De regreso…

Para quienes se habían preguntado y para quienes no, a la verch… ya toy de regreso, después de unas no tan merecidas pero si muy necesarias vacaciones… 12 días nomás…

En fin, que mis maravillosos días de vacaciones estuvieron de lo más maravilloso, muy trajinados pero muy relajantes, visité o pasé por al menos 9 estados de la república, pisé el suelo de al menos 7 y disfruté realmente de 4…

Todo comenzó el 24 de diciembre cuando por mi afán de dejar la casa en perfecto órden me dormí a las 3 de la madrugada con la esperanza de levantarme a las 7 y salir a las 7:45 rumbo a Querétaro, que iluso fui, el cansancio y el sueño me vencieron desperté a las 9, así que a las 10:00 estaba yo en la central camionera esperando un camión a Querétaro pero no había directo así que tuve que tomar uno a Irapuato, para despúes de ahí probar suerte, pero mmm nel… además estaba yo muy estresado por Félix que por supuesto también iba conmigo…

El chiste es que para resumir tuve que comprar un boleto a Querétaro, pero ese camión pasó por Celaya, hizo escala, que ya más resigando que nada aproveché una parada que hizo el camión en la salida y compré kilos y kilos de cajeta para la familia, despúes en Querétaro, por fortuna, ahí no hubo necesidad de esperar mucho tiempo, solo compré una botella de agua para Felix que supuse, moriría de sed, le di la mitad y la otra mitad para mi… mientras iba yo leyendo, pero el chiste es que llegué agotadisimo a casa de mis apás que apenas me vieron y ya estaban ahi por mi esperando aunque llegué mas tempra de lo que ellos esperaban… jejeje…

Despúes de una ligera cena navideña, ( no es sarcasmo), a dormir pq en realidad estaba cansadísimo, al otro día a salir rumbo a casa de mi abuela, asi que al D. F. y de ahi al edomex, también cansado pero contento pero despúes asustado de ver a la familia tan crecida, tan numerosa y con mucha mucha pila para seguir creciendo… cielos, la presión familiar comienza a ser cada vez mas que la social, de hecho hasta mi hermanito ya me preguntó que cuando me caso… conchasumadre… en fin…

Partí pronto, había que viajar a esas tierras lejanas de Xochimilco, una vez ahí hubo que esperar una hora a que empezara a llegar, se me había olvidado que eso de la puntalidad en el D. F. es algo así como medio relativo…

Una vez que llegaron los viajantes me di cuenta que aquel viaje no iba a ser precisamente el mejor de mi vida y que tendría que hacer algo por salvarme, puro chavito, desde los 5 años hasta los 20, iban papás y mamás, afortunadamente el viaje fue de noche y todos nos jetiamos aunque nos pusieron dos peliculas que agradecí, el viaje no fue tan penumbroso como predije así, lo que si es que largo como chingada y cansado como el trabajo… ahhh bueno, al llegar a Pinotepa Nacional me dijeron que podríamos bajar a estirar las piernas, pedí un café pero solo había agua para noescafé… mmm ni modo… agua y ajo…

Llegamos por fin al paraiso, nel cual… era un pinche varadero de focas y cachalotes al sol en una playa llamada puerto Angelito, en la zona de bahias que conforman Puerto Escondido, ahí si ni me metí, guacala, eso más bien parecía sopa en vez de playa, además como no nos dejaron bajar nada del camión, tuve que recurrir a mi bolsillo y comprarme un traje de baño ahi mismo, afortunadamente traía a mano el bloqueador, solar, me quise arrinconar un rato para leer pero cielos, no me dejaron, en fin que mejor ayudé a cocinar y jajaja no comí de lo que yo mismo ayudé… nel… mejor me pedí un filete al mojo de ajo… mmm rico…

Luego llegamos a la zona de acampado, nel que iba a ser en la playa, sino como a 500 metros y que no iban a dejar estar ahi pq estaban los marinos vigilando la zona de Playa Escobilla, donde las tortugas desovan, pero bueno, un chinguero de moscos, y a armar casas de campaña, no llevaba yo la mía pero armé como cuatro, ayudé a inflar un colchón y casi mato a alguien por un poco de repelente de mosquitos… llegó la hora de dormir y como pude lo logré… al otro día amanecí con dolor de espalda y todo sucio, ps no había baños, salimos rumbo a Mazunte, al centro Mexicano de la Tortuga, espolvoreé simpatía y despúes me hice ojo de hormiga y huí a Zipolite… ahhhhhhhhhhhh la onda, yo nomás iba por un día y me quedé tres y de no ser pq había dejado el equipaje en el campamento no me regresaba sino hasta el mero 4 pero bueno… cupo en mi la prudencia y deje ese paraiso antes de que nada pasara… pero me relaje mucho mucho….

Comí mucho pescado, tomé mucha chela, no me puse pedo, conocí gente vi los atardeceres desde la puesta y vi la música desde mi subconsciente exaltado por la virtud…

De regreso, ya en Oaxaca, había un mundo de gente, no pude apreciar muy bien la ciudad, pero creo que no me gustó, se nos perdió un Scout, en las compras del recuerdo me quedé sin efectivo y la cartera y yo estuvimos separados por un buen rato, pero hasta eso me alcanzó para todo.. no gasté mucho…

Ya rumbo al D. F. fue un viaje agotador… por cierto, eso de que todo méxico es territorio telcel, es mentira, es más el nextel tampoco, así que mis aparetejos nomás fueron a viajar un buen rato…

Ya en el D. F. pasé la noche en Xochimilco y tras asaltar un cajero fui a ver a los Martínez, un ratito pero siempre muy agradecido de que me reciban bien… despúes a viajar hasta hidalgo, llegué cansadísimo, nomás esperé a que diera la media noche, dimos los abrazos y a correr a dormir….

Más detalles y fotos en la próxima entrega…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *