Evacuación mental

Me gusta esa sensasión de incertidumbre y de darme cuenta de que aun tengo capacidad para asombrarme, para sentir incertidumbre por lo mismo que pensé que no lo sentiría…

En estos días de tranquilidad y relajación posteriores a una semana de mucho movimiento lo único que se me ocurre es extrañar los momentos, la gente y los lugares…

Lo que se me ocurre es ocupar mi tiempo en otras actividades, pensar en lo que haré cuando esté en casa, cuando nos reunamos, cuando vea a mi gente, cuando vea a quien quiero que esté conmigo, también en recuperar a mi hijo, que ahora que fui ya su novia estaba en sus días previos a la gran ocasión en que se harán marido y mujer… jejeje bueno perro y perra…

En este momento no quiero pensar mucho solo quiero sentir… ya veré despúes como me va…

Lo que si es que todo cambia muy rápido, como para que no me acostumbre, está bien, no me quejo, pero a veces quisiera que todo fuera más lento o más rápido, pero creo que no debo pedir eso, las cosas pasan como y cuando deben suceder…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *