Blografia.net

octubre 15, 2020

Gwolf

I am who I am and that's all that I am

Mexico was one of the first countries in the world to set up a national population registry in the late 1850s, as part of the church-state separation that was for long years one of the national sources of pride.

Forty four years ago, when I was born, keeping track of the population was still mostly a manual task. When my parents registered me, my data was stored in page 161 of book 22, year 1976, of the 20th Civil Registration office in Mexico City. Faithful to the legal tradition, everything is handwritten and specified in full. Because, why would they write 1976.04.27 (or even 27 de abril de 1976) when they could spell out día veintisiete de abril de mil novecientos setenta y seis? Numbers seem to appear only for addresses.

So, the State had record of a child being born, and we knew where to look if we came to need this information. But, many years later, a very sensible tecnification happened: all records (after a certain date, I guess) were digitized. Great news! I can now get my birth certificate without moving from my desk, paying a quite reasonable fee (~US$4). What’s there not to like?

Digitally certified and all! So great! But… But… Oh, there’s a problem.

Of course… Making sense of the handwriting as you can see is somewhat prone to failure. And I cannot blame anybody for failing to understand the details of my record.

So, my mother’s first family name is Iszaevich. It was digitized as Iszaerich. Fortunately, they do acknowledge some errors could have made it into the process, and there is a process to report and correct errors.

What’s there not to like?

Oh — That they do their best to emulate a public office using online tools. I followed some links in that link to get the address to contact and yesterday night sent them the needed documents. Quite immediately, I got an answer that… I must share with the world:

Yes, the mailing contact is in the @gmail.com domain. I could care about them not using a @….gob.mx address, but I’ll let it slip. The mail I got says (uppercase and all):

GOOD EVENING,

WE INFORM YOU THAT THE RECEPTION OF E-MAILS FOR REQUESTING
CORRECTIONS IN CERTIFICATES IS ONLY ACTIVE MONDAY THROUGH FRIDAY,
8:00 TO 15:00.

*IN CASE YOU SENT A MAIL OUTSIDE THE WORKING HOURS, IT WILL BE
AUTOMATICALLY DELETED BY THE SERVER*

CORDIAL GREETINGS,

I would only be half-surprised if they were paying the salary of somebody to spend the wee hours of the night receiving and deleting mails from their GMail account.

octubre 15, 2020 05:55

septiembre 23, 2020

Diario de un Mexicano en Japon

¿En qué momento?

Aunque este escrito no es originalmente algo que quería sacar durante la pandemia, creo que es buen momento de finalizarlo, editarlo y hacer que vea la luz.

Tomen lo siguiente como una reflexión/anécdota/historia de un viejo cuarentón. Sé que muchos no lo verán de esa forma, otros tantos me dirán que “ya se me van las cabras” (eso desde que tenía como 20) y otros, muy pocos, quizá asienten un poco… quizás.

La vida está llena de parteaguas, pero creo que la mayoría de las veces ni siquiera sabemos que están ahí; algunos pueden ser bastante obvios, mientras que otros no toman tanta importancia hasta mucho tiempo después. De ahí que una de las frases que más me gusten es la de “connect the dots”, que Steve Jobs menciona en su discurso en la universidad de Stanford en 2005:

Again, you can’t connect the dots looking forward; you can only connect them looking backward. So you have to trust that the dots will somehow connect in your future. You have to trust in something — your gut, destiny, life, karma, whatever. This approach has never let me down, and it has made all the difference in my life.

Dejen les cuento algo (voz de abuelito llamando a sus nietos a que escuchen otra de sus súuuuuuper interesantes historias):

En incontables veces he mencionado aquí, en respuestas a comentarios y en respuestas a correos que me envían, que el plan de trabajo es de los requisitos más importantes para obtener la beca de Monbukagakusho. En total, creo que escribí como 3, uno para cada vez que iba a intentar obtenerla (aunque no metí los papeles hasta la última vez); el último plan que escribí, el que pasó y que a final de cuentas me tiene donde estoy, era en el que menos convencido estaba. Lo consideraba simple, sin mucha profundidad, y con muchos lugares por donde criticarlo… pero de alguna forma pensaba que ya no podía moverle mucho más, tanto porque el tiempo ya estaba encima, como porque desarrollarlo más haría que se perdiera la idea que quería transmitir. El caso es que estaba súper indeciso de si desvelarme e intentar ampliar más la idea o simplemente ya dejar todo por la paz y confiar en lo que tenía hecho. No lo hice en computadora porque no tenía impresora, sino que todo fue con máquina de escribir… Mis amigos habían ido por mí para ir a cenar y estaban esperando que terminara, pero yo no daba señales de que eso fuera a terminar en horas, mucho menos minutos, pero su insistencia me hizo detenerme. Fuimos a cenar hamburguesas.

En la entrevista me preguntaron por donde creí que me iban a preguntar, y pude dar respuestas concretas al respecto. Estaba súper nervioso, pero al mismo tiempo una especie de seguridad me invadía porque sabía cuáles eran los puntos débiles de mi escrito y sabía cómo defenderlos y cómo “justificar” el hecho de no haber desarrollado esos puntos en el plan. Para los que no estén enterados, originalmente yo tenía la idea de estudiar en Japón procesamiento de imágenes y reconocimiento de patrones en imágenes. Conocía punto menos que nada sobre procesamiento de lenguaje natural. Mi idea era, en ese entonces, crear una aplicación que pudiera reconocer insectos, plagas o similares en el campo con una simple foto tomada con un celular (de la época, con todo y su baja resolución), la cual se enviaría a un servidor, éste haría el procesamiento y reconocimiento, y mostraría la información pertinente. Todo eso ahora es relativamente fácil de hacer, pero en su momento fue la idea que tenía en mente.

Seré sincero: pensé que no iba a pasar a la siguiente etapa. Sin siquiera saber los resultados, me maldecía a mí mismo por haber cedido a la insistencia y haber salido a cenar cuando habría podido seguir adelante con el plan y quizá “refinarlo” más. Pero viéndolo ahora, y aunque quizá sea pura coincidencia, siento que de haber seguido escribiendo habría perdido el hilo de las cosas, y quizá no estaría aquí. Sí, yo sé, es un argumento muy débil, pero de verdad siento que esa decisión fue un parteaguas, aunque en su momento ni siquiera lo pensara.

De la misma manera, una de las razones por las que quería salir de México a trabajar (no definitivamente) era que escuchaba las historias de mis compañeros de universidad que habían tenido la suerte de conseguir trabajos en empresas internacionales y habían tenido que ir al extranjero. Fuimos al mismo salón de clases, compartimos desveladas y sufrimientos con exámenes y trabajos finales… y sin embargo ellos habían logrado algo que yo no. Otra vez, aunque ésta sin necesidad de hacerme sentir mal, ellos habían logrado despertar algo en mí que me hizo proponerme un nuevo objetivo, y había llegado en el mejor momento, porque había sido rechazado de varias empresas por falta de experiencia… En una de ellas uno de los chavos que me entrevistó me dijo tal cual que me dedicara mejor a Windows porque “ahí estaba la lana”.

Esa plática informal que tuvimos en una reunión la considero otro parteaguas, otro punto que, en ese entonces, no sabía con cuál otro se iba a juntar.

Hace muchos años, ya en Japón platicaba con un par de buenas amigas mexicanas sobre el futuro. Una de ellas me decía que ella creía que yo estaba preparado para “dar el siguiente paso” y ser emprendedor; recuerdo que me dijo que quizá era el momento de dar “el salto de fe”, y que quizá el trabajo que tenía en ese momento era la señal que necesitaba. Ser emprendedor siempre ha sido uno de mis más grandes sueños, pero conforme pasan los años y las responsabilidades aumentan, dar ese salto es mucho, pero mucho más difícil. Ese momento, esa plática en Roppongi Hills, creo que es otro de los puntos clave de mi vida actual. ¿Que si me arrepiento de no haber dado ese salto de fe? No. Hablar ahora de las posibilidades de éxito o fracaso que hubiera conllevado es simplemente fantasía, pero mentiría si dijera que nunca he pensado en ello.

La verdad no sé en qué momento tantas cosas pasaron por mi vida… y siento que no he vivido todo lo que en realidad sí lo he hecho. Han transcurrido tantos años desde que llegué a Japón y estoy tan acostumbrado a vivir aquí (con sus altibajos, claro está), pero no parece que haya sido tanto desde que me despedí de mis papás en el aeropuerto de la Ciudad de México aquel inicio de abril de 2003, ni tampoco que me haya despedido de mi entonces novia en Guadalajara un día antes de esa partida.

Parece que fue ayer cuando me paseaba en primer carro por Kyushu, y que podía pasar horas buscando la canción perfecta para la tonada de mi teléfono, o incluso investigar cómo crear una, o que podía darme el lujo de compilar el kernel de Linux para mi laptop “inmortal”. Me pregunto dónde habrá quedado el yo que se preguntaba casi de forma incrédula cómo era posible que alguien no pudiera conocer las canciones del momento, y cómo no tener tiempo de “afinar” la voz para berrearlas cantarlas en el karaoke.

En un momento eres un chavito de 24 años, libre, sin tener que rendirle cuentas a nadie, con carro, “depa” de soltero, haciendo lo que más te gusta (estudiar), y simplemente cumpliendo tus obligaciones… y cuando te pones a reflexionar, ya tienes más de 40, estás en una posición interesante en la chamba pero tienes que atender las necesidades de 2 niños, ser papá, esposo, consejero, amigo, profesionista, y de alguna misteriosa forma, todavía tener tiempo para ti y tus gustos. ¿Canciones de moda? ¿Las idols que más han “pegado” este año? ¿El mejor anime de la temporada? ¿Mis impresiones del juego XYZ que se estrenó hace pocos días? ¿El nuevo libro de ABC autor? Ni idea. Las prioridades han cambiado. Sí, tengo tiempo para mí, pero como lo he escrito en muchas ocasiones, es extremadamente contado, y es verdad que a veces ya de plano quiero izar la bandera blanca ante tantas cosas que se suelen presentar al mismo tiempo.

Me decía un compañero del trabajo que cuando tienes 2 niños te vuelves un superhombre, y creo que tiene razón. Si yo con 2 ando llorando, ni idea de cómo le hizo mi papá con 4, o mis abuelos maternos con 13, o mis abuelos paternos con 21. Es más, no quiero ni imaginármelo.

Es cierto que hay que pensar muy bien las cosas antes de actuar, pero si llegan al punto en el que realmente han pensado en todo y todavía dudan, es probable que estén ante un parteaguas en su vida, y quizá, como dice Jobs, es momento de confiar en su instinto, karma, suerte, lo que sea, sobre todo si están jóvenes o no tienen a nadie que dependa de ustedes. Equivocarse está bien, y es mucho más fácil reponerse de un error cuando no hay más afectados que ustedes mismos. No es que con familia uno se pueda equivocar, pero se toman muchas más precauciones en las decisiones que uno toma para minimizar el riesgo y las consecuencias de un error. Esto es quizá lo que muchas veces hace que los más jóvenes vean a los más viejos como “exagerados” o “miedosos”, y que los viejos vean a los jóvenes como “inexpertos”, o bien, con envidia pura y total porque todavía pueden “regarla” y recuperarse sin tanta dificultad.

En estos 16 años de vida que tiene el blog he tratado de dejar una imagen de cómo es mi vida en Japón y cómo es el país en general desde un punto de vista neutral. Ni Japón es el mejor país (si es que existe alguno), ni tampoco es el peor (porque hay que reconocer que tiene muchas ventajas vivir aquí). En retrospectiva, sí he tenido muchas experiencias por acá, muchas de ellas no comparables a las de otros mexicanos que han llegado a Japón después que yo, pero a veces las presiones de la vida diaria hacen que uno se olvide por completo de todo lo que se ha pasado para llegar al punto actual. Me gustaría tener el ritmo que tenía antes para estar aquí y escribir de muchos temas, pero de momento no se puede. Estoy seguro que en algunos años eso cambiará.

Nada más aguántenme las carnitas un rato, por fa.

The post ¿En qué momento? first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

septiembre 23, 2020 12:41

septiembre 15, 2020

Victor Martínez

¿Como actualizo Moodle a?

Lo voy a poner en mi página https://docs.moodle.org/39/en/Upgrading_FAQ#How_do_I_upgrade_from_1.9.x_to_3.9.3F porque si es muy frecuente la pregunta:
How do I upgrade from 1.9.x to 3.9?
1.x -> 1.9.19+ -> 2.2.11 -> 2.7.20 -> 3.2.9 -> 3.9

(It is better to upgrade to latest current stable before going to next branch, the same for plugins; upgrading from early stable branches usually works but there is no guarantee.)

Moodle 2.2.11 may be downloaded from https://download.moodle.org/stable22/.

Pero aplica para cualquier LTS por ejemplo yo lo hice a 3.5 y solo es cambiar la versión en el vínculo.

https://docs.moodle.org/35/en/Upgrading_FAQ#How_do_I_upgrade_from_1.9.x_to_3.5.3F

How do I upgrade from 1.9.x to 3.5?
1.x -> 1.9.19+ -> 2.2.11 -> 2.7.20 -> 3.0.10 -> 3.5

(It is better to upgrade to latest current stable before going to next branch, the same for plugins; upgrading from early stable branches usually works but there is no guarantee.)

Moodle 2.2.11 may be downloaded from https://download.moodle.org/stable22/

Si quieren ser muy meticulosos pueden ir a la versión que quieran https://docs.moodle.org/dev/Releases

O pueden ir a https://docs.moodle.org/en/Installation que los redigiira siempre al actual (yo prefiero los de Soporte de Largo Término LTS) y ahí buscar el upgrading faq.

septiembre 15, 2020 11:14

septiembre 09, 2020

Gwolf

RPi 4 + 8GB, Finally, USB-functional!

So… Finally, kernel 5.8 entered the Debian Unstable repositories. This means that I got my Raspberry image from their usual location and was able to type the following, using only my old trusty USB keyboard:

So finally, the greatest and meanest Raspberry is fully supported with a pure Debian image! (only tarnished by the nonfree raspi-firmware package.

Oh, in case someone was still wondering — The images generated follow the stable release. Only the kernel and firmware are installed from unstable. If / when kernel 5.8 enters Backports, I will reduce the noise of adding a different suit to the sources.list.

septiembre 09, 2020 02:56

septiembre 08, 2020

Gwolf

Welcome to the family

Need I say more? OK, I will…

Still wanting some more details? Well…

I have had many cats through my life. When I was about eight years old, my parents tried to have a dog… but the experiment didn’t work, and besides those few months, I never had one.

But as my aging cats spent the final months of their last very long lifes, it was clear to us that, after them, we would be adopting a dog.

Last Saturday was the big day. We had seen some photos of the mother and the nine (!) pups. My children decided almost right away her name; they were all brownish, so the name would be corteza (tree bark. They didn’t know, of course, that dogs also have a bark! 😉)

Anyway, welcome little one!

septiembre 08, 2020 03:43

agosto 29, 2020

Diario de un Mexicano en Japon

Lo que no extraño

Ya se la saben: con esto de la pandemia, este tipo de escritos han tomado prioridad. Como ya he mencionado antes, es momento de “aguantar vara”, y al mismo tiempo de expresar lo que uno siente durante este tiempo para que quede como recuerdo una vez que todo vuelva a la normalidad que conocíamos.

Sé que cada persona piensa diferente y que cada uno está viviendo la pandemia de forma diferente, aunque lamentablemente no todos la toman con la debida seriedad o caen en un valemadrismo que sobrepasa, por mucho, los límites de la arrogancia. No le deseo mal a nadie, pero realmente sí pienso que hay quienes han sido muy, pero muy afortunados de no haberse infectado o de ser asintomáticos… sin considerar claro que ellos pueden ser los que infecten a otras personas que no “la vayan a librar tan fácil”.

Independientemente de todo, hay que tener esperanza de que esto terminará en algún momento.

No cabe duda que la situación actual nos ha limitado de muchas maneras; hay cosas que de plano no se pueden hacer, hay cosas que se hacen de forma diferente… hay cosas que extrañamos, pero curiosamente también hay cosas que no se extrañan. En mi particular caso, siendo jefe de familia de 4, viviendo a las afueras de Tokio, puedo decir que lo que la pandemia no me ha hecho extrañar nada es lo siguiente:

El tweet original:

サラリーマンの進化 pic.twitter.com/jFZ42ZHHIC

— 猫分儀スミレ (@amaitorte) August 21, 2020

No. Tampoco es que ande en puros calzones, pero sí he de decir que es mucho más fácil preocuparse por traer una camisa decente que por todo el coordinado de la ropa. Además, en mi actual empresa la vestimenta es libre y en verano es común que muchos empleados vayan en short y sandalias a trabajar; así lo hacía yo también el año pasado en verano.

Mencioné en el artículo anterior sobre una presentación importante que tuve que dar hace algunas semanas. Pregunté si se esperaba que estuviera de traje o algo así formal y la respuesta fue que no. Así que simplemente agarré una de las camisetas que me pondría para ir a la oficina y listo.

  • Gel para el pelo. Si de por sí me estoy quedando calvo y nada más no doy mi brazo a torcer para raparme, con la todavía greña larga (o lo que queda de ella) si tenía que medio acomodar el pelo para que no “explotara” a medio día… los que tienen el cabello “chino” entenderán a lo que me refiero. Mi súper tubo de gel estilo “Moco de gorila” todavía tiene más de la mitad, y estoy casi seguro que tengo más de un años con él.
  • Trenes en hora pico. El tren que normalmente tomaba para ir a la oficina pasa a las 6:52 AM, y obviamente ya está atascado, y como generalmente no me podía sentar, era aventarse una hora en calidad de sardina. Es más, me he ido en el primer tren de la mañana, a las 5:12 AM y ahí sí me puedo sentar… pero el problema es que tengo que cambiar trenes porque ése no llega hasta mi destino y en el que sigue de plano nunca he me podido sentar.

    El regreso a casa depende mucho del tren que tome: si alcanzo a tomar el tren de las 5 PM, los últimos 20 minutos del trayecto es casi seguro que puedo sentar. ¿El de las 5:10 PM? Ni de chiste: parado y en calidad de sardina hasta llegar a casa.

    No he tomado un solo tren desde febrero. Extraño hacerlo con mi hijo (el grande; ahora que ya tengo 2 hay que aclarar cuál de ellos, je) cuando salíamos los fines de semana, pero en lo que respecta a las idas al trabajo, no gracias.

  • Las aglomeraciones de gente. Soy originario de una ciudad grande… aunque realmente siempre lo he considerado un ranchote (GDL FTW!!!!!111one) y estoy acostumbrado a las filas interminables, a los montones de gente en todos lados y tener que estar esquivando personas cuando vas corriendo con toda tu alma a alcanzar el tren que debes tomar. Sin embargo, he de confesar que aprecio mucho la calma de no vivir en la zona metropolitana de Tokio y no tener que entrar a ella en este momento (insisto, es historia diferente cuando voy a divertirme con mi hijo el mayor). Es cierto que también por estos lares hay mucha gente en los supermercados, tiendas, etc., pero aprendes a identificar las horas en las que seguramente vas a tener que hacer fila para algo, lo que es muy diferente a ir al corazón de la capital nipona y encontrar gente a todas horas. De ahí que digamos de broma que formarse es el “deporte nacional de Tokio”.
  • 2020 ha sido un año raro, difícil, y pónganle todos los adjetivos que quieran. Pero tratando de ser positivos, ¿hay algo que ustedes no extrañen de antes del coronavirus?

    The post Lo que no extraño first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

    agosto 29, 2020 09:48

    agosto 16, 2020

    Gwolf

    DebConf20 talk recorded

    Following Antonio Terceiro’s post on tips for using ffmpeg for editing video, I will also share a bit of my experience producing my video for my session in DebConf20.

    I recorded my talk today. As Terceiro mentioned, even though I’m used to speaking in front of my webcam (i.e. for my classes and some smaller conferences I’ve worked on during the COVID lockdown), it does feel a bit weird to present a live talk to… nobody :-|

    OK, one step back. Why are we doing this? Because our hardworking friends of the DebConf20 video team recommended so. In order to minimize connecitvity issues from the variety of speakers throughout the world, we were requested to pre-record the exposition part of our talks, send them to the video team (deadline: today 2020-08-16, in case you still owe yours!), and make sure to be present at the end of the talk for the Q&A session. Of course, for a 45 minute talk, I prepared a 30 minute presentation, saving time for said Q&A session.

    Anyway, I used the excellent OBS studiolive video mixing/editing program (of course, Debian packages are available. This allowed me to set up several predefined views (combinations and layouts of the presentation, webcam, and maybe some other sources) and professionally and elegantly switch between them on the fly.

    I am still a newbie with OBS, but I surely see it becoming a part of my day to day streaming. Of course, my setup still was obvious (me looking right every now and then to see or control OBS, as I work on a dual-monitor setup…)

    Anyway, the experience was very good, much smoother and faster than what I usually have to do when editing video. But just as I was finishing thanking the (future) audience and closing the recording… I had to tell the camera, “oh, fuck!”

    The button labeled “Start Recording”… Had not been pressed. So, did I just lose 30 minutes of my life, plus a half-decent delivered talk? No, fortunately not. I had previously been playing with OBS, and configured some things. The button I did press was “Start Streaming”.

    So, my talk (swearing included, of course) was dutifully streamed over to my YouTube channel. It seems up to five people got a sneak preview as to what will my DebConf participation be (of course, I’ve de-listed the video). I pulled it with the always-handy youtube-dl, edited out my curses using kdenlive, and pushed it to the DebConf video server.

    Oh, make sure you follow the advice for recording presentations. It has all the relevant advice, the settings you should use, and much more welcome information if you are new to this.

    So… Next week, DebConf20! Be there or be square!

    agosto 16, 2020 05:02

    agosto 10, 2020

    Diario de un Mexicano en Japon

    De semanas pasadas en pandemia

    Definitivamente me he hecho a la idea de que los escritos que tengan que ver con lo que me ha sucedido (y está sucediendo) durante esta pandemia tienen mayor prioridad que los borradores de otros que ya he comenzado y que la lista de temas pendientes por desarrollar. Ni modo. Siento que esta situación extraordinaria requiere que escriba al respecto porque:

    1. Es forma de sacar el estrés que genera estar encerrado en pleno verano. En un verano normal ya habría ido a la playa/albercas con mi hijo, y estaríamos pasándola muy bien yendo a lugares que normalmente acostumbrábamos.
    2. Queda el registro para el futuro de cómo la estábamos pasando en estas fechas. Eso conlleva la esperanza de que todo termine y que podamos volver a como era antes (o algo similar en caso de que no sea posible).

    Habiendo dicho lo anterior…

    La semana antepasada fue de ésas en donde parece que todo en la chamba va estar tranquilo y que la misma semana va a terminar relativamente tranquila, lo que significa una carga de trabajo habitual… pero no fue así. De repente me hicieron el responsable de dar una presentación técnica a otra empresa, pero en japonés.

    Aunque no me ensalzo de mi habilidad en dicho idioma, lo cierto es que es quizá de lo poco que sé que puedo manejar relativamente bien. No obstante, una presentación a una entidad externa implica mucha más preparación, y si los temas son técnicos, la dificultad aumenta. Asustado no estaba, pero sí preocupado porque el tiempo que tenía para hacer la presentación iba a ser muy limitado. En cuanto se tomó la decisión, comencé a trabajar al respecto.

    Creo que no hace falta decir que pasé todo el fin de semana antepasado creando diapositivas, y al mismo tiempo una especie de guión en el caso de que me atorara al decir algo en la lengua nipona. Dos ensayos estaban planeados, y aunque es cierto que me basé en una presentación anterior y que las diapositivas podían estar en inglés, pensar todo en japonés, encontrar las expresiones y tecnisimos correctos fue una tarea mucho más demandante de lo que al principio había pensado.

    Estar cansado no era tanto problema. Lo que más me dolió fue que no pude jugar nada, pero nada, con mi hijo el grande. Le expliqué lo que estaba pasando y él decía que entendía, pero al final de los días siempre me esperaba despierto con la esperanza de que pudiera jugar con él aunque fuera un rato, y aunque mi rol en su juego fuera totalmente pasivo.

    La presentación salió bien, pero dije dos cosas equivocadas que luego tuve que corregir (y disculparme por ellas). Todo parece indicar que sí cumplí con las expectativas que los jefes tenían; la empresa no es japonesa, y aunque hay japoneses laborando, los del área de negocio no cuentan con los conocimientos técnicos necesarios para explicar detalladamente la tecnología que la compañía posee.

    Terminé exhausto después de una semana de labor sin descanso. No me quejo, puesto que en este trabajo esos casos son excepciones, no reglas como sería en una empresa tradicional japonesa. Sin embargo, el cansancio no salió hasta un día después de la presentación: trabajé normalmente, pero al final del día de plano estaba “molido”, y al día siguiente supe que no sería productivo por lo que me tomé el día libre… Y ya se la saben lo que es un día libre con dos niños en casa, pero al menos no tenía que preocuparme por el trabajo.

    Además de las dos razones expuestas al principio, decidí escribir sobre la presentación porque necesitaba (y creo que sigo necesitando) un poco de apoyo para recobrar autoestima perdida. La verdad es que no estoy en los niveles que estaba hace un año, cuando tenía relativamente poco de haber entrado a trabajar, pero no estoy todavía cerca de los niveles que tenía antes de venir a Tokio. Ya no sé si es la crisis de los 40 aunada con el “power harassment” sufrido en mi primer año en la capital nipona; el caso es que necesito dejar huella de algo que haya salido bien en la chamba para poder voltear a verlo y darme cuenta que no estoy tan tirado a la calle como a veces creo, a pesar de que yo mismo no suelo voltear a ver el pasado. Y como exponía también al principio, la situación que vivimos a nivel mundial tampoco ayuda mucho.

    Por lo pronto, denme permiso de darme palmaditas en la espalda, aunque sea por esta vez. Obviamente el trabajo no termina y ya hay que estar listo con lo que sigue, pero siempre es grato disfrutar de las pequeñas victorias ya que ayudan a seguir adelante y a buscar otras actividades más retadoras.

    Es un verano muy triste para mí (es mi época favorita del año), pero es momento de aguantar.

    The post De semanas pasadas en pandemia first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

    agosto 10, 2020 02:30

    julio 25, 2020

    Victor Martínez

    Si no puedes repararlo, no es tuyo

    #NiCensuraNiCandados

    Muchos no le han tomado mucho interés a las modificaciones a la ley, porque suponen que son muy útiles para el derecho de autor y otros menesteres, habemos quienes no estamos de acuerdo y coincidimos con la EFF en que justo nos trajimos lo peor de la ley de USA por eso participa #NiCensuraNiCandados.

    julio 25, 2020 10:44

    julio 11, 2020

    Diario de un Mexicano en Japon

    2020: estragos

    El otro día escuchaba en un podcast una frase que se me hizo interesante: “Quizá por primera vez tenemos el mismo problema en todo el mundo”. Y aunque sea obvio por el hecho de que estamos en una pandemia (ver la etimología del prefijo “pan”), realmente pone en perspectiva el hecho de que en casi cualquier lugar del planeta estamos en las mismas (situaciones más graves en algunas partes) y que todo esto nos vino a dar en la torre, en muchos, muchos sentidos.

    Dejando de lado los tintes políticos, a mí lo que más me ha sorprendido de toda esta situación es la variedad de reacciones que me ha tocado ver en diferentes personas. Pero no hablo específicamente ni de pánico ni de valemadrismo puro, sino de todo lo que ha girado en torno al virus, a las historias, relatos, fake news y suposiciones que las personas hacen, ya sea como forma de lidiar con la situación, o quizá simplemente para ponerle un toque diferente al día a día que hoy nos está tocando vivir. Desde el líquido de las rodillas y las torres 5G, hasta “En Japón, el bajo índice de mortalidad por el virus es debido a la superioridad de su gente“, no hace falta mencionar que en todos lados se cuecen habas. Y dentro de todo ese mar de pensamientos y declaraciones figuran también las de gente que minimiza los riesgos y habla del virus como si fueran expertos epidemiólogos.

    Decía un amigo de por acá que llegó un momento en el que decidió dejar de ver noticias porque era deprimente, y en un país en donde una gran noticia es saber qué comió un jugador profesional de Shogi de tan solo 17 años, el mar de notas referentes al coronavirus llegó a un punto (en meses anteriores) el que a donde le cambiaras ibas a ver algo referente al coronavirus (con justa razón), y que por más que quisieras estar enterado sí te llegabas a saturar de información.

    Entiendo que cada quien es libre de medir el riesgo y, al menos por este lado del mundo, salir a divertirse (porque no estamos en cuarentena), también uno es libre de abstenerse de hacerlo, y de evitar contacto con gente que sí lo hace. No obstante, donde ya no está chido es cuando las acciones de alguien pueden afectar a terceros, y ni siquiera por valemadrismo, sino por una extraña sensación de control ante la infección que viene de no sé dónde. Sí, hay que estar informados, no hay que dejarse llevar por noticias falsas, estamos entrando en una “nueva normalidad”, pero con todavía factores desconocidos respecto al coronavirus, creo (y estoy abierto a correcciones) que es muy arriesgado pensar que uno no se puede infectar, o que de hacerlo, los síntomas serán leves.

    A mí no me avergüenza decir que sí estoy asustado con todo esto, mucho más porque tengo a un bebé y a una persona mayor en casa. Sinceramente considero una bendición mi trabajo actual porque me permite trabajar desde casa y porque hasta el momento no ha habido repercursiones en el ámbito económico (noten el “hasta el momento”). No salgo más que para lo esencial. Mas no es que estemos obligados a quedarnos en casa (como ya referí arriba), pero los lugares a donde solía ir, ya sea solo o con mi hijo el mayor, son de los que se consideran de más riesgo: cines, arcadias, museos, etc. Huelga decir que a todos los miembros de mi familia nos ha afectado mucho estar encerrados y que tenemos muchas ganas de salir a vacacionar, a distraernos, a cambiar la rutina que hemos llevado durante varios meses (situación similar a la de mucha gente en otros países). No obstante, hace días me di cuenta de que yo, en especial, tengo mucho estrés y cansancio acumulado, y eso ha estado afectando mi estado de ánimo y mi desempeño en el trabajo. He tratado de distraerme haciendo actividades que me gustan, pero aun así siento que no he logrado deshacerme por completo de la ansiedad que me ha provocado todo esto. Incluso escribir en el blog (los temas que he querido tratar desde hace meses) se me ha hecho pesado. Decidí empezar a escribir esto como forma de motivarme sin necesidad de publicarlo, pero después de haber escrito por un buen rato decidí que era mejor sacarlo a la luz para que quedara plasmado cómo me sentía en estos tiempos, por aquello de ver esto algunos años después, en donde, esperemos, la pandemia haya quedado solo como un amargo recuerdo de un año que no ha pintado para nada bien.

    Nota aparte merecen las terribles inundaciones que ha sufrido Japón en el temporal de lluvias de este año.

    El resto del año se ve difícil. Espero que todos estén sanos, se cuiden mucho, y estén preparando la mega fiesta cuando, por fin, todo lo que respecta al coronavirus sea cosa del pasado.

     

    The post 2020: estragos first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

    julio 11, 2020 11:44

    julio 07, 2020

    Victor Martínez

    Eventos en línea

    El de mejoredu tiene un guion parecido al que he estado pensando, por supuesto no tienen la misma intención ninguna de las actividades anteriores, pero pueden servir para tomar lo que funciono y lo que no.

    Una visión desde la educación superior» organizado por la UAM [1] gob.mx/mejoredu realizó esta «LOS SISTEMAS EDUCATIVOS NACIONALES ANTE SITUACIONES DE EMERGENCIA. Aprendizajes de la Pandemia de la Covid-19 y perspectivas para el futuro» [2], el COMIE esta otra «Foro virtual de análisis: ¿Quién está detrás de la pantalla?» [3] y este otro de Santillana «Evaluación de los aprendizajes» [4]

    Ya he visto completos el de COMIE y el de Santillana, me quedo con el último, me pareció muy dinámico y como enfocado a la reflexión más que solo el discurso hasta catártico me atrevería a decir, el de COMIE me pareció muy bueno al mencionar datos sobre los casos que presentan, la semana pasada vi uno del IISUE y otros dos más de otras fuentes que más bien parecía un soliloquio entre cuatro… los otros dos me han llamado la atención por los temas y las personas que participan.

    El de la UAM, de plano no lo pude terminar de ver, me pareció muy pesado, aún cuando trata temas importantes.

    La convocatoria del primer y segundo foro de AA1 y el video del ejercicio que hicieron con los estudiantes [5, 6, 7] también el AA1, presento algunos datos sobre su población estudiantil [8, 9]

    Este post es la continuación de hoy, hoy…

    [1] https://www.facebook.com/watch/live/?v=276935570118223&ref=watch_permalink
    [2] https://youtu.be/lyJbsMS5kZc
    [3] https://youtu.be/R60IWMLy2RA
    [4] https://youtu.be/jdaD08EeRy0
    [5] https://www.facebook.com/108596067222437/photos/a.109496560465721/251123512969691/?type=3&__xts__%5B0%5D=68.ARCrgyzZ1ehnwxvBrPwz5hhF7nPgoYeKc2VVWpPoTQdoSA8C88sRU-ZHn565x1wGq9uD-KliTkGFg9CLWEnMXQPz-kt9f18qVu-b7_3pSQ_xwH5XkvTkpe_630DhJSf6VNtwxyM4OLgoHC3Ni2yyJV_Di1gMHMpZ83qlTwoOlafjMGyAAiPgLtAJvZRvh90s6Ox9wcb0D8_wb4WLlOkZfYGQT-B03L3Yxm62fUitPX2EjJbfJA2fb05NvfGwqLBzl–85VnmaM9TCSjBGc4H3KVTc0pX7ayweg4zHNyBEARG7gKvFeXjMioBjE0Tmrp5xEqh3ofIQPzbJFs_zyrKf-k&__tn__=-R
    [6] https://www.facebook.com/108596067222437/videos/277830803581683/?__xts__%5B0%5D=68.ARA1Qpo08KM696ScVJ5yId8BSlDuid8iG2TMRmw_pdjf8uV5Iu5bLgG3sPqKQeZXY7XSfVqdMTqExZuT_yZwGMraGD8HzoZt_fzl9vdk8djSoANjPYIieIipD7CFbbO1fAnXS_8XhyEInjYlRmDdSCXu5bVZFSOuqcG2LMIknfodbKJ-3ssIGqrAyYkhT83MaTLL-BaOAQvOBlb7E-is-nWpXRZtdvpcQ-_iB16WY3ianxK90vVYp6hP4HbtKhnYfFzMTJ0OZYCcOYcm5dA8Tq5bTyc-mGP0zURoFc0T9VU5mGJaooKkqajM6SNF6u9woLehQNRveL6uWgOWsm97VTDrnXhfQdQB&__tn__=-R
    [7] https://www.facebook.com/108596067222437/videos/549126649306402/?__xts__%5B0%5D=68.ARDL5VIZOM1GKaZ2KILrRAdmFwwt6h74o9sc-8YldN_nFGNma0MaX1mv3NbgXXPgtqKZKOlo0cDqDEX4M0ghMNZwrKSDXkYY17QVnnyNnPCTVnFycLwWmSlVfEGmWwoLoYn56Nle1rBSQxTnKeXfRnZbOh9EEONYprRTnjssPSlGmgO-9WQfmh1q0oW8bF_udzBGAn28ncHZ2sUfmy9ZaChEjgZYREfc0TH2o9cCRmZa1Eg_75G1xqsRh6HjUTnBuiM2wJEGh_nIwDujjGElQ7V4Fkx9x0lgfyAfOXbS6bjBk3khjoYzC1arJVc_WoqfLPdveMYrD6oqu4yLkxHiLWNB7F-j_uan&__tn__=-R
    [8] https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=262815405133835&id=108596067222437&__xts__%5B0%5D=68.ARDuyUUuQ4X5HED04wEEbPr8_qHEQirIN6ZtRe9m5aySZB_oO7kwgAMPL5ABCz8IvVaBaIHcH1WymcVbnMI-VqLOSUFn0bbv-1fNPlv-GEIuv_hsQhjudDECVAELEqiYuUcVn29B2VEFd0xBYYxy-mqmIXni_EoOhhItpOfBctKJnCdwstEUOAYoGFtB5M8JcuWd1P7mx0n0TQV3J4E0Phyf2KZXg_d17rJ715Sx89SQPL3UjaEWjtzn596jZmWYSVe-_49hVsIYJFAg2A8g5XyTK_fWA1qzZh3EXNLcK2VDOvPiF65Iw_UQD1XO4xPt2BqIsz-wker6-65wgaKYOBU&__tn__=-R
    [9] https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=262832391798803&id=108596067222437&__xts__%5B0%5D=68.ARBvFk7kr27-Zw5Bs5-ZeUy3CEhEFlMCpw2KV5YI45YtS27vbJiwi8CDXE2s8ropWTOcyV9aV9j3p9CHxjaYOVtKoFJZ_-tpdCkaXenBJJ_OkQ5D0UThJ47rjDXuqYbZqEyQBz7in0X2iwsJBQ5H1WYn8_W0vB-f-jQCAHmrBME2Ohycl2XC-D9H4x6XN4oviMp-RBLTfmXNWXVFTuUBNuSqrqK_i3KLbpSBGQZkP1NPg8dRWWUtoGo2d7DcWi2BjGfpv6_u1XlvTbmmcOJxyMojFo-4Y9_Vd2k50Bv1zNUz5MbuGhu_welYXrM-yizwJXXH7IWzoapUf1tFLenOn0g&__tn__=-R

    julio 07, 2020 10:21

    Gwolf

    Raspberry Pi 4, now running your favorite distribution!

    Great news, great news! New images available!Grab them while they are hot!

    With lots of help (say, all of the heavy lifting) from the Debian Raspberry Pi Maintainer Team, we have finally managed to provide support for auto-building and serving bootable minimal Debian images for the Raspberry Pi 4 family of single-board, cheap, small, hacker-friendly computers!

    The Raspberry Pi 4 was released close to a year ago, and is a very major bump in the Raspberry lineup; it took us this long because we needed to wait until all of the relevant bits entered Debian (mostly the kernel bits). The images are shipping a kernel from our Unstable branch (currently, 5.7.0-2), and are less tested and more likely to break than our regular, clean-Stable images. Nevertheless, we do expect them to be useful for many hackers –and even end-users– throughout the world.

    The images we are generating are very minimal, they carry basically a minimal Debian install. Once downloaded, of course, you can install whatever your heart desires (because… Face it, if your heart desires it, it must free and of high quality. It must already be in Debian!)

    Oh — And very important: Due to a change in the memory layout, if you get the 8GB model (currently the top-of-the-line RPi4), it will still not have USB support, due to a change in its memory layout (that means, no local keyboard/mouse ☹). We are working on getting it ironed out!

    julio 07, 2020 07:00

    On masters and slaves, whitelists and blacklists...

    LWN published today yet another great piece of writing, Loaded terms in free software. I am sorry, the content will not be immediately available to anybody following at home, as LWN is based on a subscription model — But a week from now, the article will be open for anybody to read. Or you can ask me (you most likely can find my contact addresses, as they are basically everywhere) for a subscriber link, I will happily provide it.

    In consonance with the current mood that started with the killing of George Floyd and sparked worldwide revolts against police brutality, racism (mostly related to police and law enforcement forces, but social as well) and the like, the debate that already started some months ago in technical communities has re-sparked:

    We have many terms that come with long histories attached to them, and we are usually oblivious to their obvious meaning. We? Yes, we, the main users and creators of technology. I never felt using master and slave to refer to different points of a protocol, bus, clock or whatever (do refer to the Wikipedia article for a fuller explanation) had any negative connotations — but then again, those terms have never tainted my personal family. That is, I understand I speak from a position of privilege.

    A similar –although less heated– issue goes around the blacklist and whitelist terms, or other uses that use white to refer to good, law-abiding citizens, and black to refer to somewhat antisocial uses (i.e. the white hat and black hat hackers).

    For several years, this debate has been sparking and dying off. Some important changes have been made — Particularly, in 2017 the Internet Software Consortium started recommending Primary and Secondary, Python dropped master/slave pairs after a quite thorough and deep review throughout 2018, GitHub changed the default branch from master to main earlier this week. The Internet Engineering Task Force has a draft (that lapsed and thus sadly didn’t become an RFC, but still, is archived), Terminology, Power and Oppressive Language that lists suggested alternatives:

    There are also many other relationships that can be used as metaphors, Eglash’s research calls into question the accuracy of the master-slave metaphor. Fortunately, there are ample alternatives for the master-slave relationship. Several options are suggested here and should be chosen based on the pairing that is most clear in context:

    I’ll add that I think we Spanish-speakers are not fully aware of the issue’s importance, because the most common translation I have seen for master/slave is maestro/esclavo: Maestro is the word for teacher (although we do keep our slaves in place). But think whether it sounds any worse if you refer to device pairs, or members of a database high-availability cluster, or whatever as Amo and Esclavo. It does sound much worse…

    I cannot add much of value to this debate. I am just happy issues like this are being recognized and dealt with. If the topic interests you, do refer to the LWN article! Some excrepts:

    I consider the following to be the core of Jonathan Corbet’s writeup:

    Recent events, though, have made it clear — even to those of us who were happy to not question this view — that the story of slavery and the wider racist systems around it is not yet finished. There are many people who are still living in the middle of it, and it is not a nice place to be. We are not so enlightened as we like to think we are.

    If there is no other lesson from the events of the last few weeks, we should certainly take to heart the point that we need to be listening to the people who have been saying, for many years, that they are still suffering. If there are people who are telling us that terms like “slave” or “blacklist” are a hurtful reminder of the inequities that persist in our society, we need to accept that as the truth and act upon it. Etymological discussions on what, say, “master” really means may be interesting, but they miss the point and are irrelevant to this discussion.

    Part of a comment by user yokem_55:

    Often, it seems to me that the replacement words are much more descriptive and precise than the old language. ‘Allowlist’ is far more obviously a list of explicitly authorized entities than ‘whitelist’. ‘Mainline’ has a more obvious meaning of a core stream of development than ‘master’.

    The benefit of moving past this language is more than just changing cultural norms, it’s better, more precise communication across the board.

    Another spot-on comment, by user alan:

    From my perspective as a Black American male, I think that it’s nice to see people willing to see and address racism in various spheres. I am concerned that some of these steps will be more performative than substantial. Terminology changes in software so as to be more welcoming is a nice thing. Ensuring that oppressed minorities have access to the tools and resources to help reduce inequity and ensuring equal protection under the laws is better. We’ll get there one day I’m sure. The current ask is much simpler, its just to stop randomly killing and terrorizing us. Please and thank you.

    So… Maybe the protests of this year caught special notoriety because the society is reacting after (or during, for many of us) the lockdown. In any case, I hope for their success in changing the planet’s culture of oppression.

    Comments

    Tomas Janousek 2020-06-19 10:04:32 +0200

    In the blog post “On masters and slaves, whitelists and blacklists…” you claim that “GitHub changed the default branch from master to main earlier this week” but I don’t think that change is in effect yet. When you create a repo, the default branch is still named “master”.

    Gunnar Wolf 2020-06-19 11:52:30 -0500

    Umh, seems you are right. Well, what can I say? I’m reporting only what I have been able to find / read…

    Now, given that said master branch does not carry any Git-specific meaning and is just a commonly used configuration… I hope people start picking it up.

    No, I have not renamed master branches in any of my repos… but intend to do so soonish.

    Tomas Janousek 2020-06-19 20:01:52 +0200

    Yeah, don’t worry. I just find it sad that so much inaccurate news is spreading from a single CEO tweet, and I wanted to help stop that. I’m sure some change will happen eventually, but until it does, we shouldn’t speak about it in the past tense. :-)

    julio 07, 2020 06:35

    Victor Martínez

    Ciencia Abierta

    Investigación publica, ¿resultados públicos?

    [Nota: Esta entrada es parte de una clase sobre busqueda de información en la red, que terminaría el tema de acceso abierto, que pretende ser la lectura previa a una discusión en clase. Por las limitaciones de acceso, prioridad y tiempo, no se pudo incluir en el semestre que termina, tampoco esta terminada y creo que le falta redacción y potencia (punch), pero también me parece que no esta tan mal y merece compartirse para quien no se ha enterado de varias cosas tratadas en el mismo]

    Un gran problema a nivel mundial es por decirlo de una manera muy breve que mucha de la investigación científica se paga con dinero publico es decir la mayoría de la investigación pura o básica es decir la que no tiene una aplicación inmediata pero que nos lleva a grandes avances no es la que tiene mayor presencia y los resultados por el sistema de publicaciones y estímulos son en revistas que no son de acceso libre ni gratuito es decir todos pagamos con nuestros impuestos investigación de todo tipo y en muchos casos no tenemos acceso a los resultados de estas investigaciones.

    Por la emergencia sanitaria recordaran que cuando trabajamos el ejercicio del estado del arte en la unidad 1 se pidió que consultáramos bases de datos e indices no lo hicimos con EBSCO [1] al cual tiene acceso la UPN porque solo se puede hacer desde las instalaciones de la UPN, nos perdimos de esa parte, pero de todas formas vale la pena tratar ese asunto aquí, en nuestro país más o menos en ciencias sociales y humanidades no estamos tan mal al respecto hay una tradición más o menos arraigada de publicar los resultados en los portales institucionales o en los repositorios, pero cada vez más las compañías dedicadas a este tipo de practicas han avanzado en todos los ámbitos, para un rápido ejemplo.

    Learning, Culture and Social Interaction, es una revista ahora bajo el sello de Elsevier, uno de sus artículos más recientes se llama: Opening ‘windows’ for teachers to change classroom discourse corresponde al volumen 26 que se publicará en septiembre de 2020, pero pueden consultar el articulo de 13 cuartillas si su universidad paga el acceso, que adelanto no es barato, muchas universidades no pueden pagar acceso a revistas directamente y se creo en nuestro país el Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (Conricyt) del cual casi ningún estudiante de UPN ha oído mencionar porque nuestra universidad cuenta con su suscripción propia a EBSCO y otras bases de datos muy caras, su función puede ser leída aquí [2] el año pasado el dinero destinado a Conricyt fue recortado, una idea de cual fue el impacto puede ser leído por acá [3, 4, 5]. Si uno es un investigador independiente o esta en una universidad que no cuenta con suscripción, la opción para obtener acceso inmediato a este articulo es pagar 31.50USD o esperar a que salga la revista en septiembre.

    Conricyt como se puede leer en [2] es un esfuerzo promovido por los científicos de México por llegar a tener ciencia abierta, esto es por el lado legal, con dinero de las universidades participantes y del CONACYT.

    ¿Pero y en otros países y en otras latitudes? Nosotros somos afortunados, aunque no nos lo parezca, en muchos otros países no se puede pensar siquiera en que la universidad tenga una suscripción a servicios como los mencionados anteriormente.

    Aron Swartz es un ejemplo trágico de un activista que trato de hacer publica una gran parte de los artículos que no lo son [6,7] Diego Gómez quien compartió una tesis en Internet y casi termina en prisión [8,9], son extremos del estado de cosas en nuestro mundo, de estos y otros casos igual de complicados surgen dos iniciativas, la librería Genesis y Sci-hub [10] a continuación el escrito de solidaridad [11] y el porque del proyecto [12] hay desde quien opina que es un mal necesario, quien dice que es como Robin Hood y quien condena la propia existencia [13,14,15].

    Mientras tanto el identificador único del articulo (DOI <<Digital Object Identifier>>) antes mencionado es https://doi.org/10.1016/j.lcsi.2020.100425 que es como el caso del ISBN (International Standard Book Number en inglés, <<Número Estándar Internacional de Libros>>).

    Al colocarlo dentro de la caja de búsqueda de Sci-hub en el dominio que este el día de hoy se puede consultar todo el articulo.

    No voy a entrar en la discusión de si es correcto o no usar la Librería Génesis o Sci-hub, ambos realizan una actividad ilegal, pero son una herramienta útil.

    Este año en especial el acceso a publicaciones e investigaciones medicas se ha vuelto prioritario UNESCO y otros se han pronunciado fuertemente al respecto [16,17] y ha ocurrido que de manera temporal la investigación relativa al COVID es abierta, temporalmente.

    [1] http://biblioteca.ajusco.upn.mx/web/basesdedatos.php
    [2] https://www.conricyt.mx/noticias-y-avisos/noticias?id=301
    [3] https://www.astrolabio.com.mx/por-recortes-uaslp-pierde-acceso-a-ocho-bases-de-datos/
    [4] https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/Recortan-13.6-presupuesto-para-ciencia-y-tecnologia-20181216-0037.html
    [5] https://www.eloccidental.com.mx/local/falta-de-recursos-desconecta-a-la-biblioteca-digital-de-la-udeg-3844405.html
    [6] https://es.wikipedia.org/wiki/Aaron_Swartz
    [7] https://discapacidades.nexos.com.mx/?p=1457
    [8] https://periodistas-es.com/colombia-carcel-por-recomendar-un-articulo-cientifico-protegido-81053
    [9] https://web.karisma.org.co/compartir-no-es-delito-sharing-is-not-a-crime/
    [10]https://es.wikipedia.org/wiki/Sci-hub
    [11]http://custodians.online/spanish.html
    [12]https://engineuring.wordpress.com/2019/03/31/sci-hub-and-alexandra-basic-information/#more-566
    [13]https://comein.uoc.edu/divulgacio/comein/es/numero61/articles/Article-Alex-Lopez.html
    [14]https://vicerrectorado.pucp.edu.pe/academico/noticias/sci-hub-ofrece-gratis-casi-todos-los-articulos-cientificos/
    [15]https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95299
    [16] https://es.unesco.org/covid19/communicationinformationresponse/opensolutions
    [17] https://www.clacso.org/acceso-abierto-no-comercial-al-conocimiento-en-tiempos-del-covid-19-pronunciamiento-del-grupo-de-trabajo-conocimiento-abierto-como-bien-comun/

    julio 07, 2020 04:27

    julio 03, 2020

    Victor Martínez

    Sobre la innovación educativa y el profesorado

    “Toda innovación educativa que se haga exclusivamente apoyándose sobre la depara del profesorado fracasará, las innovaciones educativas no se decretan de arriba a abajo, sino surgen en un plano puramente horizontal, pensar… y cuidado, que puede haber mucho rector iluminado que cae ahora en el error, pensar que la situación post COVID se va a resolver metiendo mucha tecnología en las aulas se equivoca, lo primero es crear y mimar al docente, creo que es lo verdaderamente significativo, el prestigio social del docente ha ido cayendo últimamente y yo creo por lo que conozco en todos los países últimamente, yo creo que lo primero es eso, los países que son los que tienen el numero uno en pisa, son los países en los cuales entrar a la carrera docente es de lo mas complicado del mundo, porque requiere unas buenas calificaciones académicas y segundo el salario que tiene un profesor es superior al salario que tiene mucha gente que trabaja fuera del ámbito escolar y tercero el salario esta relacionado inverso al nivel educativo en el que sirve, dicho de otra forma el profesor que más gana es el que trabaja en los niveles de infantil y de primaria, después secundaria y el que gana menos el de universidad […] lo que quiero decir es que hay que empezar a dignificar la profesión del docente y dignificar la imagen del docente, pensar que esto se va a resolver sin contar con el docente, formar al docente y mimar al docente es un error, gastaremos mucho dinero en tecnología y no servirá para nada y de eso ya hay bastante experiencia en latinoamerica”
    5:19 – 5:22

    Cabero, Julio (2020), La Formación del profesorado en competencia digital, en Encuentro en Línea CHAT: La ciudadanía en la mediación digital), 23 de junio de 2020, disponible en https://www.youtube.com/watch?v=1VUmdQBjpAw&t=15s

     

    julio 03, 2020 05:32

    junio 24, 2020

    Victor Martínez

    Openwrt, calidad de servicio y anuncios en la red

    Anuncios, y como he intentado bloquearlos.

    Hace un rato decidí aislar mi red local del proveedor de Internet que tenga por lo que decidí mi propio esquema de red y de ESSID para mi red inalámbrica la idea era que fuera una sola y se pudiera pasar de una a otra sin mayor tramite, eso no función muy bien y ahora tengo dos redes, una por piso, pero a lo que viene esta entrada es más a los anuncios publicitarios en la red.

    En mi maquinaria de escritorio he usado adblock y posteriormente uBlock para los anuncios y funciona muy bien, pero en mi celular no es tan sencillo ni útil para el CPU, en las demás maquinas de casa pasa más o menos lo mismo, entonces eventualmente tuve que comprar un router tplink un TL-WR741ND el cual más o menos hacia mejor chamba que la del proveedor de hecho me anime a crear unas reglas de QOS con el firmware que trae por defecto, lo cual más o menos nos permitió más o menos ir sorteando nuestro creciente consumo de flujos de video con Netflix y otros servicios, de igual forma nos trajo el problema de que al ser un router muy económico tiene una sola antena y poco alcance, no entrare en detalle al respecto, pero buscando una solución para el QOS que era una lata en la interfaz de tplink… llegué a Openwrt[1] que añade una cantidad tremenda de funcionalidad al router, si este tiene memoria suficiente, en el caso de los tplink económicos, no proveen de mucha memoria, en realidad pocos routers incluyen poca memoria, al menos de los que son caseros.

    Total que una vez teniendo Openwrt encontré que para hacer QOS se usa Smart Queue Manager (SQM) [2] el cual es mucho mejor que el caso de de tplink, me tomo un rato entenderle correctamente pero una vez funcionando es hermoso poder estar descargando un torrent mientras envías un flujo de video de video conferencia y que los chicos estén viendo Netflix y que ninguno de los eventos pierdan desempeño, calidad o se detengan.

    Una vez resuelto eso, buscando entre los paquetes me encontré adblock [3] y lo puse en el 741N y usando una imagen modificada para acomodar cosas en la poca memoria que provee por defecto lo logré hacer funcionar y es muy interesante tener el bloqueo de los anuncios desde el router, es transparente y la red se ve más como yo la recordaba cuando la conocí en mi época de estudiante universitario.

    Para proveer de mejor servicio a la casa también hace ya tiempo añadimos un Archer C20 también Tplink el cual permitió utilizar la ultima versión de OpenWRT con su imagen normal y añadirle SQM y adblock, tristemente el uso de CPU y de Memoria con las listas que estaba usando creció mucho y el que cada hora hiciera la descarga de las listas de bloqueo llevaba a que al menos una vez cada hora había unos minutos en los que todos los clientes de wifi quedábamos desconectados por varios minutos.

    Una primera solución fue por supuesto seleccionar de manera más selectiva las listas de bloqueo, ya que el Archer solo tiene un CPU y relativamente poca memoria, eso no soluciono totalmente el problema, pero si lo redujo, ya estaba decidido a retirar el paquete adblock cuando note que existe uno más ligero justo llamado simple-adblock [4] el cual hace lo mismo que Adblock pero con menos opciones y con menos capacidades para modificar y gestionar listas especialmente no incluye una que a mi me gustaba mucho para bloquear los anuncios de youtube.

    Recién @Dmouse me comento de pi-hole [5] que se ve muy bien es la idea justo de destinar la potencia de CPU y memoria de la Raspberri a ser un hoyo negro para las listas de bloqueo de anuncio y yo estaba a punto de reclamarle que donde iba a yo a conseguir una pi en media emergencia sanitaria y me acorde que el buen David me obsequio una hace tiempo que solo utilice para hacer un experimento y no volví a prender porque necesite la SD, la fuente y por vago… eso lo tengo pendiente aún, por cierto aunque el nombre lo sugiere no es necesario o limitado a tener una raspberri para correr pi-hole, denle una visitada si no quieren moverle a su router es en cierta forma una solución mas sencilla.

    Pero resulta que Adblock lo que obtiene es una lista que usa genera pi-hole, total que como no lo vi muy difícil me descargue el script que se usa para la pi y lo modifique para que tener mi lista disponible en mi propio dominio.

    #!/bin/sh
    # Update the pihole list with youtube ads
    # this shell script is made by Kiro
    #Thank you for using it and enjoy
    # Where publish
    
    blackListFile='/foo/bar/ociologia.org/ad/black.list'
    
    # Get the list from the GitHub
    curl 'https://raw.githubusercontent.com/kboghdady/youTube_ads_4_pi-hole/master/black.list' >$blackListFile
    
    # Prepare files
    # remove the duplicate records in place
    
    gawk -i inplace '!a[$0]++' $blackListFile
    
    # prepare for simpleadblock
    
    sed -i 's/^/127.0.0.1 /' $blackListFile

    Y ese lo añadí a mi simple-adlist ha hecho un buen trabajo, pero sigue sin funcionar como yo quiero con youtube, con todo es algo con lo que puedo vivir y parece funcionar bien para los dispositivos celulares y las tablets de casa, para mi desktop uso hblock[4] + ublock

    [1] https://openwrt.org/
    [2] https://openwrt.org/docs/guide-user/network/traffic-shaping/sqm
    [3] https://openwrt.org/docs/guide-user/services/ad-blocking?s[]=adblock
    [4] https://github.com/openwrt/packages/tree/openwrt-19.07/net/simple-adblock/files
    [5] https://pi-hole.net/

    junio 24, 2020 05:24

    junio 14, 2020

    Diario de un Mexicano en Japon

    17 años es una vida

    Con todo lo que ha pasado en el mundo en los últimos meses ni siquiera recordé que en abril pasado cumplí 17 años en tierras japonesas. No es que sea necesariamente una fecha que celebrar, pero conforme pasan los años y uno se hace más viejo, volteas a ver lo que hay detrás e invariablemente piensas en todo el tiempo que has pasado fuera del rancho y en las experiencias que has acumulado a lo largo del trayecto.

    Cuesta decirlo, pero los años mozos ya quedaron atrás. Por mucho que pudiera intentar ocultarlo (aunque no lo hago), la realidad es que los años de juventud son cosa de la historia, y ahora me acerco más a la época en la que recordar ese periodo trae consigo un baño completo de nostalgia.

    En repetidas ocasiones en este blog he mencionado que en realidad yo no me siento un triunfador, ni mucho menos un modelo a seguir. Sí, le he echado muchas ganas a todo, pero también el factor suerte (aunque muchos digan que no existe) ha jugado un papel importante durante mi estancia en el pais nipón. Hay muchas cosas de mi persona que no me gustan, hay otras que estoy intentando cambiar, pero vaya que me está costando trabajo (gracias antiguo jefe…), y hay otras que de plano son ideas mías que no tienen razón de ser. Lo cierto es que, ahora con 41 años, apenas comienzo a comprender lo que significa “la crisis de los 40”, y por qué siento que aplica muy bien a la situación interior que estoy viviendo.

    Mi familia es una bendición, nunca lo he negado. No obstante, no puedo dejar de pensar en lo sabias que son las palabras que dicen que uno haga todo lo que quiera hacer e intente todo lo que pueda ANTES de tener familia, pues ya con ella, uno la antepone en cualquer decisión, pues ya no te afecta nada más a ti.

    Fukuoka me dio la oportunidad de crecer en un ámbito en el que dudo mucho que hubiera podido tener en México. Llegué de 24 años por acá, pero aun con experiencia laboral (en México y Estados Unidos), inglés, y un buen nivel de japonés, era un pollito recién salido del nido, con muchas ganas de todo pero experiencia en casi nada. Quizá eso ayudó mucho a que mi integración a la cultura japonesa fuera menos dolorosa en comparación con los casos de muchos extranjeros que intentan echar raíces en este país. De hecho, si hay algo de lo que me arrepiento es de no haber tomado decisiones a largo plazo en este entonces, aunque en mi propia defensa ni yo sabía que estaría tanto tiempo por este lado del mundo, mucho menos que aquí me casaría y tendría familia.

    Tokio me ha dado la oportunidad de crecer profesionalmente y de cuestionar todo lo referente a mí: desde mi selección de carrera hasta de mi propia existencia. Se oye fatalista, pero no va por ahí: es más bien darse cuenta de la posición que juega uno en la vida de las personas con las que convive y ha convivido; en evaluar lo que uno es y en pensar en qué es lo que viene después. Tengo ya casi 9 años viviendo en la capital japonesa, pero con todo y las comodidades y las opciones que ella ofrece, si tuviera en Fukuoka una opción laboral similar a la que tengo ahora, me mudaría sin pensarlo. Tanto así me atrapó el lugar.

    Una plática reciente con una muy buena amiga mexicana tocó el tema de regresar a México. Ella me preguntaba que cuáles serían las condiciones en las que consideraría regresar al rancho, y mi respuesta fue, en resumen, la misma que he comentado aquí muchas veces: regresar a México nunca ha estado fuera de mi lista, pero de momento es algo que no considero ni de forma profesional ni tampoco en lo familiar. Cierto, mis padres y hermanos están allá, pero yo también tengo personas que dependen de mí y he puesto en una balanza las ventajas y desventajas de quedarme aquí así como las de irme de regreso, y en estos momentos se inclina a Japón, aunque eso no quiere decir que así será siempre.

    ¿Que si Japón ha cambiado algo más en mí en estos años que he estado en Tokio? Hmm… yo no diría que fue Japón, sino más bien la edad y las responsabilidades. Japón ha contribuido en que es el país en donde estoy ahora, y basado en mi experiencia, no quiero en años futuros arrepentirme de lo mismo que mencioné arriba. por lo que he estado tomando decisiones que afectarán al menos a mediano plazo. ¿Retirarme en Japón? No lo sé, pero he tenido que comenzar a moverme por si eso llega a suceder.

    Me sigue gustando mucho el anime, el manga y los videojuegos, pero es un hecho que ya no tengo el mismo tiempo que antes para estar al tanto de tooooodo lo que sale nuevo. Medio ando al tanto de la cultura pop de este lado del mundo, pero obviamente no soy un experto y hay gente que está mucho mejor preparada que yo. Además, las generaciones se mueven, los medios cambian. Varias personas me han dicho que por qué no me cambio a X o Y plataforma para tener más “visitas” o “seguidores”, pero yo no veo la necesidad. El blog ha sido mi refugio durante todo el tiempo que ha existido, y bien que mal, me gusta escribir, así que, mientras mis obligaciones familiares y profesionales me lo permitan, aquí seguiré escribiendo. No crean que me he quedado sin temas: me he quedado sin TIEMPO :/, pero de cuando en cuando me doy mis escapadas.

    17 años es una vida. Seguramente habrá jóvenes que nacieron el mismo año que yo llegué por acá y ahora están buscando venir a Japón becados… o quizá ya hay algunos por acá.

    Changos… ya estoy viejo, pero todavía “la armo”.

    The post 17 años es una vida first appeared on ¡Un mexicano en Japón!.

    junio 14, 2020 05:57

    junio 10, 2020

    Victor Martínez

    No habrá aplausos para los docentes

    De un día a otro, los profesores montaron todo un sistema de educación obligatoria a distancia, para continuar su misión de vida desde casa. ¡Con dedicación!

    ¿Materiales? Su computadora privada y personal; su internet, su luz. Pagadas de su propio bolsillo. ¿Espacios? La sala de su casa, que la hace pública a desconocidos, la intimidad de su casa. ¿Derechos de autor? ¡Cedidos! Investigaciones, imágenes, textos, tareas. ¿Requisitos? ¡Muchos! Quejas de todos en todo momento, sin sensibilidad por el esfuerzo repentino a que estamos sometidos

    La escuela en la sala de casa nunca termina. Un millón de correos electrónicos para atender, grupos por WhatsApp, cursos virtuales, informes, subir evidencias, adaptar las actividades, llamadas, atención personalizada, acercándose a la función tutorial a cualquier momento, mensajes de todo el orden. Gestores, alumnos, familias, sociedad; nosotros, profesores, estamos trabajando.

    En realidad, multiplicamos por mucho nuestras horas de trabajo, pues ahora aclaramos las dudas uno a uno, corregimos las tareas una a una, sin aumento salarial o mero reconocimiento o agradecimiento por eso. Nos donamos más allá del contenido, sin hablar de las directrices de orden psicológico, dentro de la comprensión de hacer que nuestros estudiantes vean la trascendencia de lo que estamos viviendo.

    NO HABRÁ APLAUSOS PARA LOS DOCENTES
    ¡Pero aplaudo a los maestros! Yo aplaudo a mis colegas. Aplaudo a los profesores de mis hijos. ¡Yo aplaudo a los profesores con todas mis fuerzas! Por brindar a la educación, el lugar que le corresponde en esta época de crisis.

    Somos parte de la historia, aunque no seamos aplaudidos. Aquí está un millón de aplausos para todos nosotros.

    *Texto, al parecer, de la profesora Alacoque Lorenzini Erdmann. Yo copié, edité tantito y lo pegué por acá.

    junio 10, 2020 04:37