Blografia.net

diciembre 31, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

¡Feliz 2018!

Comienza un nuevo ciclo. Según el calendario chino, éste año es el del perro, y en kanji se escribe 戌年 (inu doshi).

Aunque he estado un poco inactivo por acá los últimos meses, el proyecto del blog continúa.

Este año habrá cambios importantes en mi vida, y quiero estar lo mejor preparado posible para enfrentarlos. Mucho reto, pero valdrá la pena.

Les deseo a todos lo mejor en este 2018, y que éste sea el mejor año para todos.

Un abrazo desde algún lugar de Tokio, Japón.

diciembre 31, 2017 03:00

El 2017 en un kanji

Kanji de los años anteriores

Otro año está por llegar a su fin, y como es tradición en este blog, cerramos el año describiendo (o intentando describir) en un kanji lo más relevante que me pasó durante este periodo.

Este año tuve varios candidatos, y fue hasta el último momento cuando me decidí por uno. Algunos tenían una connotación muy negativa, así que mejor los deseché y preferí algo que fuera, si bien no del todo positivo, algo realista que definiera bien el transcurso del año:

Se lee “nemu”, “min”, “me”, y significa “sueño”, “dormir”. Se usa en palabras como 眠い (nemui, “tener sueño”), 眠たい (nemutai, “tener sueño”), 睡眠 (suimin, “sueño (de la sensación de dormir, no de soñar)”), por mencionar algunas.

Primero, el hecho de que mi hijo no se durmiera sino hasta cerca de las 2 am. Mi esposa y él felices de la vida porque podían despertarse a cualquier hora, pero yo tenía que levantarme temprano para ir a las mazmorras trabajar y a veces andaba en calidad de “zombie”.

Después, las responsabilidades aumentaron, y con mi hijo creciendo y cada vez más activo, queda menos tiempo personal. Aprendí que para hacer algo por mi cuenta tenía que sacrificar horas de sueño, y así lo hice:

Sí, termino exhausto cada día, pero no significa que siga con ese ritmo tan pesado, menos ahora con tanto frío a esa hora. No obstante, mi cuerpo “se acostumbró” y a veces estoy levantado a las 5 am sin ganas de hacer nada. Apenas hace un mes aproximadamente comencé de nuevo a despertar un poco antes de las 7 am, y el ejercicio pasó a los fines de semana que es cuando puedo hacerlo un poco más tarde.

Definitivamente necesito dormir más, pero en lo personal no me arrepiento de la decisión. Recordé que ya no tengo 20 años (lamentablemente), pero me fue posible despejar la mente.

El próximo año creo que será más fácil ahora que mi hijo ya duerme toda la noche.

Como dicta la tradición, también aquí menciono el kanji del año en Japón: 「」. Se lee “kita”, “hoku”, entre otras lecturas. Su significado principal es “norte” (punto cardinal), y vaya que causó controversia en internet: una de las razones por las que fue elegido fue el número de misiles que Corea del Norte lanzó y que cruzaron espacio aéreo japonés. Corea del Norte en japonés es 北朝鮮 (kita chousen), y la gente alegaba que era absurdo que hubieran escogido el kanji que representa al país que atenta contra la vida y la paz en Japón. Otra de las razones que se manejaron fue la de las fuertes lluvias que causaron grandes daños en la parte norte de Kyushu.

Para los interesados, aquí está la liga del comunicado oficial del kanji del 2017. Es un PDF en japonés.

¡Nos vemos en 2018!

diciembre 31, 2017 01:00

diciembre 26, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

Asistiendo a un funeral

Con ya cerca de 15 años por este lado del mundo muchos pueden pensar que he visto y vivido de todo, y en cierta medida no están equivocados. Sin embargo, afortunadamente hasta la fecha no me había tocado que alguien relativamente cercano a mí falleciera y me enterara a tiempo (porque un compañero de un trabajo anterior falleció y no me enteré hasta casi un año después), y eso significa que no había tenido la oportunidad de asistir a un evento de esta índole.

Por desgracia, el pasado mes de noviembre una de las jefas y miembro del comité directivo de la empresa donde laboro actualmente murió de repente. Desde que vi el título del correo sabía que eran malas noticias: 「訃報」(fuhou, literalmente “aviso de defunción”), y cuando vi quién era me quedé helado por un momento: hacía relativamente poco la había visto en la oficina y había conversado con ella un rato. No era mi jefa directa, y nunca trabajé bajo su supervisión, pero sí era alguien notable y alguna vez estuve ayudándole a su equipo en asuntos que salieron de emergencia.

Lo primero que pensé fue: “¿Tengo que asistir al velorio?”. Y no, no es que sea un insensible, sino que ese tipo de eventos se manejan de una forma especial en Japón, y en algunos casos no es bueno asistir a a ellos a menos que hayas tenido una relación más “de peso” con la persona fallecida o con sus familiares, y más cuando se trata de alguien del trabajo, porque no tienes idea ni de qué murió la persona ni cómo la familia lo tomó. Basta recordar los incontables casos de 「過労死」(“karoushi” muerte por exceso de trabajo), en donde muchas veces la familia no quiere ver ni en pintura a los jefes o encargados de la compañía. Aprovecho para mencionar que algo similiar me pasó con el caso del ex-compañero de trabajo arriba mencionado: por respeto pensaba ir a su casa y hacer reverencia al altar budista que generalmente los hogares tienen, pero mi esposa me advirtió que era posible que, sin conocer las circunstancias de su defunción, la familia no quisiera tener nada que ver con la empresa donde él laboró, y me pidió que primero preguntara por otro lado para cerciorarme de la situación; dicho y hecho, me dijeron de forma muy indirecta que “el funeral había sido algo muy personal donde solamente la familia había estado presente”. Entendí lo que me quisieron decir y ya ni le moví.

Regresando al caso en cuestión: sí, tenía que asistir, no era opción. No es que sea forzosamente obligatorio, pero en general te ganas alguna etiqueta rara entre los compañeros de trabajo si no vas y no tienes una excelente excusa para justificar tu falta. Problema: hay que prepararse, y si no tienes nada de lo necesario, comprarlo todo de jalón es un gasto fuerte. Hasta aquí muchos pueden pensar que es “normal”, pero cuando entra en cuestión la cultura japonesa, los detalles extra salen a la luz y de nueva cuenta te hacen ver lo minuciosa que puede ser. No que eso sea malo, pero sí es diferente a lo que estoy acostumbrado.

Antes de entrar en detalles, déjenme dejar algo bien en claro para evitar malinterpretaciones: la muerte de cualquier persona no es un suceso bonito ni feliz; en todo momento hay que guardar respeto por la persona fallecida. No porque haga comentarios “chuscos” sobre lo que conlleva asistir a un funeral en Japón (en el sentido de lo que me parece raro o es primera vez que lo veo/hago) quiere decir que le haya faltado el respeto a la difunta o a su familia, y tampoco el hecho de que sea primera vez que me topo con esta situación y tenga que aprender lo que se tiene que hacer por medio de ver a los demás e imitar lo que hacen no quiere decir que esté cometiendo una grosería y esté jugando con el dolor ajeno para incrementar mi cultura y poder demostrarla en otra ocasión. Entiendo que la percepción de este tipo de eventos es diferente para quienes no viven en Japón o no conocen las costumbres a fondo, pero cuando la misma gente japonesa te dice “tú imita a los demás”, “estando el lugar aprendes más rápido que leyendo” y sabiendo que aquí cuidan hasta los más pequeños detalles, obviamente es lo que vas a hacer.

También quiero aclarar que esto no es una guía oficial de “qué hacer en un funeral en Japón”. Hay otros sitios que explican, con lujo de detalle, todo lo que hay que hacer y cuidar. Lo aquí escrito es mi experiencia y, como siempre lo recalco, eso no significa que sea la verdad universal.

Dicho lo anterior:

Primero que nada, cuando alguien muere en Japón generalmente hay 2 eventos importantes: 通夜 (“tsuya”) y 告別式 (“kokubetsushiki”). En México, los equivalentes son “velorio” y (en el mundo católico por lo menos) “misa de despedida”, aunque lo último no es una misa, sino más bien una ceremonia en donde se le dará el último adiós al fallecido. Aunque sé que es un poco difícil de seguir, aquí los voy a nombrar tal cual “tsuya” y “kokubetsushiki” para no generar confusiones.

La idea es que hay que asistir por lo menos a uno de los dos. No es necesario asistir a ambos, aunque no está prohibido. Con que asistas a uno, el que sea, has cumplido. “tsuya” dura más o menos una hora oficialmente, quizá un poco más en el caso de alguien famoso, pero la realidad es que se extiende dependiendo de la gente que asista. “kokubetsushiki” dura oficialmente un poco más porque es un programa fijo.

Lo primero en tener en cuenta es: la ropa. No puede ser cualquier prenda y no cualquier traje. Existe un traje específico para estas ocasiones llamado 喪服 (mofuku), y en muchos casos actualmente ya es lo mismo que 礼服 (“reifuku”). Originalmente, “reifuku” es para eventos formales en general, mientras que “mofuku” es solamente para funerales, pero hoy en día muchos consideran que es lo mismo. De hecho, cuando fui a preguntar a un lugar sobre la posible renta de uno, me dijeron que “eran lo mismo”, por lo que a partir de aquí simplemente mencionaré “reifuku”.

Un traje de esos, por más barato que lo encuentren, sobrepasa los 35,000 yenes. En línea puedes encontrar hasta en 28,000, pero obviamente tienes que saber todas tus medidas, y tardan días en tenerlo listo. Rentarlo andaba por los 15,000 yenes, pero aunque era relativamente más barato, pensé que sería mejor inversión comprar uno desde ahora y ya tenerlo listo para cuando se presentara otro lamentable suceso. Aquí fue donde comenzaron a brotar los detalles que mencioné más arriba.

Se supone que “reifuku” tiene que ser negra, pero no tiene que ser tela de la que “brilla”, y tampoco puede ser un traje negro de los típicos de los “salary man”, porque eso es una falta de respeto. Tampoco se puede llevar cualquier cosa de color llamativo: anillos, cadenas, corbatas, suéteres, etc. De hecho, con una corbata negra no hay pierde. Si se lleva abrigo, hay que quitárselo antes de llegar al lugar del evento.

Recordé que tenía un traje negro que nunca había estrenado y que creía que cumplía los requisitos de la ropa a usar. La respuesta es: nadie sabía. Mi esposa decía que creía que sí; en el trabajo, las personas a las que les pregunté no sabían a ciencia cierta ni siquiera cuáles eran las características detalladas de “reifuku” y solamente me decían cosas generales. Alguien más me dijo que me convenía más asistir a “tsuya” porque, como era más “espontánea” y se pensaba para que la gente fuera después de salir del trabajo, por lo que menos gente se fijaría en los detalles de la ropa (siempre y cuando no fuera muy llamativa). Total que nadie me sabía decir si sí o no y terminé decidiendo yo que sí. Al fin y al cabo, si me equivocaba, podía usar la tarjeta de “extranjero que no sabe nada”. Un gasto menos (y el más fuerte).

Luego, como en casi cualquier evento japonés, había que preparar dinero en efectivo para darle a la familia de la difunta. En este caso, se trata de una ofrenda llamada 香典 (kouden), y cuya cantidad depende de la relación que se haya tenido con la persona fallecida: de 5,000 a 30,000 yenes. Los sobres especiales son los que se muestran en la imagen de arriba. Aquí también hay detalles que se tienen que tener en cuenta para evitar una falta de respeto:

Por la relación de trabajo que tenía yo con la difunta (no muy cercana), la cantidad apropiada en mi caso eran 5,000 yenes.

No tenía zapatos ni camisa blanca para el traje (tenía una color azul claro nada más), así que eso sí lo compré, puesto que no solamente es para esa ocasión.

Enseguida, el 数珠 (“juzu”), que aunque lo puedo traducir como “cuentas para rezar”, su lejano equivalente en el mundo católico sería un rosario. Éste es un utensilio budista, y aunque algunas personas me dijeron que no era 100% necesario, mi esposa insistió que sí, así que también tuve que adquirirlo. Los precios varían dependiendo del material usado, pero yo me fui por el más barato: 1,700 yenes.

Tengan en cuenta que todo lo anterior tuve que hacerlo en una mañana porque no había tiempo para ver más opciones: “tsuya” era por la tarde, así que me tenía que apurar.

Lo que siguió fue estudiar lo que tenía que hacer en el evento, desde el momento de llegar hasta el de salir del lugar. Yo esperaba también muchos detalles, y lo que encontré no me decepcionó:

Ahí me tienen todo carrereado leyendo, bañándome, cambiándome, sacando cuentas de a qué horas tenía que salir de casa, qué trenes debía tomar y en dónde tenía que cambiar de línea. Me preocupaba “regarla” en algo, porque entre tanto detalle seguramente algo se me iba a olvidar, pero de entre todos los consejos que recibí y que no se ponían de acuerdo si algo era permitido o no porque ni los mismos japoneses estaban 100% seguros, el que fue común de todas las personas a las que les pregunté fue: “haz lo que los demás hagan”, “tú copia lo que el de adelante haga”. Mi esposa rezaba porque la ofrenda del incienso quemado fuera de pie, porque hay una versión en tatami que es más complicada y que implica hacer 正座 (“seiza”), y ella sabía que todo sería más difícil para mí (aguanto en “seiza” como 5 minutos cuando mucho).

El personal del lugar anuncia cuando el evento va a comenzar. Los que caben en el salón principal se sientan, y después entra un monje, el cual comienza a recitar un sutra. Los demás hacen fila para esperar su turno para el “shoukou”. En mi caso se hicieron 4 filas, lo que significaba que 4 personas harían “shoukou” al mismo tiempo. “¡Bien!”, pensé. No tenía que preocuparme por el número de veces que hay que levantar el incienso, ni tampoco de a quién hacer reverencia, ni cuánto tiempo. Lo que había estudiado más lo que viera seguramente sería suficiente. Y sí: lo fue.

Lo que aprendí de esta experiencia:

Obviamente, por ser extranjero mi percepción de estos acontecimientos es diferente a la de alguien que creció dentro de esta cultura. Es interesante conocer todos los aspectos de la misma, y aun después de tanto tiempo, siempre tengo algo nuevo que conocer de Japón.

diciembre 26, 2017 04:16

diciembre 20, 2017

Victor Manuel Mtz.

Los mejores maestros

Hoy recordé a varios de mis maestros de licenciatura y me puse a buscar si había algún video de alguna de sus clases o de alguna conferencia y le dedique a eso una media hora y encontré una intervención en un evento de la dirección de relaciones sociales y me recordó un texto al que no puedo citar directamente, que a manera de paráfrasis reacomodo “que existen muy importantes experiencias en toda nuestra región y que estas sólo las conocen los estudiantes que tuvieron la fortuna de conocer al docente por cursar con el, pero que en muchos casos estas experiencias se pierden ya que muchos grandes docentes, no escriben, no publican y pasan mucho de su tiempo especialmente en la docencia” y de eso me acorde hace un rato de las grandes clases que tuve de todas esas oportunidades y actividades de aprendizaje y como nos acordamos de ellos, pero no podemos citarlos, no podemos invitarlos, en ese sentido si concuerdo bastante con Khan que de existir sus lecciones en video, no solo tendríamos eso que nos cuentan, ademas podríamos recordarlos no nada más por lo que dicen sus estudiantes de ellos.

Hay toda una gran historia de tras de la enseñanza de cada uno de nosotros y al menos a mi me gustaría poder compartir una mayor parte de la que estoy haciendo actualmente, sé que en cierta forma mi forma de dar docencia y mi estilo esta muy fuertemente influido por quienes fueron mis maestros y también por quienes fueron mis pares y de ese si tengo un video que me gusto mucho.

Hunter, J (2011), El juego de la paz mundial, TED disponible en https://www.ted.com/talks/john_hunter_on_the_world_peace_game?language=es

diciembre 20, 2017 06:47

diciembre 06, 2017

Victor Manuel Mtz.

Visualización de trabajo distribuido

Hace mucho tiempo vi una visualización de como se desarrolla Moodle [0], lo cual es muy interesante, de hecho me pareció tan interesante que le dedique un rato a eso y cree un par de visualizaciones de proyectos en los que estaba trabajando o a los que tenia acceso con gource [1] y hasta me sentí tentado a probar la versión para logs de servidores [2], pero ya no me dio tiempo hoy que estaba buscando un correo de otra cosa dí con mi mensaje en su momento, aquí lo reproduzco.

from: Victor Martinez
to: yoreme
date: Sun, Nov 11, 2012 at 2:33 PM
subject: Visual representation of yoreme repo

Recently one Moodle developer posted one nice video about the history of Moodle via the actions on the code repository, well, after three days playing with the tool (gource) I finally got one myself from our own repo… I will not enter too much in details but each second passes a day and if there is not activity in a second skip to the next activity (let’s say we skip the time the repo is idle or without modifications) in any case its interesting to watch is a 75MB ogv and only last 2 minutes, but hey! the original output was 17.5GB. Here is the link http://vic.jerx.net/yoreme.ogv

Making takes lots of cpu and hdspace, as you need first to pipe all images to disk and then compress… I just noticed that forgot to link the page for the package gource [1] there are very good examples on their wiki to use it, on Debian you may need to change codecs I used, also you need first to get a log from the repo you want to visualize its well documented, if you only want to see the video is very easy, if you want to write it to disk I have done this:

gource yoreme.log –seconds-per-day 1 –camera-mode overview –auto-skip-seconds 1 -o yoreme.ppm

and then

ffmpeg -y -r 60 -f image2pipe -vcodec ppm -i yoreme.ppm -crf 1 -bf 0 -b 5000k yoreme.ogv

As Debian don’t have some of the libs and codecs mentioned in the gource page, also gource exists as Debian package.

El día de hoy Debian incluye muchas más cosas sobre gource y ffmpeg y también mi CPU en casa es mucho más rápido por lo mismo estoy haciendo uno de planetalinux [3] que probablemente termine en youtube dependiendo del tamaño del archivo, si quieren ustedes probar, que hoy en día es bastante fácil, simplemente instalando gource.

gource planetalinux/ -f –auto-skip-seconds 1 –seconds-per-day 1

Es decir que cree la visualización de planetalinux en pantalla completa, se salte cuando no haya actividad en un segundo y que cada segundo presente un día… lo cual con todo es largo, mhhh tendré que subir el resultado de la oficina 2.2GB no es algo que en DSL con 383kbs sea placentero subir.

La encantación fue:

gource -1280×720 –auto-skip-seconds 1 –seconds-per-day .09 –stop-at-end -o – | ffmpeg -y -r 60 -f image2pipe -vcodec ppm -i – -vcodec libx264 -preset ultrafast -pix_fmt yuv420p -crf 1 -threads 0 -bf 0 planeta.mp4

Archivo fuente 2.2 GB Planeta.mp4

[0] https://www.youtube.com/watch?v=Ut5JoqIaUHs
[1] http://gource.io/
[2] http://logstalgia.io/
[3] http://planetalinux.org

diciembre 06, 2017 02:27

diciembre 02, 2017

Victor Manuel Mtz.

De la escuela básica

De lo que aprendemos en la escuela básica y que muchos de mis estudiantes de primer semestre me dicen luego que no es cierto que lo hayan visto en secundaria o preparatoria, es muy interesante hacer una sesión de recordar cosas como el teorema de Pitagoras, las leyes de Newton y otras más que sólo aprendieron de memoria y entonces hago la pregunta, ¿como haríamos para demostrar que la tierra es redonda? Y claro todos dicen que con satélites, que con drones, que un globo con un celular, y les pregunto, ¿será que lo podamos hacer sin utilizar algo más que lo que se pudiera usar en Grecia hace 2000 años?

Y la mayoría, por supuesto dicen, no es cierto, es imposible, !si en ese entonces creían que la tierra era plana!… y no, no todo el mundo creía eso (bueno algunos aún lo creen).

Y eso termina utilizando la historia de Eratóstenes o simplemente hablando del ecuador, las sombras y el medio día, claro hay varias listas de como hacerlo sin necesidad de un satélite pero me gusta mucho como lo cuenta Carl Sagan en Cosmos:

Y claro con una narración más nueva, con Adam Savage:

Entonces cuando te preguntes para que aprendiste matemáticas y geometría o ciencia para la misma pregunta, la respuesta es para ser más observador y no creerte nada más lo que te dicen y si, el experimento se puede repetir y también el de que objeto cae más rápido, es decir caída libre.

Y unos tanto más, es interesante como física y matemáticas a veces en la escuela se enseñan de manera realmente aburrida, como lo dice Walter Lewin, “es un crimen”:

Y lo triste es que muchos tienen que llegar a la universidad, para entender las matematicas, fisica o cualquier otra materia que algún profesor con sobre población en su grupo no cubrio o no tuvo tiempo o animo para picarles la curiosidad, buscar la aplicación practica, explicarles hasta que tienen un momento eureka, o como se le atribuye a Plutarco “La mente no es un recipiente para llenar, sino una llama para encender”.

 

 

 

diciembre 02, 2017 03:41

diciembre 01, 2017

Victor Manuel Mtz.

Luminarias sin funcionar

El folio asignado para su solicitud es 042017-95823, la #AGUCDMX cuenta con servicio los 365 días, las 24 hrs. Gracias.

— 072 CDMX (@072CDMX) April 10, 2017

Desde que se reportaron y se obtuvo un folio de atención por parte de AGUCDMX, sin que se arreglen las luminarias de mi calle. Ya casi les podemos hacer su cumpleaños numero 1.

diciembre 01, 2017 01:03

noviembre 30, 2017

Victor Manuel Mtz.

EDUSOL 2017

Y me invitaron escribir y participar en el EDUSOL aquí lo que presenté.

EDUSOL 2017 CIENCIA, DATOS Y PRÁCTICAS ABIERTAS, no olviden consultar las demás ponencias hay cosas muy interesantes.

Pronto las memorias, en todo caso las diapositivas pueden ser consultadas en slideshare o descargar directamente desde acá Los portales de transparencia y los datos abiertos en las universidades públicas.

noviembre 30, 2017 07:44

noviembre 06, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

Cuando los cumpleaños pasan a segundo plano

El viernes pasado cumplí 39 años.

Alguna vez comenté aquí que no me gustaba mencionar cuándo era mi cumpleaños porque se me hacía presunción, pero con el paso de los años he aprendido a que eso no tiene nada que ver y depende más bien de cómo y a quién se lo digas.

No obstante, vaya que las cosas cambian cuando eres padre de familia.

Es el tercer cumpleaños que pasa desde que mi hijo nació, y por una cosa o por otra siempre sucede algo que hace que la fecha pase a segundo plano. No me refiero a que la gente no se acuerde, porque sí lo hacen 🙂 y hay personas a las que considero familia que se dan la vueltota hasta la casa nada más para celebrar conmigo. Me refiero a los sucesos que te “recuerdan” (figurativamente, porque la realidad es que nunca se te olvidan) que alguien depende completamente de ti, y que tu cumpleaños, o cualquier fecha importante, pierde relevancia. Hay prioridades 🙂

Por ejemplo, el año pasado, justo el 31 de diciembre, estábamos en el hospital a la 1 am porque a mi hijo le dio rotavirus. El día anterior había invitado a Carlos, un mexicano que vino a estudiar japonés, a comer a la casa, y con todo y la pena tuve que pedir que se retirara por su propio bien porque no queríamos que se infectara (tengan en cuenta que todavía no sabíamos que era rotavirus, y si Carlos se contagiaba de algo iba a pasar un terrible inicio de año). Ese mismo día fue memorable porque justo vomitó encima de mi esposa un poco después de las 11 pm, lo que hizo que recibiéramos el 2017 de forma curiosa: yo abrazando al niño y arrullńadolo inútilmente con esperanzas (casi inexistentes) de que se durmiera mientras mi esposa salía de bañarse por segunda vez.

Este fin de semana fue similar. Durante el día de mi cumpleaños el niño se portó “normal” y por la tarde me pidió que lo llevara a ver trenes. Les soy sincero: no tenía ganas de ir, pero eso no es excusa para no llevarlo (diría mi madre “¡Ah! Pero querías hijos, ¿verdad?”), y aunque al principio sí me aburrí como ostra, el hecho de ver cómo se emocionaba al ver que llegaba o pasaba un tren mientras disfrutaba de sus dulces favoritos me cambió el estado de ánimo de “total indiferencia hacia los trenes” a “¡Mira! ¡Ahí viene otro!”. Llámenlo “magia”, pero neta: la sonrisa de tu hijo tiene un poder impresionante para hacerte sentir bien no importa lo que haya sucedido.

Hasta aquí todo bien, y seguro algunos dirán: “Pinche Manuel. Ya estás ruco y te quejas de cualquier cosa”. Pero no, lo anterior no es de lo que quería hablar, solo la introducción. Por la noche tuvo fiebre… y no le bajaba. Adivinaron: hospital. Lo revisaron, nos dijeron que tenía, nos dieron medicina para bajarle la fiebre… y a esperar a que llegue el lunes para llevarlo con su pediatra. Explico: en Japón, cuando vas a emergencias por la noche, primero tienes que llamar al hospital para ver explicar los síntomas y ver si te pueden recibir; una vez que el doctor te revisa, por ley solamente te pueden dar medicina por un día, digamos que “para salir de la emergencia”, y tienes que ir a que te vea el doctor a horas habituales entre semana.

Sí, comí pizza el día de mi cumpleaños, pero la celebración queda detrás cuando suceden este tipo de circunstancias. No es queja, es análisis del cambio de perspectiva, y de cómo las prioridades se van acomodando de forma natural. Nunca he considerado estar viejo, pero cuando veo en retrospectiva cómo han cambiado mis costumbres me doy cuenta de que quizá ya no estoy tan joven (los dolores de espalda luego reafirman esa idea, pero soy terco y no lo acepto :P).

Las celebraciones son chidas, sí, cierto, pero darte cuenta de que automáticamente las haces al lado por alguien que te ve y te sonríe sin esperar nada cambio mientras dice: “Papá, quiero tomar jugo” es señal indiscutible de que, de una forma o de otra, las has sobrepasado.

Ya me faltan menos años para poder decirles a todos que no estén jugando en mi jardín. No obstante, desde ahora puedo decirles a todos los que viven en Guadalajara Jalisco dejen de decirle “Chapu” a la avenida Chapultepec. ¿Por qué? Porque yo lo digo 😛

noviembre 06, 2017 01:34

noviembre 01, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

Alma de estudiante

Ya es noviembre. Entre una cosa y otra, el año se pasa volando.

Hoy quiero hacer a un lado todas las entradas pendientes e incompletas que tengo para este blog y hablar un poco de lo que he hecho en poco más de un año.

En julio del año pasado viajé a Singapur, y en su momento escribí al respecto, pero no ahondé mucho en el tema de qué estaba haciendo por razones de manejo de información por acá. Ahora sí puedo al menos decir qué estoy haciendo sin temor a represalias por parte de la compañía en la que laboro.

El proyecto en el que estoy es sobre reconocimiento de escritura a mano usando redes neuronales, o para que suene más fancy, “Deep Learning“. Esa expresión ha cobrado mucha fuerza en los últimos años, al grado de haberse convertido en “Buzzword” y estar en boca de todos, aun en la de muchos que no tienen ni idea de qué onda. ¿No creen? Simplemente les menciono el ejemplo de una persona que quería ponerle Deep Learning a su sitio web para que fuera más llamativo…

Ahora bien: no es que yo haya estado alejado del área de aprendizaje máquina (ML – Machine Learning), puesto que cuando haces procesamiento de lenguaje natural usas algunas de sus técnicas (por ahí tengo un monstruo de código en Scala cuando quise implementar desde cero un clasificador bayesiano ingenuo), pero sí es la primera vez que trabajo con datos que no son palabras, y al mismo tiempo nunca me había metido tan de lleno a redes neuronales. Digamos que soy fan de las Support Vector Machine aunque las comencé a usar mucho después de haberme graduado. Por tanto, es la primera vez que me meto de lleno a las redes neuronales.

El caso es que he estado trabajando en ese proyecto desde hace más de un año, y aunque hemos obtenido avances significativos (nada todavía que sea digno de publicarse), sí tengo que mencionar que la burocracia japonesa (no necesariamente de esta compañía, sino de la forma en la que se hacen negocios en Japón) en general ha hecho que el proyecto vaya muy lento y que, como cualquier proyecto de software, deba de hacer ajustes a la mitad o cambios de esos que eran para ayer.

Ha habido muy buenas ganacias personales y profesionales a lo largo de este tiempo. Entre las más importantes puedo mencionar las siguientes:

También es digno mencionarse que he aprendido a lidiar (léase: “perder toda la motivación”) con administradores de proyecto que se creen expertos en IA y que dicen cada sarta de p… aserciones incorrectas, y que en más de una ocasión me han ocasionado severos dolores de estómago porque a fin de cuentas dentro de la jerarquía japonesa ellos son los jefes y los de arriba solamente los escuchan a ellos… Experiencia amarga, sí, pero experiencia al fin y al cabo.

El título de esta entrada se refiere a que más que estar produciendo he estado del lado del aprendizaje, y ahora con el curso de la Universidad de Tokio ha revivido por completo el alma de estudiante, ya que el proyecto final es precisamente un sistema que use Deep Learning para algo, y todos mis compañeros de equipo son estudiantes de esa universidad; esto no me convierte inmediatamente en un líder, pero aquí sí comienza a pesar la experiencia de haber trabajado, sobre todo a la hora de dividir responsabilidades.

Con sus altibajos como casi cualquier cosa, más o menos en eso se ha resumido mi vida profesional desde julio de 2016 hasta la fecha. Así me he estado divirtiendo. No obstante, debo mencionar también que por obra de la misma burocracia mencionada arriba a veces pierdo todas las ganas de hacer las cosas y ha habido momentos en los que sí quiero mandar todo a la burger, pero luego recapacito, me tranquilizo y recuerdo que todavía no es el momento, pero que llegará.

Ahora nada más como dato cultural, dejo una breve explicación de lo que he aprendido y también referencias para quienes quieran leer más a detalle al respecto. Disculpen la terminología en inglés, pero es más fácil dar con información en ese idioma.

Primero que nada, omitiré todo lo referente a MNIST, puesto que hay infinidad de tutoriales y modelos que funcionan bastante bien. MNIST es como el “¡Hola mundo!” en ML, y curiosamente trata precisamente de reconocimiento de escritura a mano, aunque solamente de números. Si quieren probar por su cuenta, Tensorflow tiene un tutorial básico y uno avanzado al respecto.

Si buscan “Handwriting Recognition Deep Learning”, casi todos los papers que encuentren van a referenciar al trabajo de Alex Graves titulado “Connectionist Temporal Classification: Labelling Unsegmented Sequence Data with Recurrent Neural Networks”. Esta técnica ha hecho posible reconocer secuencias de caracteres sin necesidad de segmentarlos previamente. En sí, CTC puede ser aplicado al resultado de cualquier RNN, siendo hasta hace años las Bidirectional LSTMs , es decir: LSTM que no solamente toman en cuenta “el pasado”, sino también “el futuro”; conociendo más el contexto, los resultados obtenidos mejoran considerablemente; pero Alex Graves también presentó una alternativa a las BiLSTMs que mejoró todavía más los resultados: Las Multidimensional LSTMs (MDLSTMs), que lo que hacen es no nada más tomar en cuenta adelante y atrás de la secuencia analizada, sino también arriba, abajo, y cualquier otro punto en otra dimensión que colinde con el elemento analizado (una 2D MDLSTM analiza secuencias en 2 dimensiones – como imágenes; una 3D analiza secuencias en 3 dimensiones – como video, etc.). Gracias a que toma en cuenta mucho más contexto que las BiLSTM, las MDLSTMs presentan mejores resultados cuando son aplicadas correctamente.

Ahora bien, es muy importante tener datos para hacer que la computadora “aprenda”. Una buena base de datos para esta tarea es la de IAM. Es gratuita, solamente hay que registrarse para obtenerla.

He estado trabajando en diferentes frameworks:

Si se quieren quitar de broncas, Keras hace la vida muy sencilla. Lo usé durante un tiempo y, de entre los mencionados arriba, es mi framework favorito. Sin embargo, Keras es una librería de alto nivel que corre por encima de Tensorflow, CNTK o Theano, por lo que si necesitan hacer algun cambio significativo a bajo nivel, quizá no es opción.

Aprendí Tensorflow más motivado por conocer más profundamente las opciones que tiene que por obligación. Tensorflow es más difícil de digerir porque maneja un modelo de primero construir todo en grafos y estos se ejecutan solamente cuando es requerido, haciendo más difícil la depuración de los modelos (aunque justamente ayer Tensorflow sacó su versión experimental de Tensorflow Eager para evitar eso). Para que se den una idea muuuuy vaga, aprender Keras es como aprender Visual Basic (sin lo chafa, claro), y aprender Tensorflow es como aprender lenguaje C.

Torch es más por necesidad que por gusto. Aunque existe PyTorch, que es la versión de Python, el lenguaje original de Torch es Lua. Bien… otro lenguaje que aprender :/

En fin. La idea es que la computadora reconozca la escritura a mano de cierto lenguaje. Alex Graves presentó hace años un gran trabajo reconociendo escritura arábica, siendo que él no habla árabe. Las contribuciones de Alex Graves hacen posible omitir la segmentación de caracteres, puesto que los trabajos anteriores generalmente dependían de que cada carácter estuviera previamente segmentado y después se usaba algo como un diccionario o modelo de lenguaje para corregir posibles errores (se sigue haciendo y es recomendable, pero antes la dependencia era mayor).

Como ya he mencionado, aunque no he obtenido resultados dignos de ser publicados, ahí van las cosas. Al momento de escribir esto estoy relegado a hacer talacha en Lua (más programación que investigación), pero espero que sea solamente temporal. Y de pilón, también soy sysadmin de los servidores con los que trabajamos. Digamos que los demás aquí no tienen mucho conocimiento de Linux :/

noviembre 01, 2017 02:13

octubre 25, 2017

Victor Manuel Mtz.

Y siguiendo con el gas

En entrada anterior contaba lo complicado que se ha vuelto localizar el precio del gas, bueno no tanto, si uno ve cuando están entregando gas o en un alto a veces puede uno alcanza a ver cuanto cuesta en cada compañía.

Pero llego la fecha temida, ya nos quedaba según los cálculos gas para unos diez días, así que aplique lo que menciono en la entrada anterior, tome los datos de los costos y busque quien ofrecía más barato el gas y a cuanto lo tenia mi proveedor cotidiano.

Resulto que con quien compraba el gas, no era el más caro vendiendo el litro a 9.60, el más caro era gas express nieto con casi diez pesos. Encontré con la hoja de calculo que los más baratos aún estaban en 8.78 hasta 9 pesos, pero me tope con un problema que no había previsto, los que venden más barato el gas, no tienen página web o su numero telefónico no funciona o ya no es el que aparece en algún lado (página de FB, google maps, sección amarilla) de quien encontré aplicación, teléfono, pedido en web y whatsapp fue del que tiene un logo de un dragon (y si no recuerdo el nombre fue porque ni guarde el web) lo pedí por las cuatro vías y encontré que su teléfono, no funcionaba, el whatsapp no lo respondían, el correo y forma de contacto no lo pelaron y que la app, registraba la fecha y hora de la petición, pero supongo la información la enviaba al mismo correo que no pelaba. Buscando encontré que tenían muy malas referencias en cuanto a surtir a tiempo (si contactarlos ya estaba siendo difícil).

Así que me salte varios proveedores que ni me sonaban y no tenían ni sitio web o teléfono, hasta uno que lo tenia a 9.10 el litro, gas metropolitano, me tarde un rato en el teléfono, pero a la segunda llamada lo logré y levante el pedido para dos días mas tarde y la diferencia por los 265 litros que compre si vale la pena el tiempo que estuve investigando, son 50 centavos por litro, es decir 5 pesos por 10 litros, 50 pesos por cada 100 es decir una diferencia de 132.50 pesos y compre en buen momento que estoy viendo que ha estado subiendo cada semana.

El como calculo el uso de gas, para alguien que conoce matemáticas es más o menos trivial, ya que tal cual se basa en sucesiones numéricas para las fechas, una regla de tres y por supuesto tomar dos valores y dividirlos entre la cantidad de dias que están separados, he pensado en incluirlo en los temas que doy hoja de calculo, pero la mayor parte de mis estudiantes no deciden o compran gas, pero me parece un ejercicio interesante.

Una cosa interesante para la siguiente ocasión que necesite comprar gas, usualmente en unos tres meses por ser la temporada fría, será ver si las compañías se mantienen en cuanto a tendencia de costos o si esto cambia con el tiempo… y este será quien lo dirá.

octubre 25, 2017 03:11

De congresos

Y actitudes, este año regresó el EDUSOL lo cual me tiene muy contento, el primer día que leía a Alejandro sobre las peripecias y estos días que he leído que anda en tres pistas y que sus padawans y Manuel están a todo lo que dan entre las ponencias, la video conferencia, las charlas horizontales y demás, recordé que de abril de 2015 a enero de 2016 estuve en la comisión en UPN que planeaba un congreso, recordé como me tomo medio año convencer a mis colegas que se podía hacer la convocatoria sin tener una imagen, que podíamos sobrevivir sin un poster institucional, que podíamos hacerlo sin tener cientos de miles de pesos para pagar la video conferencia, que con los organizadores podíamos hacer el comité científico y que con un par de chicos de servicio social y quien escribe podíamos organizar el sitio…

Ya los tenia medio convencidos, cuando la cosa se fue al garete, para no hacer el cuento largo nos dijeron que no habría presupuesto (cosa que ya sabíamos), que el apoyo técnico que contábamos nos dejaba para hacer otra cosa (que ya veíamos venir), que nos quedábamos como comité científico (ídem) y que si se inscribían miles quien se iba a encargar de gestionar la parte administrativa y ahí siempre fui enfático si llegábamos a cientos, yo mismo pegaría de brincos, sobre todo para un evento nuevo, que no tenia para publicidad y que se lo estaba comiendo el tiempo para salir en diciembre y no octubre / noviembre donde se enciman todos los congresos, total que se fue al caño un ratote de trabajo.

Lo que rescato de esa experiencia, lo que no podían creer mis colegas, que se pueda armar un congreso:

Y pues EDUSOL y otros han demostrado que eso y más es posible… no una vez.

Y en efecto, lo que me llevo al traste esto, fue que la sólo uno de nosotros creía que era posible hacer esto… cuando lo demás de la comisión se decidió que en línea no se podía y que querían un congreso tradicional, nos fuimos a pique…

 

octubre 25, 2017 12:31

octubre 24, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

Yo, según mi hijo – 1

Hoy es un gran día.

No creo que necesite comentar más al respecto.

octubre 24, 2017 05:13

octubre 22, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

¿Sabías que…? – Parte 28

Aunque ya he escrito anteriormente sobre lo poco que sé de música (he mejorado, denme crédito por eso :P), me sorprendió mucho que en Japón hay canción para casi cualquier cosa. Exagero un poco, cierto, porque por ejemplo de tantas melodías que mi esposa menciona siempre le digo que seguramente hay canción del mosquito en japonés (no, no hay). No obstante, una canción, o mejor dicho, tonada, se me quedó muy grabada desde la primera vez que la escuché, y es muy común en Japón.

¿Sabías que en Japón las tiendas ponen la melodía de la canción “Auld Lang Syne” cuando faltan más o menos 10 minutos para cerrar?

Seguramente muchos de ustedes conocen la canción, pero si hay alguien que, como yo, ni enterado de su existencia estaba hasta antes de vivir por acá, es una canción escocesa que consiste en un poema escrito en 1788.

Sin embargo, si le preguntan a un japonés el título de la canción, seguramente les responderá “蛍の光” (Hotaru no Hikari, La luz de las luciérnagas). Esto es debido a que esta canción toma la melodía de Auld Lang Syne pero con letra completamente diferente, escrita por ahí de 1881 por un japonés llamado Chikai Inagaki.

Esta melodía la ponen en muchos establecimientos, como centros comerciales, tiendas de ropa, supermercados, etc., y cuando los japoneses la escuchan, inmediatemente entienden que el lugar está por cerrar. Por tanto, cuando vengan a Japón y la escuchen en algún lado, quiere decir que el lugar está cercano a su hora de cierre y hay que apurarse a salir o a terminar las compras.

 

 

octubre 22, 2017 11:56

octubre 20, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

Fanatismo – un ejemplo práctico

Hace unos días envié un tweet ligando la siguiente nota:

https://www.nishinippon.co.jp/nnp/national/article/366336/

Es un artículo en japonés. Generalmente cuando refiero algo en ese idioma casi nadie me pregunta de qué trata lo que mencioné, pero en este caso sí, y pensando que podía responder fácilmente en 140 caracteres, me di cuenta de todo el contexto que se tiene que saber para poder entender por qué mi comentario al respecto fue “Aquí es cuando uno pierde la fe en la humanidad”. Como la persona que me preguntó es uno de mis mejores amigos y estamos en un grupo de Whatsapp, decidí responderle por ese medio, pero no imaginaba que tendría que desarrollar tanto el tema, por lo que, después de ver la cantidad de texto que escribí, decidí convertirlo en una entrada del blog.

Aquí vamos:

Supongo que conocen el concepto de “Idol”: jóvenes que se hacen cantantes prefabricados para crear fama de volada. En Japón el grupo más famoso de idols en este momento (y desde hace varios años ya) es AKB48 . Las siglas AKB corresponden a “Akihabara”, un barrio en Tokio muy famoso primero por ser la meca de los electrónicos, y más recientemente por ser la meca de todo lo otaku (anime, manga, videojuegos). 48, porque son 48 chicas las que componen el grupo, dividido en 3 equipos: A, K y B.

De entre todas los productos que sacan para vender, están obviamente los CD. En Japón, aun con lo avanzado que es, los CD siguen vendiendo mucho. En el caso de los CD de Idols, se debe a que en algunos casos traen algo especial para los fans, generalmente boletos para asistir a eventos para conocer y saludar de mano a las Idols (sí, saludar de mano, como por 3 segundos antes de que te digan que ya).

Ahora bien, para generar todavía más hype, resulta que cada año se hacen “elecciones” para elegir a la chica más popular de todos los grupos anteriormente mencionados. Los fans son los que votan, y para hacerlo necesitan un número serial que viene incluído en uno de los CD que sacan meses antes del día de la elección. Entonces, para poder votar necesitas comprar el CD, ingresar al sitio para votar, poner el número seríal y votar por tu Idol favorita. Y de pilón, sacan también el CD con diferentes portadas.

Obviamente no hay límite en los CD que una persona pueda comprar, y se imaginarán que los mega fans compran más de uno para poder darle más votos a su miembro favorita, algunos tentados por tener todas las portadas y ediciones de lujo. Tengan en cuenta que la media de esos fans son hombres solteros con trabajos estables en Japón, es decir: tienen dinero (no que ganen mucho, sino que no tienen en qué gastar, ni tiempo de gastar, el dinero que ganan).

La nota de arriba se refiere a un sujeto que fue procesado porque tiró 585 CD de las AKB48 en una montaña.

Resulta que entre 4 fans compraron 1000 CD para poder darle 1000 votos a su Idol favorita, pero el sujeto que estaba encargado de abrir los CD y meter los votos no iba a alcanzar a meterlos todos él solo, y se decidió que entre todos lo harían. El tipo que fue procesado recibió los cerca de 600 CD, los abrió, sacó el serial de cada uno y votó por su Idol favorita… Después no sabía que hacer con tanto CD (eran 11 cajas), y se le hizo fácil ir a tirarlos a una montaña.

¿Cómo dieron con él? El tipo recibió los CD por paquetería y no quitó el sellito que le ponen a la caja donde viene el remitente. Un buen día un señor iba paseando por la montaña, se encontró la caja y avisó a la policía. Ésta hizo su trabajo y después de contactar al remitente (que vive en la prefectura de Chiba) fue relativamente fácil dar con quien tiró los CD en la prefectura de Fukuoka.

Seguramente dirán: “585 CD, no manches”. Hay casos de tipos que compran muchos más y suben fotos a Twitter de ellos con todos los CD de fondo, pero enfoquémonos en el caso en cuestión: fueron “nada más” 1000 CD. Según HMV, el precio es de 1646 yenes, ya con impuesto. Haciendo cuentas, se gastaron  962910 yenes, lo que en pesos serían 160652.97 según Google.

De nuevo hay que dejar bien en claro esto: no es que los tipos necesariamente sean millonarios para gastar esa cantidad de dinero. Hay quienes guardan todo su dinero durante años para un momento como éste. De ahí mi comentario de “Aquí es cuando uno pierde la fe en la humanidad”

Ahora, eduquémonos un poco, en caso de que no conozcan a AKB48. Los videos que siguen no son NSFW, pero las nenas salen en bikini. Si les causa algún inconveniente, mejor véanlos cuando no haya problema alguno:

Éste es de 2010. “Pony tail to shushu”

Éste otro también de 2010. “Heavy Rotation”

Éste de 2011. “Everyday Cachuusha”

Éste de 2014. “Labrador Retriever”

Éste es de 2013. “Koisuru Fortune Cookie”. Es mi canción favorita de ellas porque la grabaron en Fukuoka, y aquí en el blog hablé de ella y del movimiento que causó en todo Japón.

Para los que se lo estén preguntando (prácticamente todos): nunca voté porque nunca compro sus CD 😛

Tomomi Itano

Si hubiera votado en ese entonces, lo habría hecho por Tomomi Itano porque se parece a la chava que me gustaba en la prepa, pero no le hacía feo a Kojima Haruna.

Kojima Haruna

Más recientemente, la mega mami de Mai Shiraishi. Es de Nogizaka 46, pero está hermosa la nena.

Shiraishi Mai

Y aunque no es de ninguno de esos grupos, la mega mami de Kanna Hashimoto. Tiene 17 años.

Hashimoto Kanna

Obviamente las nenas hacen otras actividades además de simular que cantan: algunas se hacen actrices (van 2 que se meten a la industria porno después de dejar sus grupos), otras sí cantan de a neta y se hacen solistas, otras, como Kojima Haruna, que es modelo de lencería de Peach John, etc. etc. Las más bonitas sacan colecciones de fotos en bikini o casi desnudas (no se desnudan), y eso vende como pan caliente.

A fin de cuentas, cada persona hace lo que quiere con su tiempo y dinero, y en sí eso no tiene nada de malo. Lo malo es cuando el fanatismo se vuelve enfermizo y causa incidentes menores como el aquí descrito, u otros mucho más lamentables como Idols acuchilladas (el caso de Tomita Mayu), amenazas de muerte, entre otros.

¿Verdad que es re-bonito Japón y toda su cultura?

octubre 20, 2017 04:25

septiembre 29, 2017

Victor Manuel Mtz.

Rutas y rutas

Antier se cayó la red de donde ando…

No se me había ocurrido pensar quien es su proveedor, resulta que es totalplay…

vicm3@acer:~-$ mtr -trwc 5 google.com 
Start: Thu Sep 28 18:59:52 2017
HOST: acer                               Loss%   Snt   Last   Avg  Best  Wrst StDev
  1.|-- mision.net                          0.0%     5    4.6   3.6   2.6   4.6   0.5
  2.|-- 10.140.0.1                         20.0%     5    5.3   9.2   5.2  18.0   6.0
  3.|-- fixed-189-203-9-1.totalplay.net     0.0%     5   13.2  13.8  11.4  16.2   1.6
  4.|-- 10.180.59.70                        0.0%     5   17.6  33.6  15.7  99.5  36.9
  5.|-- 10.180.59.71                        0.0%     5   13.2  17.1  13.2  20.3   2.6
  6.|-- fixed-189-203-11-106.totalplay.net 40.0%     5   24.7  21.8  19.5  24.7   2.5
  7.|-- 72.14.234.194                      20.0%     5   17.9  21.5  17.7  31.9   6.9
  8.|-- 72.14.233.237                      20.0%     5   17.1  18.7  17.1  20.6   1.3
  9.|-- qro01s13-in-f14.1e100.net          40.0%     5   18.9  17.9  17.0  18.9   0.7
root@acer:~# mtr -trwc 5 linux.ajusco.upn.mx 
Start: Thu Sep 28 19:01:11 2017
HOST: acer                                            Loss%   Snt   Last   Avg  Best  Wrst StDev
  1.|-- mision.net                                       0.0%     5    3.5   3.7   2.8   5.6   0.9
  2.|-- 10.140.0.1                                      20.0%     5    8.2   8.4   5.8  12.1   2.6
  3.|-- fixed-189-203-9-1.totalplay.net                  0.0%     5   10.8  10.6   8.4  14.2   2.1
  4.|-- 10.180.59.70                                     0.0%     5   13.6  17.7  13.6  28.1   5.9
  5.|-- 10.180.59.71                                    20.0%     5   15.7  15.5  14.1  17.1   1.2
  6.|-- 10.180.200.172                                   0.0%     5   24.0  23.4  20.4  25.6   1.7
  7.|-- ???                                             100.0     5    0.0   0.0   0.0   0.0   0.0
  8.|-- ???                                             100.0     5    0.0   0.0   0.0   0.0   0.0
  9.|-- ae3.asr1.mex1.gblx.net                          20.0%     5   59.8  59.5  57.9  61.7   1.6
 10.|-- 64.214.177.254                                  40.0%     5   70.3  72.9  70.3  74.5   2.2
 11.|-- bb-symm-201-158-221-178.gdljal.static.axtel.net 20.0%     5   72.3  74.4  70.4  77.9   3.5
 12.|-- bb-symm-201-158-221-178.gdljal.static.axtel.net 20.0%     5   70.3  71.2  69.2  73.2   1.5
 13.|-- na-148-245-34-10.static.avantel.net.mx           0.0%     5   71.2  73.7  70.6  83.5   5.4
 14.|-- ???                                             100.0     5    0.0   0.0   0.0   0.0   0.0
vicm3@acer:~$ 

Cuando se resolvió ayer, aunque la explicación oficial fue que se cayó una antena con el viento fuerte… tengo idea de que se perdieron varias rutas configuradas en la red interna y/o se perdió la configuración del router principal acá. En todo caso aquí hay unas rutas interesante a Ajusco y a Google, es interesante la cantidad de perdida de paquetes.

Ha sido interesante ver un hotel relativamente nuevo, muchas cosas las tienen que preguntar y otras no tienen idea ni los jefes de si es posible y tienen que resolver…

septiembre 29, 2017 12:09

septiembre 28, 2017

Diario de un Mexicano en Japon

23

Vivir en un país diferente a donde creciste conlleva muchos retos. El más obvio es, sin duda, el lenguaje. Cierto es que en Japón puedes vivir sin hablar mucho del idioma (o ni una pizca, conocí gente así), pero eso no lo hace más fácil, pues siempre estás dependiendo de alguien para que te saque de cualquier apuro, y por mucho que se diga que los japoneses son muy corteses y siempre están dispuestos a ayudarte, también tienen un límite en lo que pueden hacer por uno.

Pero dejemos el lenguaje a un lado. Sí, es quizá el punto más importante de vivir en otro país, pues así puedes conocer de primera mano lo que está sucediendo a tu alrededor: noticias, alertas de misiles o de terremotos, ofertas en tu supermercado local, etc., etc., pero aquí me quiero enfocar en otro punto que muchas veces ni lo pensamos porque, siendo sinceros, a muy poca gente se le ocurre que le puede pasar: un encuentro cercano con la ley y el crimen.

Como ya lo he comentado en diferentes ocasiones aquí en el blog, y otras tantas en las transmisiones en vivo, Japón es un país con un índice de criminalidad bajo. Tengan en cuenta que eso no significa que aquí no haya crímenes estilo telenovela o novela de misterio escrita por alguna mente torcida, sino que, en teoría, las probabilidades de que algo así pase son mucho menores a las de, por ejemplo, México. Ciertamente se respira un aire de tranquilidad cuando vas caminando por las calles, incluso a la mitad de la noche, y se siente raro (aun después de tantos años viviendo aquí) poder dejar tus cosas en la mesa e ir a pedir una bebida al mostrador de un café sin temor a que se las vayan a robar. “¡Es perfecto!” dirían unos, “¡parece un sueño!”, exclamarían otros. Y aunque sí, debo reconocer que así se siente, eso no quiere decir que no tienes que usar el sentido común en lo que a seguridad se refiere, solamente quiere decir que, en muchos aspectos, puedes estar más tranquilo (y con las noticias que se leen a diario de lo que sucede en México, es lógico que quienes leen esto sobre Japón lo eleven a niveles celestiales).

Así como el crimen es relativamente bajo, Japón se vanagloria de que más del 99% de los crímenes que se reportan son resueltos, es decir, se encuentra y se procesa al culpable. Suena impecable, casi perfecto. Pero aunque por un lado suena bonito, la otra cara de la moneda nos enseña un lado de Japón que muchos no conocen, y otros ruegan no tener que enfrentarlo: su sistema legal.

Aclaro que no soy experto en el tema, y que para consultas más detalladas es mejor buscar en fuentes oficiales, para que no vayan a tomar esto como un “vamos a preguntarle a Manuel cuáles son nuestras opciones si nos pasó esto y esto y esto”. Literalmente no soy abogado, así que por más que lo que escriba aquí suene como que sé mucho del tema, nada supera a una consulta legal con abogados de verdad. Recuerden que esto es solamente informativo. Como nota extra: aunque parezca chistoso que tenga que hacer esa aclaración, en realidad en los últimos meses he recibido correos en los que me hacen preguntas que son totalmente del área legal y que, por ende, no puedo responder. Haber vivido en Japón por más de 14 años (al momento de escribir esto) no implica que sé exactamente cómo se manejan todos los posibles casos. Para eso hay abogados en derecho internacional.

Dicho lo anterior:

El bajo índice de criminalidad contrasta con la forma en la que muchos de los “crímenes” en Japón son resueltos (noten las comillas): el sistema de justicia trata, por todos los medios posibles, sin llegar a la violencia física, de hacer que una persona detenida o arrestada (noten que no es lo mismo) escriba una confesión en donde acepte su culpabilidad en el suceso investigado. ¿Suena raro? En pocas palabras: en Japón eres culpable hasta que se demuestra lo contrario. Parece mentira, pero el proceso es un calvario mental para los que tienen que pasar por él. Explico:

Cuando te arrestan en Japón, el sistema tiene 72 horas para investigar y lograr una orden judicial en tu contra, pero si no lo consigue, puede extender el periodo por hasta 23 días, durante los cuales no necesariamente tienes acceso a un abogado, no se graban los interrogatorios, y los agentes y jueces encargados del caso no descansan hasta lograr que te canses mentalmente y firmes una confesión aceptando un crimen que muchas veces no cometiste. ¿Parece sacado de una película del pasado? Probablemente, pero lamentablemente es real, y las historias que se leen sobre la presión que se ejerce para obtener las confesiones son de tener miedo, por decir lo menos.

Hace 3 años, un redditor hizo un AMA en r/japan sobre su experiencia en la cárcel, y relata su experiencia en los interrogatorios. El horario que manejaba era el siguiente:

7:15 Lavarse los dientes
8:00 Desayuno
9:00 – 9:10 Tiempo en el patio para fumar y afeitarse
9:10 – 11:30 Interrogatorio
12:00 Comida
12:30 – 4:30 Interrogatorio
5:00 Cena
5:20 Lavarse los dientes
5:30 – 7:00 Escuchar radio
7:00 Recibir lo necesario para dormir (almohadas, cobijas)
7:00 – 9:00 Tiempo para leer
9:00 Se apagan las luces

Bañarse estaba permitido 2 veces a la semana, lunes y jueves.

Aunque no necesariamente esto es un estándar, se percibe lo que en muchos lugares se ha relatado: el tiempo de los interrogatorios. El usuario comenta que al principio era más llevadero, pero con el paso del tiempo se comenzaron a volver más agresivos en sus respuestas, al grado que él mismo se sacaba de quicio rápidamente por todo lo que le decían. Lean la serie de mensajes, puesto que encontrarán muchos detalles que aquí prefiero omitir.

El punto importante de todo esto es obtener la confesión, puesto que hacerlo significa que el crimen está resuelto, el criminal fue encontrado y la policía hizo su trabajo. ¿Final feliz? Para nada. Muchas personas terminan cediendo ante la presión y firman una confesión de un crimen que no cometieron. Lo peor viene cuando los abogados (en caso de tenerlos o que te sean asignados) te “recomiendan” que firmes una confesión para agilizar las cosas. El caso es que la meta parece ser la confesión en vez de una investigación más profunda… porque han de saber que luego hay casos en los que la policía aquí no quiere hacer mucho, por increíble que parezca.

No hace mucho tiempo, en 2013, una chica de 18 años fue asesinada en Tokio por alguien que la acechaba, quien resultó ser su ex-novio. Pero esto sucedió horas después de que ella, junto con sus padres, buscaron ayuda en la policía. Analicemos con un poco más de detalle:

Cuando el caso se dio a conocer, la policía fue duramente criticada por la pobreza y lentitud de su acción. Por su parte, la policía alega que fue muy poco tiempo el que pasó entre la visita y el asesinato, y era la primera vez que la chica se presentaba en la delegación de policía. Suena bonito, pero en el pasado ha habido casos de chicas que reportan abuso o acoso, y simplemente “les dan el avión”.

Entonces, tal parecer que cuando existe la oportunidad de resolver un caso por medio de una confesión, aunque sea forzada, la policía no la desaprovecha, no importando que eso signifique acusar a una persona inocente.

Al Jazeera presenta un artículo sobre Keiko Aoki, una mujer que fue acusada de matar a su propia hija de 11 años en 1995. Aunque 20 años después se ha probado que es inocente, el relato de la tortura mental que recibió y que la orilló a “confesar” que lo había hecho, a escribir la confesión tal como la policía se la dictó y a firmar esa confesión, es uno más de los muchos que se han escuchado a lo largo de los años.

No vayamos tan lejos: los casos del “famoso” “Chikan”(痴漢, abuso sexual. Se refiere a tocar las partes privadas de alguien sin su consentimiento). Aunque es cierto que Japón tiene su ración de pervertidos y que estos sí andan “aprovechando” cualquier oportunidad que tienen, existen muchos casos en donde hombres que no hicieron nada han sido falsamente acusados y les “recomiendan” mejor confesar rápidamente que sí lo hicieron para “no complicar más las cosas”. Basta con que una chica te acuse falsamente de que la tocaste mientras iban en el tren o el autobús para meterte en una situación complicada, de la cual es muy difícil salir limpio. Últimamente, lo que los hombres han optado por hacer en caso de ser falsamente acusados es huír por las vías del tren. Y aunque ya no es lo recomendado, un artículo de 2013 dice que es la mejor opción. Lean la parte donde dice que te pueden detener por cierto tiempo, durante el cual es probable que tu compañía te despida. Es decir: entras en un potencial infierno, aunque seas 100% inocente. Varios salaryman de Shimbashi (en Tokio) respondieron al ser entrevistados por un noticiero, que ellos preferirían correr por las vías que intentar explicar el malentendido.

Como nota, este artículo del periódico Mainichi Shimbun relata lo que a mí me explicaron que es lo mejor que se puede hacer en estos casos: identificarse, dejar una tarjeta de presentación con datos personales, y retirarse del lugar. “Una vez que aceptas ir a la oficina de la estación, no hay forma de evitar ser arrestado”. Y si eso pasa, comienza la cuenta que puede llegar hasta 23.

También puedo mencionar los casos de “defensa personal”. Aunque hayas actuado en legítima defensa, si agrediste físicamente a la otra persona corres el riesgo de también ser procesado, porque se tiene que evaluar si no usaste fuerza “de más” al momento de defenderte, lo que significa que también vas a ir a la delegación a rendir declaración y esperar a ver si sales limpio. De ahí que la gente no quiera meterse cuando ve un acto de violencia, o si lo hace, que simplemente sea como una pared recibiendo los golpes pero no regresándolos. Aunque seas “el héroe” o “el bueno”, corres el riesgo de que te acusen de algo que ni siquiera habías pensado, y puedes terminar siendo tú el que la pase más mal de todos.

Todo lo anterior obviamente no significa que no haya elementos policíacos en este país que no realicen un buen trabajo. Entrar a la policía no es nada fácil en Japón, y el entrenamiento y la disciplina que tienen es sorprendente. Solamente pone en perspectiva esa visión que se tiene del “Japón libre de crimen”, y que aunque haya buenos elementos, el sistema que dicta cómo se llevan a cabo las cosas no necesariamente es bueno.

Como se puede apreciar, aunque sí es cierto que en Japón se respira mucha más seguridad que en México, eso no implica que aquí no haya crímenes ni que “no pase nada”. Suceden hechos muy lamentables y torcidos, pero aunque su probabilidad sea mucho más baja, eso no quiere decir que haya que bajar la guardia.

23 días. Sabemos que el tiempo es relativo, pero estar todo ese tiempo prácticamente incomunicado, sin acceso a un abogado y bajo mucha presión y abuso psicológico con tal de obtener una confesión suena a toda una eternidad, y es tiempo suficiente para vivir todo un infierno incluso si no eres culpable.

septiembre 28, 2017 07:37

septiembre 23, 2017

Victor Manuel Mtz.

DALE A TU HIJA $125

Si tu hija es una adolescente que empieza a salir con el sexo opuesto, dale siempre 125 pesos. Siempre debe traer esa suma en su bolsillo o cartera. Dos billetes de cincuenta, dos monedas de diez pesos y una de cinco.

50 pesos pueden ser para un taxi, 50 pesos le garantizan algo que comer, 50 pesos pueden ayudarla en un problema con la policía.

Con esos billetes de 50 puede comprar condones si su pareja le pone cara de “ay no tengoooo pero que importa” con 50 pesos puede comprar la pastilla del día siguiente que evita la concepción, así que no es abortiva. Abre la mente, es la realidad. Educa y protege sin tabúes…

La moneda de 5 pesos le garantiza una llamada sin limitación de tiempo en telefonos públicos. Así puede llamarte por ayuda cuando no tenga señal, para que vayas por ella y mantenerse en la linea contigo si está asustada mientras llegas.

Las monedas de 10 pesos sirven para cuando alguien se le acerque pidiendo para las aguas… Solo tengo esto… Creeme que a veces, con eso es suficiente para evitar un asalto.

Explícale a tu hija que si un día está pasada de copas, no le vas a hacer fiesta pero que la irás a buscar al fin del mundo. Que no venga sola, que no finja, que puede confiar y contar contigo.

Que si la llevan a un motel de paso ya sea por su voluntad o contraria a ella, el teléfono no tiene candado y puede marcarte… o a quien más confianza tenga. Que el personal de ahí puede ayudarla si la agreden o su novio se pone pesado.

Explícale cuando sea el momento, que en esos lugares venden preservativos, que se cuide. Más vale la pena de pedir un condón que la pena de pedir una prueba de embarazo.

Dile a tu niña, que te cuesta que crezca pero vas a estar ahí para protegerle, en las buenas, las malas y las peores. Haz que se aprenda tu teléfono celular y el de casa de memoria. Si no tiene pila y no se lo sabe ¿cómo te busca?

Si toma un taxi dile que te llame y te de la licencia de servicio, si muy tarde toma un camión que te mande un mensaje con el número, si está sola y hay varios hombres en el mismo autobús, dile que no se quede, ni tampoco sola con el chofer hasta el final del paradero. Que se baje, que te marque y vas por ella.

Enséñale a tu hija que si dentro de sí siente que algo no está bien, se haga caso, que la prefieres paranóica que víctima.

Yo te prefiero sobreprotector como madre ó como padre, que como cliente del Ministerio Público.

No pude encontrar el original, recuerdo que en algún momento me llego como cadena por correo, así que lo recupero por acá, casi todo mundo apunta a que lo escribió http://elteatromagicodemalecapetillo.blogspot.mx/ por Stephany Capetillo yo añadiría al titulo hijo, que aplica igual… de útil siempre traer un cambio ordenado para una emergencia.

septiembre 23, 2017 12:48