¿Agujero de los palomos?

Toribio Esquivel Obregón le escribió a uno de sus cuates (circa 1920) que una propuesta llegó a la cámara de representantes gabacha (diputables gringos pues) para proscribir el linchamiento de negros, ése era (¿es?) uno de los más añejos y respetados usos y costumbres© de la Améurrica profunda. Como se dieron cuenta que nadie iba a votar en favor de semejante propuesta, don Toribio Esquivel Obregón, protopanista dicharachero, ocurrente y dado al jolgorio pero extrañamente autodidacto y cultivado, escribió a su cuate que en lugar de verse en la vergüenza de votar en contra de su propia ley, simplemente ésta sería obviada de cualquier discusión, es decir, “mandada al agujero de los palomos -y posteriormente explica-, que es como aquí le llaman al bote de los papeles sucios”.

Originalmente este sicalíptico sitio de internet (valga la redundancia) iba a llamarse “El bote de basura”, que es el nombre que cariñosamente recibió el primer lugar en el cual senté mis reales en el Defectuoso, pero “El agujero de los palomos” es un término mucho más adecuado para este blogcito en vista de la naturaleza y calidad del contenido.

Eso apareció en la correspondencia del Toribio Esquivel Obregón. Pásele a lo barrido.

Enhanced by Zemanta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *