»
-We did it for the lulz.

Y el noble pueblo gringo exclamó: «LOL».

Una adivina me leyó la mano:
-Caramba, prepárate para lo inesperado.
Yo le pregunté que podría pasar, a qué se refería con «inesperado».
-¡Carajo, chico!, si lo supiera no sería inesperado.

El Diluvio había amainado, apagué mi estación y desconecté mis audífonos.

Ahora quería llegar a cenar y leer un buen libro.

Quería leer algo fantasioso, algo leve, algo risueño.

Nuestro mundo es cada vez más raro.

Enhanced by Zemanta

Por fin

Obligatorio, porque sí.

Se me hizo escribir en mi blog, que ya estaba algo dejado de la mano, que nos han pasado algunas cosas entretenidas y que me han dejado pensando.

Harta chamba

No podía ser de otro modo, nos reconciliamos con una editorial de origen francés y ediciones iberoamericanas nos tiene harta fe, así que si consiguiese otra editorial que me suelte chamba cada mes ya podríamos asegurar que habrá teléfono todo el año.

Seguridad por fin

Noto que ya no dudo cuando trabajo, no me quedo contemplando si una frase/expresión/giro está bien o no, el uso continuo ayuda, el estudio igual… y por supuesto que también tenga mi caminito recorrido, casi 10 años ya, ayuda mucho más.

Los acentos ya no se me van, detecto perfectamente las incongruencias entre números, géneros, tiempos verbales y hasta modos (el subjuntivo es más útil de lo que parece) más la predilección ingenieril por la sencillez en la expresión («nosotros hemos visto un modo oportuno de mejorar vimos un área de oportunidad»)… ¿será posible hallar un trabajo en el campo editorial aprovechando lo que sabemos?

Igual y qué.

 

Territorio Mostrenco

Anduvimos por allá una semana a finales del año pasado (casi de ida y vuelta) y nos percatamos de lo cambiado que está.

2 cosas 2 saltan a la vista: está mucho muy tranquilo y irrealmente limpio para como estaba antes.

¿Qué pasó? Aventuro una hipótesis: No hay polecía.

Ya he dicho en este refugio de mutantes que mi mayor temor cuando vivía en Tampico no era encontrarme un ratero en el micro sino encontrarme en un lote baldío con una patrulla.

La policía del Sur de Tamaulipas era, irónicamente, la principal amenaza a la paz pública porque eran lo que permitía que el crimen organizado (y el desorganizado) medrara, para esos seres cubiertos de cebo el ciudadano nomás contaba como fuente de recursos, no estaban ellos pa protegerlos sino pa mantenerlos, a ellos y principalmente a sus jefes y a los jefes de sus jefes.

¿Qué pasa ahora? La policía fue disuelta y la vigilancia está a cargo del ejército. Eso afecta de muchas maneras a la población.

Primero que nada, los rondines no los realizan dos marranos sudorosos arriba de una camioneta desvencijada sino un convoy de al menos tres vehículos encabezados por un humm

Centro Cultural Tamaulipaser artillado (con una ametralladora calibre 50, la munición de dichos dispositivos son del grueso de una pila A) y atrás del hummer van unos vehículos con al menos 10 gentes perfectamente equipadas para tirar balazos, me dice la Suprema Matriarca que en un principio la gente les temía, pero que al ver que la cercanía de esos individuos afectaba la propensión a tirar bala de los peces menores, pues ya se habituaron a verlos como parte del paisaje.

Luego está cómo afectó a la delincuencia desorganizada, acá todos sabemos que los polecías dejan ir y hasta protegen en ocasiones a cierta clase de pesca menor a cambio de una modesta cooperación con el tomandante: el macuarro que asalta mujeres con una navaja.

A juzgar por la evidencia, el macuarro de marras encontró que es más difícil negociar con el operador de la ametralladora del hummer que emigrar a una población que sea más propicia para su modo y estilo de vida.

Por supuesto que siguen existiendo enfrentamientos entre grupos rivales de narcs y la extorsión a los pocos hombres pudientes que quedan en la zona es nefasta, haciendo que aquéllos mejor se vayan a vivir a Texas.

¿El regreso a Territorio Mostrenco será posible algún día?

Ése es mi sueño, y al menos veo que hay unos pequeños avances: por ejemplo, la playa Miramar ya cuenta con wifi, encontré que la plaza Jalisco es ya más parecida a otras que hay acá en el Defe, que hay otras que tienen un vago parecido a la del parque México, zonas peatonales y, sobre todo, la gente fina de Ciudad Madero por fin está posando sus piecitos en la tierra en lugar de avanzar flotando a 3 centímetros encima de ella.

Y si a eso le agregamos que es ya del conocimiento popular que el Sur de Tamaulipas vivirá del turismo una vez que Pemex sea vendido/demolido/muelto y que yo tengo mis conectes con el ámbito del Social Media aplicado al turismo…

Señales que antecederán mi regreso

Que los oxxos de allá comiencen a vender capuchinos Nescafé, no antes.

Y cerramos esto, que luego no tengo de qué más escribir.

Saludos a quien lo merezca.
Enhanced by Zemanta

Ya vienen las posadas

¿Y adivinen qué? Finalmente alguien en este hemisferio se atrevió a presentar un tímido intento por hacer algo parecido a los remixes de Nico Nico Douga, el cual les presentamos a continuación.

 

 

Wow, 40 memes en una canción de casi 4 minutos…

 

Pero con la salvedad que los remixes de Nico Nico Douga suelen ser las internets japonesas comprimidas en videos de más de 11 minutos.

Con todo respeto, me niego a aceptar que las internets del benévolo suelo americano sean así de ñoñas.

Screenshot of Kumikyoku Nico Nico Douga Alice ...
Image via Wikipedia
Enhanced by Zemanta