Reporte 04/11/2012

india calcutta bookstore
Éste era yo en el 2008 .

Tras un largo rato de no escribir bien a bien acá, me doy el lujo de poner qué tal nos ha ido.

¿Y bien genio, qué rollo?

Pues finalmente lo logré, tengo una chamba dedicado a las redes sociales y pues no me ha ido *tan mal*, por un lado el aprendizaje ha sido duro, intenso pero satisfactorio y estoy cada vez más seguro de lo que hago y por el otro hay ciertos detallitos de mi trabajo que no me tienen del todo contento, pero si sumamos todo hay un superávit. Primero logré saltar el problema de la edad, salté a un rubro mucho más dinámico y prometedor que la industria editorial, la cual, entre más me muevo de este bisne, más tristeza me da porque ya comprendí los vicios que han colocando en la lona a nuestras amadas editoriales. No lo pondré acá porque este blog no tiene el objeto de denunciar nada, que eso lo haré en otros lados. Baste citar a alguien que a la mejor conozcan.

 

Mi recriminación a los editores: el único servicio que me han
prestado es haberme enseñado a vivir sin ellos. En ellos convive
la bribonería comercial con la extrema susceptibilidad artística
y una gran irritabilidad, sin que sean buenos negociantes ni
refinados críticos literarios. Para la producción de un libro sólo
hacen falta un autor y un vendedor, sin el parásito de en medio.

¿Cómo es tu trabajo, weh?

Hay quienes dirán que es extremadamente fácil, yo más que fácil lo encuentro sumamente placentero, que no es lo mismo, trabajo en donde la gente se suele divertir, luego entonces mi trabajo es similar al de los deportistas profesionales y las estrellas del PR0Ne, por lo tanto, si quiero durar en este oficio mi desempeño debe ser sobresaliente. Tiene un chiste, hay que saber cómo hacerlo y, me consta, requiere de mucho estudio.

Mis funciones engloban muchas áreas: atención al cliente, planeación estratégica, marketing, relaciones públicas, pero son sobre todo de marketing, y más existiendo una nueva rama que es conocida como «inbound marketing».

A continuación una explicación en donde queda explicada la razón por la que un editor como yo es ahora más necesario que nunca en una empresa.

 

Marketers should think like publishers.

 

Good thing that I am already a publisher. :P Una explicación adicional acá mero.

Entonces… ¿todo bien?

Podría estar mucho mejor, la verdad, pero creo que aspiramos a muchísimas cosas, sigo corrigiendo para Magró Gil, sigo al pendiente de cuestiones editoriales aunque ya nada más como pasatiempo, seguimos con nuestra idea de publicar y eso me parece que es cuestión de tiempo.

O sea, estamos bien gracias al Manitú.

Enhanced by Zemanta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *