El Manifiesto de Ozuluama revisado

1368715846418A ya casi 15 años de que redacté el susodicho texto y tras haber visto lo incomprendido que es en términos generales, pienso que hace falta un poquito de perspectiva y algo de contexto para verlo mejor.

¿Por qué creo que no cae bien?

Es un texto muy franco, con una retórica directa, libre de tropos o adornos, por lo que los pequeñines que leen eso se sienten agredidos.

Yo no era ningún escuincle cuando lo escribí, tenía 22 años y a esa edad hay quienes ya han resuelto su vida, creado obras trascendentes y hasta cambiado la historia, ¿y qué estaba haciendo yo? De alguna manera (porque realmente era un hombre al agua en esa obra) colaboré en el tendido de un oleoducto que iba desde Cadereyta, Nuevo León, hasta Nueva Teapa, Tabasco. Ese oleoducto desde entonces ha estado en las noticias por lo llena de accidentes que estuvo y porque quienes integraron el consorcio constructor -Tribasa, SK Engeering and Construction, Siemens- se volvieron muy populares en los periódicos por su propensión a la corrupción.

Sin embargo, yo había gozado de una vida bastante despreocupada hasta entonces y mi madurez ni señas daba de aparecer (creo que a estas alturas todavía no llega), el caso es que me sentía del asco porque no dormía en mi cama y no tenía una maldita idea de cómo hacer las cosas, sin embargo, contaba con la satisfacción de que todo eso retribuía a mi familia al poder mantenerla como el Bios manda.

Orgulloso, pero triste a la vez.

¿Y en qué colaboró mi afición?

En todo, para efectos prácticos me encontraba allí por haber llevado mi afición al extremo, por haber creído que era posible en nuestra república de chocolate que se podía vivir de ser fan y lo estaba haciendo mal… y luego los que lo hacían bien… ¿qué era lo que hacían bien?

Vi quiénes eran los fans que funcionaban, que escribían y dibujaban y además contaban con el tiempo libre suficiente para trabajar (loool) y noté que los que realmente admiraba sabían mucho de muchas cosas.

Quería ser como ellos, ¿qué tenía que hacer para serlo?

La respuesta fue simple, ponerme a trabajar.

Así fue como a final de cuentas fue que me decanté por el lado creativo y el conocimiento de algo que a mí me gustaba pero no me había dado cuenta: el lenguaje, eso me está dando de comer e incluso me da posibilidades de realmente progresar, esa palabra aburrida en la que se encuentran atrapados conceptos complejos como el conseguir una casa, un vehículo, transmitir tus genes a la siguiente generación y emprender cosas no deliciosas mas sí nutritivas.

¿Por qué el Manifiesto de Ozuluama?

Porque lo redacté y promulgué en el hermoso pueblo de Ozuluama, Veracruz, población de escasos 5 mil habitantes pero que es la epónima cabecera municipal de un territorio ocupado por al menos 50 mil gentes, la mayoría dedicada a la ganadería y a la fabricación de ricos quesos frescos.

El hecho de que estuviera acantonado en Ozuluama también influyó mucho en mi estado mental, estaba rodeado de verdor y agua y caminaba encima de tubos de acero de 24 pulgadas de diámetro y un tercio de pulgada de espesor, amanecíamos a 6 grados con bruma, lluvia y viento y en el transcurso del día podía la temperatura subir hasta los 28 °C.

Vi montañas cuyas faldas estaban cubiertas de neblina, pero no sus cúspides, pareciendo que en realidad flotaban.

Planeo pronto volver allí.

¿Qué me propuse con esto?

Nada. El manifiesto en sí es una refutación a muchas cosas que había visto y vivido, y juzgando el modo en que es hoy atacado y citado todavía, me temo que sigue siendo actual, incluso aún más.

¿A quién pensé aludir con él?

Sólo a mí, es como un recordatorio de mí a yo mero de cómo está el abarrote, qué no debo hacer, de qué o quién hay que cuidarse, y tuve razón. Siempre que ignoré mis propios consejos así me fue.

Pero sobre todo, la esencia es que hay diversificarse, la especialización es para abejas y hormigas, no para homínidos, la gente huye de los frikis porque los frikis járcor son monótonos y tienden a jactarse de cosas que más valdría callar. Creo que fui uno y gracias al Manitú he logrado empujar mi autismo altamente funcional un poquito más allá del espectro autista, de manera que soy un elemento productivo más o menos autosuficiente y sin duda interdependiente.

Todos mis ancestros lo fueron, así que no es algo que digamos sea un gran logro.

2 comentarios en “El Manifiesto de Ozuluama revisado

  1. Muy bueno, ya que seguro más de uno no tenia ni idea de donde o que diantres es Ozulama, estaba notando que la entrada más antigua que hay del mismo es en la lista de Animexico, claro es anterior, pero no parece conservarse histórico mas antiguo [1] y veo que acá mismo ya has escrito al respecto [2] y valdría la pena ligar semejantes desv… reflexiones a esta última, en orden cronológico.

    [1] http://historico.animeproject.org/animexico-ml/anime/2002-January/010033.html
    [2] http://blografia.net/mostrenco/2005/03/discutamos_el_manifiesto_de_ozuluama/
    [3] http://blografia.net/mostrenco/2011/04/venga-lo-nuevo/
    [4] http://blografia.net/mostrenco/2005/05/balazos_en_las_patas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *