La finestra di fronte…

Cuántas veces no nos hemos topado con cada escena que a veces uno desearía no haber visto o por el contrario, cuántas tantas nos hemos quedado con ganas de ver lo que sucede más adentro de La Ventana de Enfrente (La Finestra di Fronte), como se llama la peli italiana que me prestaron aqui en la oficina…

En realidad la película la vi sin muchas pretensiones, de hecho creo que me pudo mas la idea de que el título me recordaba a la gran Ventana Indiscreta del maestro Hitchcock, sin embargo, la fui viendo y poco a poco me fue gustando, aunque la primera parte se me hizo media pesada…

Bueno bueno, a grandes rasgos, sin tomar en cuenta la asquerosa sinopsis de la carátula, es la historia de una mujer jóven, no creo que rebase los 35 años, tiene dos hijos, una niña bastante inteligente y demasiado desfachatada de unos 9 años de edad y un pequeño de unos 5 años a quien su hermana cuida y educa prácticamente.

La mujer está casada con un tipo que tiene problemas para encontrar un buen trabajo y que en realidad no se esfuerza demasiado, por lo que ella se ve obligada a renunciar a muchas de las cosas que ama de la vida y tiene que trabajar en un empleo que no le gusta, eso si, el hombres es muy buen padre…

Derepente, andando por la vida se topan con un hombre mayor, que repentinamente perdió la memoria y no sabe que onda con su vida, sin más, el hombre cambia la existencia del matrimonio y de la mujer principalmente.

El misterio del anciano desconocido poco a poco va revelandose, mientras que la historia de la mujer que por cierto, de vez en cuando observaba por su ventana a su vecino buenísmo, soltero, bien empleado y hetero jajaja :D, también cambia…

Quizá suene de hueva, lo se, pero creanme, vale la pena, además de que a mi gusto tiene unas frases memorables que perdurarán en mi mentecilla… pero si les interesa y ni dispersa reseña no les late, mejor vean el trailer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *