Blografia.net

enero 18, 2019

Victor Manuel Mtz.

Lo que andamos haciendo

Bueno lo que anduvimos haciendo, especialmente lo que hicimos en diciembre, bueno por ahí salgo en segundo plano :D, pero bueno el taller estuvo interesante.

Y nuestros estudiantes realizaron trabajo con un editor de video no lineal, tomaron video con el celular y grabaron la narración con el mismo, la toma del video, la edición de audio, la elección de lo que se busca comunicar, el montaje y la presentación, el mismo día, por supuesto no tiene calidad profesional, pero demuestra como con buenas y solidas bases se puede hacer un mucho mejor uso de las tecnologías disponibles al alcance de cualquiera.

Aquí el video del equipo que me toco asesorar:

enero 18, 2019 01:40

enero 17, 2019

Victor Manuel Mtz.

Adiós Claroline

En realidad hace un rato que no funciona mi instancia, me quede en la versión 1.11 y seguro desde que cambiamos stretch actualizo a PHP 7 seguramente dejo de funcionar, hoy he decidido archivar los php y retirarlos del directorio de Apache.

Le dedique un buen rato a esta plataforma que originalmente me gustaba mucho mas que Moodle, por ahí escribí un par de cosas al respecto [1], [2], una conferencia, un taller, un articulo en libro y apoyo en posgrado dos ocasiones [3,4,5,6], arreglos en las traducciones y traducción en la documentación (cosas que ya no se pueden consultar en línea[7]), el gran problema fue tal vez su éxito ya que como el grupo que lo desarrollo estaba mas bien ligado a la universidad en Bélgica y su uso obtuvo un gran apoyo de aquel lado del mundo y en cierta forma su evolución e idea de que conceptos potenciar, es decir a donde querían llegar lo tenían muy claro, tan claro que supuso en su momento el fork a Dokeos del cual participaron muchos y que cuando comenzó con su opción con costo propicio aún otro fork a Chamilo, eso también se llevó mucha de la comunidad que se disperso con los dos forks y con los que vimos que Moodle cumplía cada vez mas con lo que necesitábamos o que su comunidad resolvía de mejor manera algunos de los problemas que encontramos…

Al final se subieron a la idea de los MOOC y dejaron las traducciones de lado, y el foro comunitario y lograron crear una asociación el día de hoy como casi todos el código esta en github y hace buen rato que no veo, me gustaba mucho la versión tradicional que tenían (que me acabo de percatar mis traducciones, son de la versión 1.4, antes de que la subieran a sourceforge [8]) y me parecía una gran herramienta al tener lo más básico y necesario, entiendo que Chamilo provee eso el día de hoy.

[1] http://blografia.net/vicm3/2008/07/donde-esta/
[2] http://blografia.net/vicm3/2008/03/vacaciones-1/
[3] http://blografia.net/vicm3/2011/01/el-martillo/
[4] http://linux.ajusco.upn.mx/~vicm3/consol2006/
[5] http://linux.ajusco.upn.mx/~vicm3/plataformas/html/
[6] http://web.cuaed.unam.mx/wp-content/uploads/2016/01/PDF/plataformas-libres.pdf
[7] http://vic.jerx.net/spanish142.zip

enero 17, 2019 12:05

enero 16, 2019

Victor Manuel Mtz.

La próxima guerra será por el agua – anónimo

Lo siguiente es una transcripción de un correo que envié a la lista interna de correo de usuarios de UPN el 21 de septiembre de 2016.

La próxima guerra será por el agua – anónimo

Y no sé porque no se ha mencionado por acá, ya perdí la fecha pero en el Área me dijeron un día ya no hay agua y tal cual imagine que como en otras ocasiones porque se pide y no la suben o porque como ya era tarde no la suben por la tarde, pasaron varios días y seguíamos sin agua.

Como ese día no me caía mal decidí estirar los pies e ir a la siguiente mampara donde esta la siguiente Área y me serví dos vasos de agua pues vi que ahí si tenían agua, repetí esto al siguiente día y me comentó una compañera que si se me quedaban viendo feo era porque ellos habían tenido que subir el agua que me estaba sirviendo, al principio pensé que me estaban bromeando o que de plano ya me querían jugar una broma, por lo que me dirigí con el enlace administrativo y resulta que no me estaban bromeando que había agua, pero en el almacén y que en efecto habían tenido que subirla… bueno hasta mal me sentí y al día siguiente después de comprobar que el elevador funcionara pedí un garrafón y fui hasta almacén a traer agua, misma que duro como dos días… y aquí empieza lo interesante, yo tengo sed, pero no sé que pasa con los mas de mil personas que estamos en Ajusco y eso sin contar a nuestros estudiantes

¿Cómo hacemos? Recuerdo cuando la administración de Silvia Ortega que en las escaleras del edificio D se colocaron dispensadores de agua y garrafones y me pareció una idea muy buena ya que somos muchos y no tenia que encontrar abierto donde esta el enfriador del agua, hoy se habla que en la constituyente de la ciudad y se coloca al agua como derecho, pero regresando, ¿como pasamos de poder ofrecer agua a nuestros estudiantes a no tener agua en las Áreas Académicas?

Y me surgen otras dudas, el agua que tomamos es de garrafón, no rellenado o eso entiendo ya que ya mismo por esta lista recuerdo las quejas de cuando se rellenaron los garrafones sobre el sabor y la seguridad del agua, pero entonces si compramos el agua a la compañía que lo hacemos, en pregunta demostrando mi ignorancia al respecto, ¿toda el agua tiene que ir al almacén?, ¿qué hacia antes en por el auditorio A?, ¿la compañía que trae el agua no la puede subir?, ¿no por ahí se había pedido el implementar bebederos en la ciudad? En fin que tengo más preguntas que respuestas pero una cosa es segura, sigo teniendo sed… y no creo que la solución es que vaya a la cafetería y compre litro y medio de agua por quince pesos que es lo que tomo en una sentada…

Saludos.

Aquí es probable que valga la pena el contexto, por esos días se tenia problemas con la compañía a la que se le subcontrata el personal de intendencia dejando sólo personas mayores y muy jóvenes, que no podían llevar el diablito que se usa para repartir los garrafones al cual le caben hasta seis de 20 litros.

enero 16, 2019 02:34

A la comunidad UPN, mejor conocido como “atrapados sin salida”

Lo siguiente es la transcripción de un correo que envié a la lista interna de usuarios de la UPN el 15 de junio de 2017, jocosamente fue llamado “atrapados sin salida”.

A la comunidad UPN

Estoy muy enojado y vengo a comentarlo con todos ustedes y les cuento porque.

Hoy se cayo una compañera en el puente enfrente del elevador, una persona de vigilancia le acerco una silla y hasta donde sé dos personas diferentes llamaron al servicio medico, esto lo vi cuando iba a mi cubículo, pero al regresar para una junta todavía seguía allí la compañera, no viendo que llegara más personal que la señorita de vigilancia bastante pequeña no se me ocurrió mejor cosa que ayudar y acompañar a la compañera hasta el servicio medico, cosa que logramos después de un rato y comprobando lo agreste que es el terreno para caminar cuando uno no puede apoyarse correctamente, al llegar al servicio medico nos encontramos con que no se encontraba el medico y la dentista fue quien nos recibió, no pude quedarme a ver en que termino la cosa, espero que la misma haya terminado bien, lo imagino ya que aunque el golpe se veía feo, la compañera pudo con bastante dolor y trabajo llegar al servicio medico.

¿Y a que viene todo el chisme que perturbe nuestro quehacer universitario? A lo siguiente, ¿cuanto tiempo mas habría pasado si no ayudamos a la compañera a ir al servicio medico?, ¿ que paso con vigilancia no se supone que deberían de haber contactado con, alguien y ese alguien mandado apoyo o para que son los radios o ya no tienen radios? Protección civil en el edificio, lo pensé pero me pareció mas inmediato apoyar a la compañera eso y un largo etcétera.

Me ha tocado de primera mano apoyar con lo que pareció un ataque epiléptico a la salida de la cafetería, en noviembre del año pasado y lo mismo alguien fue por la doctora del gimnasio, directamente no usando el teléfono y ella fue la primera que llego y apoyo, no puedo mas que recordar el infarto fulminante en el estacionamiento y el caso de nuestro colega Carlos Fontes y la verdad es que si me preocupa, especialmente el día que yo me lastime un pie o algo similar, ya estoy pensando que es tiempo de volver a contratar el servicio de gastos médicos mayores para que me manden una grúa, perdón ambulancia aérea.

¿Entonces? En que estamos a si que las juntas y el café que no alcanzan y que de pronto nos quieren tener más sanos a los que llegamos caminando porque ahora la puerta esta mas lejos y si quiere uno ir por un no saludable tamal también tiene uno que caminar más ¿ya vieron las lindas mesas y sombrillas que están en la otrora puerta 3? están muy bonitas, ¿me pregunto quien las va a utilizar?, ¿Y mañana que hacemos?

Y sigo molesto, espero que ustedes estén igual de molestos después de leer esto.

Saludos.

 

enero 16, 2019 02:00

enero 10, 2019

Gwolf

Finally, a sensible increase in participation for Tor in Mexico!

/Known fact: Latin America's share of participation in different aspects of the free software movement is very low.

There are many hypotheses for this, but all in all, it's mainly economics related: Only a tiny minority of us in this geographic region can spare the time, energy and money needed to donate part of our work and life to a project, no matter how much we agree with it. Of course, this cannot explain it wholly; there are many issues that further contribute with this low participation. Free software development is mostly carried out in English (much more so even than programming in general, although basically any programing language "reeks" of English).

In mid-2017, the Tor project acknowledged this and created the Global South Initiative. At first, I heard about it when the global-south@lists.torproject.org mailing list was started, and started interacting there right away. Roughly a month later, we started to plan for what is now our research/documentation project. We even managed to somehow attract the Tor community at large for the Tor Meeting last September/October in Mexico City (which was a *great* opportunity!)

One of the issues we have been pushing for, with marginal success rate until very recently, is to get more people involved running Tor relays or, if possible, exit nodes. Of course, when I asked officially for permission to set up an exit node at the university (I want to do things the right way), I was right away slammed and denied.

But... Patience, time, hardware donation by Derechos Digitales, and some determination have led us to the fact that... 18 months ago, we only had one or two active Tor relays. Now, the reality is finally changing!

Thanks to many individuals willing to donate their time and resources, we currently have eleven relays (eight of them which I can recognize by name and thank their respective owners — The linked page will probably give different results, as it varies over time).

As for the diversity this brings to the network, it's well summed up by the aggregated search:

Four autonomous systems; the only ISP that's usable for home users we have been able to identify is Axtel, with which we have five relays currently running; three at UNAM, the biggest university in the country; one in CINVESTAV, an important research facility; finally, one in Mega Cable, which surprises me, as Mega Cable does not provide a reachable IP for any of the subscribers we have probed! (Maybe it's run by corporate users or something like that?)

And, very notably: I have to recognize and thank our friends at Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), as they have set up our –so far– only exit node (via the Axtel ISP). Wow!

Ten relays, mind you, is still a tiny contribution. Due to the bandwidth we are currently able to offer (and many many many other factors I cannot go into details, as I don't even know them all), Mexico as a country is currently providing approximately 0.05% (that is, one out of each 2000) Tor connections as a guard (entry) node, a slightly higher amount as a middle node, and a slightly lower amount as an exit node. But it is steadily increasing, and that's great!

AttachmentSize
relays.png85.37 KB
aggr_relays.png52.3 KB

enero 10, 2019 12:23

enero 09, 2019

Victor Manuel Mtz.

Cambios

De año, de actividades y unas merecidas vacaciones…

Pero también otros cambios, hace algún tiempo planetalinux quedo sin host… y pues lo puse en una instancia donde corro icecast y alguna cosa que no me funcionaba en hosting compartido, ahí ha estado hace cuatro años… lo que es que el tiempo vuele, en fin que David me contacto por agosto para decirme que era como buen tiempo para darle cuello a planetalinux que ya casi nadie colocaba cosas y así, como era domingo y estaba con lo de lavar  uniformes y explicar como sacarle las manchas a los cuellos y tallar las manchas de pluma a mis pequeños no le dí mayor importancia.

Ademas de que me dijo que el me avisaba… por supuesto el año siguió muy rápido y en diciembre logre tomar algún espacio para descansar y pasarlo en familia, hoy que tengo curiosidad de que han escrito los habituales, veo que el registro del dominio expiro el día ultimo del año pasado… en ocasión anterior se me ocurrió pagarlo a mi, sin consultarlo con él, como ahora me acorde de agosto mejor pongo este mensaje como el recuerdo del fin de una etapa.

En fin que si es un poco caro darse el gusto de correr un VPS y un dominio a como esta el dolar el día de hoy y una idea que he ido realizando desde el año pasado es dejar de pagar varios dominios que no utilizo y que no me generan mas que el gasto… y es cierto que planetalinux al menos en la instancia de México ya tenia muy poco contenido :(, espero David en algún momento diga algo, pero si no, por mientras he añadido casi todos los blogs que me interesan y que casi son de amigos cercanos o familia a mi instancia de planet, si ya bastante vieja, pero aún funcional y que no requiere de un VPS en http://blografia.net 

No quiero terminar sin darle las gracias a David por los 1014 años que le dedico a que planetalinux fuese una comunidad y si es tiempo de seguir con otra cosa, no me queda más que decirle adelante, gran trabajo y buena suerte.

enero 09, 2019 06:20

diciembre 31, 2018

Diario de un Mexicano en Japon

¡Feliz 2019!

El calendario chino se compone, a grandes rasgos, de ciclos de 12 años (digo a grandes rasgos porque hay detalles más específicos), y cada uno está representado por un animal. El último año del ciclo es el del jabalí, que es justo el año que comienza. En japonés se escribe 亥年, y se lee “idoshi”. Además, este año Japón tendrá un nuevo emperador y una nueva era va a comenzar en mayo.

Como mencioné en el kanji del año pasado, el jabalí trae para mí una serie de cambios radicales en mi vida y tengo que estar preparado para ello. Asimismo, el blog sigue y seguirá en pie, esperando que este año pueda hacerme más tiempo para escribir todo lo que tengo pendiente aunado con todo lo nuevo que se presente.

A todos ustedes, les deseo lo mejor para este 2019. Deseo que todos sus deseos se cumplan y que tenga la fuerza de voluntad necesaria para cumplir sus propósitos de año nuevo. Reciban un fuerte abrazo desde Tokio.

diciembre 31, 2018 03:00

El 2018 en un kanji

Kanji de los años anteriores:

Ni cuenta me di cuándo fue que llegamos finales de diciembre. Tuve una enorme carga de trabajo el último mes que apenas me quedaba tiempo para saber en qué día vivía. En fin. Ahora que se supone que estoy de vacaciones (porque uno no descansa con niños en casa) y siguiendo la tradición del blog, aquí resumo mi año en un kanji.

Este año la selección no fue complicada. Mentiría si dijera que no pensé en candidatos más realistas, sobre todo porque el año estuvo lleno de sorpresas no tan gratas, situaciones que pusieron a prueba mi “aguante”, y varias noticias un tanto pesadas no hace mucho tiempo. No obstante, opté por seguir siendo fiel a lo que más me marcó durante los últimos 365 días.

Se lee “Chou”, “Ido”  y significa “reto”, “desafío”. Se usa en palabras como el verbo “idomu” (挑む, retar, desafiar), “Chousen” (挑戦, que tiene el mismo significado de “reto”).

Este año para mí se caracterizó por estar precisamente lleno de retos, tanto en lo personal como en lo intelectual. Terminé el curso avanzado de Deep Learning que estaba tomando en la universidad de Tokio, tuve que hacer trabajo voluntariamente a fuerzas en un par de áreas que no son mi fuerte pero que tienen que ver con mi especialidad, y tuve que tomar algunas decisiones ya con mucho más peso en mi vida y en lo que viene para el futuro.

Cierto es que los retos no terminan este año: ya antes siquiera de iniciar el siguiente se presentará uno bastante grande, y, sin ánimos de adelantar algo todavía, ya estoy en otro reto que tendrá respuesta justo en unas semanas. Se avecinan tiempos “realistas”, que si bien no serán fáciles, tampoco me quiero tirar al drama diciendo que serán muy difíciles. Habrá de todo, pero por lo menos puedo ver el panorama desde ahora para irme preparando.

En cuanto a Japón y el kanji del año, el escogido este año fue 災 (sai), y quiere decir “catástrofe”, “calamidad”, “desastre”. Japón sufrió muchos de estos durante el año: terremotos grandes (Hokkaido, Osaka, Shimane), inundaciones al oeste del país, récord de temperaturas altas en verano y tifones, entre otros. Yo esperaba que ganara el kanji de 平 (hei), porque está por terminar la era Heisei (平成) con la abdicación del emperador y la ascendencia al trono del nuevo el próximo 1 de mayo (y que dicho sea de paso dará lugar a una semana dorada de 10 días); sin embargo, ése quedó en segundo lugar.

Para los interesados, les dejo la liga al documento oficial del kanji del año, la cual incluye el número de votos para cada kanji (se listan los primeros 10), así como algunas opiniones de la gente que votó por ellos. Huelga decir que está en japonés.

¡Nos vemos en 2019!

diciembre 31, 2018 01:00

diciembre 29, 2018

Diario de un Mexicano en Japon

Todavía les tengo miedo

He pasado ya cerca de 16 años en el país del sol naciente. Muchos de ustedes pensarán que después de tantos años ya poco o nada me sorprende de Japón y de su cultura, pero eso no es verdad. Aunque es cierto que mucho de lo que Japón ofrece y que puede deslumbrar a los turistas o recién llegados a mí se me hace ya normal, también lo es el hecho de que existen cosas, situaciones y tradiciones a las que simplemente no me puedo acostumbrar (y algunas ni quiero hacerlo). Una de ellas es la que presento en este escrito.

Con tanto tiempo por acá todavía no puedo comprender cómo la gente puede sentirse segura usando uno de esos… ni tampoco puedo imaginarme como para muchos, sino es que a la mayoría de japoneses, les parece “normal”. Soy sincero: debería estar ya acostumbrado, pero… todavía les tengo miedo. ¿A qué o quienes?

Los baños estilo “oriental”. Si creen que por estar en la capital nipona es raro encontrarse con ellos, se equivocan. No obstante, es cierto que es más común verlos en zonas más rurales. Pero vayamos al punto en cuestión: ¿cómo se pueden sentir seguros al usarlos? No es que no haya intentado acostumbrarme… simplemente, me gana el miedo.

Ustedes no se pueden imaginar el coctel de sentimientos que te atacan cuando necesitas urgentemente un baño, de esas emergencias nivel “¡YA SE VA A SALIR TODO!”, ir corriendo como el coyote persiguiendo al correcaminos y pensando que todo ha terminado, que tu vida ahí mismo terminará porque sientes que ya no puedes más, pero en ese momento justo vislumbras el símbolo del baño público y piensas que tus súplicas y oraciones que lanzaste a cuanta deidad se te ocurrió en el transcurso de tu corta pero significativa carrera contra el tiempo, solamente para abrir la puerta del primer baño desocupado que encuentras y darte cuenta de que es estilo oriental… Es imposible describirlo con palabras. Y sin embargo, te enfrentas ante la terrible decisión de arriesgarlo todo y salir corriendo a buscar otro baño so riesgo de que o no lo encuentres o no llegues, o bien aceptar el reto, cerrar la puerta y pedir que todo salga bien (en sentido literal y figurado). Hace poco justamente me enfrenté a esto…

Para ser sincero, han sido pocas las veces en las que he tenido una emergencia de este calibre, pero, y aunque me apena decirlo, el resultado siempre ha sido el mismo: decido usar el baño, pero tomo medidas, o mejor dicho, una medida preventiva: quitarme toda la ropa. No es broma, pero mi esposa se carcajea cada que le cuento. Sé que se supone que todo está bien y que es nada más la incomodidad de la posición (porque sí me duele la espalda baja si estoy así aunque sea por poco tiempo) , pero después de haber visto cómo quedan los baños después de la catástrofe de otras personas, me queda el temor de que algo vaya a salir mal y termine con los zapatos sucios (en el mejor de los casos) o con la ropa sucia (en el peor). Por eso, cuando no hay de otra, prefiero tomar mi tiempo y prepararme para lo peor, que afortunadamente nunca ha pasado (y justo por eso ya no debería tener este miedo).

Puntos malos extra y mención honorífica merecen los baños de este estilo que están en lugares remotos. Olvídense de que haya papel o no (que increíblemente en muchos de los casos sí hay), estamos hablando de lugares que están a la altura del típico baño de parque público pequeño en algún barrio en México, con el extra de que, si vas en verano, seguro te encuentras a una de estas preciosidades:

Luego les cuento las experiencias que tuve en Iizuka con las arañas de este calibre, pero recuerdo que en un lugar olvidado en algún punto de la prefectura de Nagasaki salí brincando de un baño cuando me di cuenta de que una de estas nenas me estaba haciendo compañía. Solo como nota les digo que me terminé acostumbrando a ellas, pero siempre son impresionantes cuando recién las ves (acostumbrado sí, pero mejor de lejos y todos felices).

Acá este sitio (en inglés) menciona 5 razones por las que los baños (o debería decir “retretes”) de este estilo son “geniales”. Juzguen ustedes.

Para terminar: es cierto que ya va siendo hora de que me acostumbre a estos baños. No porque de ahora en adelante nada más vaya a usar de ese estilo, sino más bien para no tener que andar haciendo circo, maroma y teatro cada remota vez que no haya más opciones y tenga que hacer uso de ellos. Mientras mi espalda no se queje mucho, creo que tengo remedio… ¿O no?

diciembre 29, 2018 04:09

diciembre 15, 2018

Gwolf

Tecnicatura Universitaria en Software Libre: First bunch of graduates!

December starts for our family in Argentina, and in our second day here, I was invited to Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH) of Universidad Nacional del Litoral (UNL). FICH-UNL has a short (3 year), distance-learning career called Tecnicatura Universitaria en Software Libre (TUSL).

This career opened in 2015, and today we had the graduation exams for three of its students — It's no small feat for a recently created career to start graduating their first bunch! And we had one for each of TUSL's "exit tracks" (Administration, development and education).

The topics presented by the students were:

  1. An introductory manual for performing migrations and installations of free software-based systems
  2. Design and implementation of a steganography tool for end-users
  3. A Lego system implementation for AppBuilder
  4. The TUSL staff is quite well aligned to freedom, transparency and responsibilty, so it's basically a requirement for projects to be freely available. For the curious, here they are:

AttachmentSize
photo4949471233775347771.jpg249.94 KB
photo4949471233775347775.jpg295.26 KB

diciembre 15, 2018 09:32

diciembre 05, 2018

Gwolf

New release of the Raspberry Pi 3 *unofficial Debian preview* image

Back in June, Michael Stapelberg asked for somebody interested in adopting the unofficial Debian image for the Raspberry Pi 3 family. It didn't take me long to raise my hand.
What did take me long is to actually do it. I have adopted Raspberry3 image spec repository, with the recipes to build the image using Lars' great vmdb2, as well as the raspi3-firmware non-free Debian package.
After delaying this for too long, first in order to understand it better, and second because of the workload I had this last semester, I think we are ready to announce...

There is a new, updated preview image!

You can look at the instructions at the Debian Wiki page on RaspberryPi3. Or you can just jump to the downloads, at my people.debian.orgxzipped image (388MB, unzips to 1.5GB, and resizes to the capacity of your boot SD at first boot), verification sha256sum, and PGP-signed verification sha256sum.
There are still many things that can be improved, for sure. The main issues for me are:

Other than that, what we have is a very minimal Debian system, ready for installing software!
At some point in the future, I plan to add build profiles for some common configurations. But lets go a step at a time.

diciembre 05, 2018 01:35

diciembre 03, 2018

Gwolf

Chairing «Topics on Internet Censorship and Surveillance»

I have been honored to be invited as a co-chair (together with Vasilis Ververis and Mario Isaakidis) for a Special Track called «Topics on Internet Censorship and Surveillance» (TICS), at the The Eighteenth International Conference on Networks, which will be held in Valencia, Spain, 2019.03.24–2019.03.28, and organized under IARIA's name and umbrella.

I am reproducing here the Call for Papers. Please do note that if you are interested in participating, the relevant dates are those publicized for the Special Track (submission by 2019.01.29; notification by 2019.02.18; registration and camera-ready by 2019.02.27), not those on ICN's site.

Over the past years there has been a greater demand for online censorship and surveillance, as an understandable reaction against hate speech, copyright violations, and other cases related to citizen compliance with civil laws and regulations by national authorities. Unfortunately, this is often accompanied by a tendency of extensively censoring online content and massively spying on citizens actions. Numerous whistleblower revelations, leaks from classified documents, and a vast amount of information released by activists, researchers and journalists, reveal evidence of government-sponsored infrastructure that either goes beyond the requirements and scope of the law, or operates without any effective regulations in place. In addition, this infrastructure often supports the interests of big private corporations, such as the companies that enforce online copyright control.

TICS is a special track the area of Internet censorship, surveillance and other adversarial burdens to technology that bring in danger; to a greater extent the safety (physical security and privacy) of its users.

Proposals for TICS 2019 should be situated within the field of Internet censorship, network measurements, information controls, surveillance and content moderation. Ideally topics should connect to the following , but not limited to:

Please help me share this invitation with possible interested people!
Oh — And to make this more interesting and enticing for you, ICN will take place at the same city and just one week before the Internet Freedom Festival, the Global Unconference of the Internet Freedom Communities ☺

diciembre 03, 2018 06:07

noviembre 28, 2018

Victor Manuel Mtz.

Mi primera experiencia con Arduino

Muy educativa… muy dirigida..

Taller introductorio de robótica educativa y drones

El paquete esta muy interesante, el juguete anda por los 4500 pesos, pero viene en aluminio y con una modificación de scratch, con un arduino con su caja de acrílico y conectores numerados y estilo telefónicos (RJ11) para mayor facilidad, me gusto mucho y me parece que el precio es mejor que el de los productos de Lego y me dejo pensando y me encontré con que el diseño es más o menos común, quiero creer que la idea del auto y del sigue lineas al menos lo debería de ser y encontré que Elegoo tiene uno disponible por 1500 pesos… que se me hace será lo siguiente que consiga, a menos que exista una opción local más económica, en este proyecto en otra sesión nos prestaron un kit muy parecido al que me encontré pero aún debo consultar cual es el precio y cual el distribuidor.

noviembre 28, 2018 03:27

noviembre 23, 2018

Diario de un Mexicano en Japon

Lavarse las manos

Antes que cualquier otra cosa, debo aclarar que lo aquí escrito está basado en mi experiencia y en la de algunas personas a las que les pregunté. No es una generalización ni una situación exclusiva de Japón. La presento porque aquí me he percatado de ella, pero me imagino que también existe en otros países.

Cualquiera podría pensar que lavarse las manos después de ir al baño es una acción lógica, que se debe realizar sin mayor conflicto ni pretextos. “Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño” era la frase con la que la gente de mi generación (al menos) se encontraba siempre en televisión, radio, escuelas, y en la voz de los propios padres. Para mí es normal que ni siquiera lo pienso: vas al baño y después te lavas las manos. No hay discusión.

Sin embargo, seguro se podrán imaginar la sorpresa que me llevé cuando comencé a ver a hombres que entran al baño y salen sin siquiera tocar el lavabo. Insisto: seguramente también hay gente así en otros países, pero yo me di cuenta de este fenómeno acá en Japón, y desde que lo hice, no me cabe en la cabeza que no lo hagan. Y no estoy hablando nada más de alguien que entra a orinar, sino también de aquellos que entran a defecar, descargan toda su ira, se limpian y salen del lugar como si nada hubiera pasado. En mi caso, no hace falta ir a algún lugar en especial para ver la situación, sino que la presencio con frecuencia en el baño de mi trabajo, pero veamos.

Buscando información al respecto, se pueden encontrar varios sitios que citan estudios o encuestas que muestran el porcentaje de japoneses que no se lavan las manos. Las ligas siguientes están en japonés, pero las pongo como referencia de cualquier forma:

Las razones que la gente da para no lavarse las manos son varias:

¡Ah! Pero esto no es todo. Hay gente que dice que sí se lava las manos cuando en realidad lo único que se lavan son las puntas de los dedos, solamente con agua, y por espacio de uno o dos segundos cuando mucho. En serio. ¿Porcentajes? Ni idea, pero es fácil ver esto en cualquier baño público. De nueva cuenta: lo veo en mi trabajo todos los días también, y de vez en cuando en el baño de la estación. De hecho, varias veces me ha tocado ver a la misma persona entrar a orinar, usar las dos manos, ir al lavabo, lavarse nada más la punta de los dedos de la mano derecha por un segundo, ir a donde está la secadora y meter los dedos por dos segundos y salir… Y ni les cuento de otros baños públicos.

Intenté buscar un video que mostrara lo anterior, pero no tuve éxito. Encontré, no obstante, un apartado de comentarios en el periódico Yomiuri en el que una persona se pregunta por qué hay gente que nada más se lava la punta de los dedos cuando va al baño. y desencadena una serie de comentarios al respecto.

Ahora bien, no es que el gobierno o las instituciones de salud no promuevan lavarse las manos, sino todo lo contrario: se hace énfasis en la forma correcta de hacerlo así como su importancia, sobre todo en cuanto a prevención de enfermedades. Hay lugares como éste (dibujos, pero por si las dudas consideren que es NSFW) en el que se muestra de forma gráfica el equivalente de algunas acciones si no se lavan las manos.

Personalmente, es difícil ignorar a la gente que no se lava las manos una vez que te das cuenta de que sucede. Me importa menos (pero no dejo de sorprenderme) cuando se trata de un baño público y de gente que no conozco, pero cuando es en el trabajo definitivamente no lo puedo creer. Olvídense del contacto físico (como darle la mano a alguien), pero cuando ves que alguien que no se lavó las manos (o que lo hizo simbólicamente con la punta de los dedos) entrega documentos, usa el teclado de alguien más, usa el microondas, y en general toca algo que otros también tocarán, no puedes dejar de pensar en lo que sus manos pueden traer, y miren que yo no soy de los que me asusto o me importa mucho que algo esté sucio, pero hasta yo tengo mis límites. Ni siquiera cuando de verdad no hay jabón en los baños públicos se la paso; al menos hay agua :/

Mi esposa también me cuenta que hay mujeres que tampoco se lavan las manos después de ir al baño. Obviamente no lo puedo corroborar :P, pero no me extrañaría que la situación fuera exclusiva de varones.

Hace unas semanas, un usuario de reddit preguntó en r/mexico algo referente al tema en cuestión. No esperen muchas respuestas serias ahí, pero muestra precisamente lo mencionado arriba de que el problema no es exclusivo del país del sol naciente.

Y ustedes, ¿se lavan las manos después de ir al baño?

noviembre 23, 2018 09:00

noviembre 20, 2018

Victor Manuel Mtz.

Un respaldo grande

Y largo de generar, recién tal vez el año pasado o a lo mejor el anterior, no recuerdo que dependencia requería un respaldo en MBZ de unos cursos de Moodle, yo por supuesto estaba más por mandarles un sql + un tgz, pero pidieron ese formato, a la fecha no tengo idea de si lo han montado en sus maquinas locales o si solo lo pidieron por ser parte del contrato que se entregue el fuente y lo que se realizó, por supuesto generarlos desde la aplicación web no sólo era suicida, además regresaba error de timeout de la plataforma, se me ocurrió que debería haber una herramienta de línea de comando para generalas justo por el tiempo de ejecución y por supuesto la hay:

[root@formacion cli]# time sudo -u apache php backup.php --courseid=20 --destination=/mnt/resource/temp/ && time sudo -u apache php backup.php --courseid=21 --destination=/mnt/resource/temp/
== Performing backup... ==
Writing /mnt/resource/temp/copia_de_seguridad-moodle2-course-20-cea_2018-20181117-2325.mbz
Backup completed.

real    95m6.135s
user    10m29.448s
sys     1m18.817s
== Performing backup... ==
Writing /mnt/resource/temp/copia_de_seguridad-moodle2-course-21-sxxi-20181118-0100.mbz
Backup completed.

real    113m7.253s
user    9m0.674s
sys     1m11.254s
[root@formacion cli]#

El primero mide 2.8GB el segundo 3.1GB…

noviembre 20, 2018 03:26

noviembre 02, 2018

Diario de un Mexicano en Japon

El cuarto piso

Ya valió madres…

Ustedes perdonarán lo “florido” de la expresión que encabeza este escrito, pero no pude encontrar una que describiera mejor el sentimiento.

Es una tarea titánica resumir lo que ha pasado en una década, sobre todo en una vivida completamente en un lugar tan diferente al del país que te vio nacer y crecer, así que me centraré en lo más importante: decirles que si se les vuelve a ir la pelota a mi jardín ya no se las voy a dar 😛

¡Ah! Qué tiempos aquellos en los que la vida era nada más llegar de la escuela, hacer la tarea y salir a jugar con los de la cuadra, sin importar el riesgo de volar la pelota al jardín de algún vecino y andar buscando forma de recuperarla sin tocarle. Ya llovió, lo sé. Pero regresemos al tema para no mostrar tan descaradamente mi lado senil.

Cuando cumplí 30 años estaba en Guadalajara de viaje justo después de haber ido a una conferencia en el Estado de México. En ese entonces no le di mucha importancia a la fecha puesto que estaba más preocupado acerca de si me podría graduar del doctorado a tiempo o no. Afortunadamente me salió el certificado en una caja de cereal y ¡terminé! (o mejor dicho, me obligaron a terminar). No obstante, aun con el estrés de esos días y la incertidumbre de no saber qué hacer después, el día a día era más fácil. La vida en Iizuka era relativamente tranquila, y después de 5 años de haber vivido ahí me había acostumbrado a lo lento que transcurrre el tiempo ahí.

Ahora que cumplo 40, mucho ha cambiado. Dejando de lado la parte física (arrugas, menos pelo, más dolores musculares, etc., etc.), la pasada década fue de cambios intensos en mi vida y en mi forma de pensar… y en la cantidad de horas que puedo dormir al día. Resumiendo:

Cuando estás más joven, te llegas a preguntar cómo las personas de más edad dejan de hacer cosas, se vuelven “aburridas” y se la pasan hablando la mayor parte del tiempo de lo mejor que eran las cosas antes. Disfrutas pensando que a ti nunca te va a pasar, que tú vas a ser cool, la excepción a la regla cuando llegues a esa edad. Y lo curioso es que lo sigues pensando sin darte cuenta de que, poco a poco,  esos cambios se van dando y es muy probable que tú no los percibas, pero puedes estar seguro de que la gente que convive contigo sí. Cuando menos lo piensas, llegaste a una edad que veías lejana, y aunque sí, es cierto que eres diferente y que no caíste en todos los estereotipos de los que alguna vez te quejabas, también lo es el hecho de que muchas de esas características y comportamientos se volvieron parte de ti, no porque tú lo hayas querido, sino que se fueron acoplando a las situaciones que viviste y a las decisiones que tomaste.

Concretamente hablando de ser un mexicano en Japón, no ayuda tampoco el estar entre dos culturas y tratar de estar al tanto de ambas. La gente con la que crecí y era (o sigue siendo) mi amiga, también ha cambiado con el paso de los años, pero a ellos les afectaron sucesos y experiencias diferentes que los que a mí, y por ende no podemos estar en sintonía como lo hacíamos antes. Lo mismo pasa con la familia y hasta con el mismo lugar de nacimiento: todo lo quieres ver como lo dejaste o quieres tratar a la gente (o quienes que te traten) basado en lo que tú has vivido. Obviamente no se puede.

Todo se oye muy dramático, y hasta parece que ya estoy “chocheando”, pero no (al menos no que yo sepa :P). Simplemente quiero entrar en esta década con la mente clara, con plena identificación de lo bueno y lo malo, tanto para disfrutar lo primero como para combatir lo segundo. Y quizá para algunos parezca exagerado o todavía muy rápido, pero es buen momento de ir pensando sobre el legado que quiero dejar, y en general, del futuro a largo (aunque ya ni tanto) plazo. Se vienen decisiones muy pesadas, y no les voy a mentir cuando les digo que seguramente en más de alguna voy a sufrirle, pero no todo será malo, yquiero ese sufrimiento y esas bondades que las decisiones van a traer consigo sean recibidas de la mejor forma posible. Ya no nada más es para mí, ahora soy el arquitecto y director de una familia, y debo considerar todo como tal. Nunca aceptar lo que venga, o “el destino”, sino trabajar para llegar a él y para cambiar las circunstancias que, en este momento, no son buenas. En resumen: debo aprender a amalgamar la mente que tenía hace más de 15 años cuando recién vine a Japón con la mente de ahora que soy padre y jefe de familia, con el “extra” de serlo en un país tan diferente al mío.

Y bueno… después de los párrafos anteriores donde me estoy cortando las venas con galletas de animalitos mientras nieva y hay música de violines acompañando, hay que celebrar que llegué al cuarto piso. No, todavía no quiero mi cocol (pero ya se antoja). No habrá fiesta ni nada parecido ($$$), mas espero al menos darme el gusto de comer algo rico hoy.

Una última cosa: seguirán ganando puntos malos si me hablan de usted. Los acusaré directamente con Santa Claus, el niño Dios, los Santos Reyes o quienes sean que les traigan juguetes en Navidad 😛

noviembre 02, 2018 03:01

octubre 24, 2018

Diario de un Mexicano en Japon

¿Sabías que…? – Parte 29

Apenas puedo creer que haya pasado un año desde el último artículo en esta categoría. Según yo, no era tanto… Mejor entremos en el tema.

Mucho se habla del trabajo en Japón: las condiciones, costumbres, famosas horas-nalga, etc., pero algo que es digno de mencionarse es lo siguiente:

¿Sabías que la mayoría de empresas en Japón dan apoyo de transporte a sus empleados, y (aunque con límites) generalmente es suficiente para que ellos no gasten más para moverse de su casa al trabajo (y viceversa)?

Tsuukinteate (apoyo de transporte al lugar de trabajo)

La cuestión aquí es que el apoyo no es obligatorio, pero, al menos en el ámbito laboral una vez que estás fuera de la universidad, no me ha tocado conocer a nadie que tenga que gastar dinero en transporte casa-trabajo-casa. Menciono lo de “una vez que estás fuera de la universidad” porque en los famosos “arubaito” (trabajos de medio tiempo), la situación puede ser diferente.

Ahora bien, la cantidad máxima mensual libre de impuestos que uno puede recibir está dividida principalmente en 2 categorías:

  1. Gente que se transporta en bicicleta o carro. La cantidad máxima depende de la distancia entre la casa y el trabajo).

    ・Menos de 2km: toda la cantidad es gravable.
    ・De 2km a menos de 10km: 4,200 yenes
    ・De 10km a menos de 15km: 7,100 yenes
    ・De 15km a menos de 25km: 12,900 yenes
    ・De 25km a menos de 35km: 18,700 yenes
    ・De 35km a menos 45km: 24,400 yenes
    ・De 45km a menos de 55km: 28,000 yenes
    ・De 55km en adelante: 31,600 yenes

  2. Gente que se transporta en autobús o tren. El límite es 150,000 yenes.

Fuente: Agencia Nacional de Impuestos de Japón (en japonés)

Algunas empresas tratan de que darle apoyo de vivienda a los empleados que viven a menos de 2 km de la empresa, y éste muchas veces se traduce en pagar la mitad de la renta. Así me pasó a mí en mi primer trabajo en Tokio: la empresa presionó mucho para que viviera en un radio de menos de 2 km, lo cual terminó siendo totalmente perjudicial para mí por razones ya expresadas anteriormente. Cuando me mudé de casa antes de renunciar a ese trabajo, me cambiaron el apoyo de vivienda por el de transporte.

En la empresa actual, lo que me dan es justo la cantidad que cuesta el 定期券 (teikiken) de mi casa a la oficina por 6 meses; recibo el apoyo cada medio año. El teikiken es un “boleto” que cubre una la cuota de un punto A a un punto B por una ruta establecida (porque puede haber más de una forma de llegar de A a B, y uno tiene que decidir cuál usará).

Actualmente, el teikiken se registra en una tarjeta electrónica de prepago que se usa en los medios de transporte en Japón. Cada región del país tiene la suya; en Tokio hay 2: Pasmo y Suica. Sin embargo, desde hace algunos años las tarjetas de cualquier región de Japón se pueden usar en todo el país (yo he usado mi Pasmo en los rincones perdidos de Iizuka).

Pasmo con teikiken

Ahora bien, el punto “interesante” del teikiken es que, como cubre la distancia de A a B, lo puedes usar para viajar a cualquier punto entre A y B mientras esté dentro de la ruta elegida para llegar de A a B. Digamos que un domingo quiero ir a X, que está justo a la mitad entre A y B, puedo usar mi teikiken para ir sin necesidad de pagar puesto que el costo ya está dentro de él.

Obviamente hay “trucos” que uno puede hacer al momento de decidir la ruta para el teikiken. Uno de los más comunes es el de maximizar la distancia sin alterar el costo. En muchas ocasiones, ir de un punto A a un punto B cuesta lo mismo que ir a un punto C, que está a una o quizá dos estaciones después de B. La empresa confirma el costo del teikiken de A a B y te da esa cantidad. Al comprar el teikiken, en vez de ponerlo de A a B, lo pones de A a C. Te cuesta lo mismo, y en algunas ocasiones puede ser útil para minimizar costos cuando te toque transportarte a, o desde, C.

Por lo general, las empresas te dan el dinero y tú compras el teikiken. Huelga decir que hay gente que necesita dinero para X cosa urgente y en vez de comprar el teikiken por 6 meses lo compra por 3, usa el dinero restante para lo que necesita, y a los 3 meses lo renueva.

Existe otro “truco”, pero éste sí es más peligroso. Un ex-compañero de trabajo recibía el dinero para su teikiken pero no lo usaba, y en cambio iba al trabajo en bicicleta, a escondidas de la empresa. La empresa en cuestión prohibía ir al trabajo en carro, motocicleta o bicicleta, y en el dado caso de que el compañero causara o fuera parte de un accidente mientras se transportaba al o del trabajo, enfrentaría muchos problemas, y estaría posiblemente encarando una situación de despido. Parece tonto que una empresa prohíba a sus empleados transportarse al trabajo en ese tipo de vehículos, pero la razón es que el tiempo de transporte del y hacia el trabajo pueden ser considerados como parte del mismo, y por ende, en caso de un accidente, la empresa tendría que responder por el empleado, sobre todo en el caso de que un afectado demande indemnizaciones.

Cabe aclarar que aunque el apoyo de transporte se considera parte del sueldo que uno percibe, éste no se toma en cuenta al momento de negociar un sueldo o de decir cuánto ganas en Japón. Está implícito que el sueldo es lo que percibes a lo largo del año sin contar el apoyo a transporte. Por ejemplo, si un trabajo ofrece 5 millones de yenes al año, lo que recibes son esos 5 millones de yenes (menos impuestos) más el apoyo de transporte. Luego, cuando por ejemplo llenas los papeles de un préstamo y tienes que poner cuánto ganas, escribes “5 millones de yenes” nada más.

Como última nota, algo nostálgica, es que en mi trabajo en Iizuka también me daban apoyo de transporte (para la gasolina). La casa estaba a poco más de 2 km de la oficina, y en carro, por los caminos desolados del campo japonés, hacía cuando mucho 5 minutos. ¡Ah! Los buenos tiempos…

octubre 24, 2018 12:28

octubre 11, 2018

Diario de un Mexicano en Japon

Desconectado

¿Qué hay para el blog después de 14 años de vida?

A decir verdad, mucho. El problema radica en el tiempo para poder plasmar todo en palabras. Pero no crean que no he hecho nada al respecto. Tengo, como siempre, varios artículos incompletos que están esperando ser completados y publicados; uno de ellos es de esos largos, pero no sé exactamente qué tanto se vaya a extender.

Como siempre, he estado activo en los comentarios, respondiendo preguntas y agradeciendo el tiempo que brindan en escribirme algo. Se aprecian mucho, de verdad.

¿Qué ha pasado durante este tiempo de sequía en el blog? En resumen: mucho y poco. Ustedes perdonarán la ambivalencia de la respuesta, pero no encuentro mejor manera de expresarlo. Pasó septiembre (tuve que editar esta parte porque se supone que iba a salir algo para los 14 años del blog que se cumplieron en ese mes), fui al Tokyo Game Show otra vez, se acabó el verano (para mi desgracia), hice corajes interminables en el trabajo (y en algunos me tragué mi orgullo temporalmante… ya llegará mi momento), y me puse a analizar mucho mi situación actual, tanto como individuo, profesionista, esposo y padre de familia. Podría recopilar todo en una frase sencilla: “tipo de análisis, de proyecciones y de cambios”.

Por lo anterior, he estado desconectado del mundo sin realmente estarlo. Sí, otra vez con la ambigüedad, pero explico: aunque sí estoy al pendiente de las redes sociales y medio leo respecto a lo que me interesa (videojuegos, tecnología, investigación, etc.), sí me he perdido de noticias “serias” o “importantes” de Japón. Creo que estoy más enterado de lo que pasa en México (incluyendo algunos memes) que de lo que pasa a mi alrededor en Japón. Rara vez veo televisión, lo cual no ayuda, y los trayectos hacia y desde el trabajo siguen igual que antes: sesiones de Netflix, videojuegos o libros. Pero cuando alguien me pregunta algo de lo que supuestamente está sucediendo a mi alrededor, no puedo responder al instante.

Por increíble que parezca, no es culpa nada más del trabajo. Cierto es que las responsabilidades en él han aumentado (y sueldo se ha quedado igual, gracias), sino que además de eso es chocar de frente con la realidad por enésima vez, y darme cuenta de detalles que hasta el momento no eran tan importantes pero que poco a poco van cobrando relevancia.

Una de las cosas que decidí hacer fue tener un espacio real en el que pueda relajarme en casa y pueda jugar videojuegos con mi hijo sin tener que “robarle” la televisión a mi esposa. Parece fácil, pero después de meses (por no decir años) de estar ignorando deshacerme de un montón de tiliches que conservaba más bien por flojera y no tanto por nostalgia, desescombrar el cuarto donde tengo la computadora se ha convertido en todo un reto. Ya verán la diferencia una vez que termine, y no crean que no he comenzado: ya se han ido mangas (algunos regalados, algunos vendidos), un montón, pero montón, de panfletos de las películas a las que iba hace 12-14 años, y están por irse muchos CDs también. Tiré el sofá que compré con Emi hace ya muchos ayeres y que nos acompañó durante tantos años y aventuras desde que estábamos en Fukuoka. Ahora, estoy en busca de otro más pequeño, que cumpla ciertas características, y al mismo tiempo estoy en una eterna pelea entre deshacerme de mi escritorio (y que Emi dice es excesivamente grande) y comprar uno más pequeño, o dejarlo ahí y jugar con el poco espacio que me queda en el ya de por sí reducido cuarto. La cuestión es que ese escritorio sí lo necesito (no es por nostalgia), pero debo ser sincero de que es raro cuando realmente me puedo poner a avanzar en mis proyectos personales en la casa, que es cuando realmente aprovecho la mayoría del espacio que ofrece.

Contrario a lo que algunos pudieran pensar, no me estoy volviendo zombie ni mucho menos. Cierto es que pronto (en menos de un mes al momento de que esto salga publicado) voy a cumplir 40 años (hasta acá se alcanzaron a oír los “ruuuuuco” que más de alguno de ustedes dijo o pensó) y que quizá por la edad ya me preocupan más cosas del futuro, siendo el retiro una de ellas, por mencionar un ejemplo. He estado considerando muchas opciones, qué me conviene más, pero todavía no llego a una decisión concreta. Comentaba sobre esta decisión hace poco más de un año durante una tranmisión en vivo en YouTube, y se acerca el momento de tomarla. De ahí que el tono de las cosas se haya vuelto mucho más serio últimamente. No que no hubieran sido serias antes, sino que hay muchas perspectivas y caminos y tengo que enfocarme en las que valen más la pena para mí y para mi familia.

En lo que al blog respecta, no se ha muerto, ni se morirá (al menos no pronto). Parte del proceso de cambio incluye también encontrar ese tiempo que necesito para sentarme a escribir respecto a situaciones que quiero dejar plasmadas aquí. Además, y como mencioné al principio, sigo activo en los comentarios ya que es más fácil responder a una pregunta en concreto que desarrollar un tema para un escrito. Lo que sí les puedo comentar sobre el blog es que el gasto del hosting ya ha comenzado a pesar. NO voy a poner anuncios ni mucho menos. Lo menciono porque quiero que valga la pena el dinero gastado, y eso se logra escribiendo aquí, por lo que estoy usando eso como fuente de motivación para dedicarle un poco más de tiempo a esto. Eso sí, no me es posible regresar al ritmo de escritura que tenía antes de ser padre, pero estoy consciente de que es parte de la adaptación que tengo que hacer.

Sigo vivo, estoy bien, nada más que más pensativo que de costumbre. 14 años después y el blog también está vivo, y todavía hay mucho que contar.

octubre 11, 2018 09:21