¡Se nos jue!, se nos jue! nuestro capu se nos jue.

Hacer esta afirmación es muy tonto, claro esta que siempre tendré un poco de infantil en mi, desde mi inmadurez hasta el poder sorprenderme de cosas nuevas, pero capulina (capu pa los cuates) fue una de las figuras con las que crecí en los pocos años de la infancia cuando tuve TV (y luz en casa)

La capulinita y la versión grande de capulina dos de las historietas que Leía y en las cuales capulina no era tan bueno, en ocasiones avaricioso y petulante, gandalla pues, todo lo contrario del personaje blanco, bonachón y en algunas casos tonto, que aparecía en la TV y el cine.

Lo recordare por películas como, “El Dolor de Pagar la Renta”, “El Metiche” y “Capulina Contra los Monstruos” aun me harán reír.

Paradójico que el rey del humorismo blanco su mote no tuviera el misma procedencia, sale de un chiste que tiene tintes de zoofilia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *